Verso de Hoy

El aborto asesino en silencio.




EE.UU.- En octubre de 1967 se llevó a cabo en Washington la primera conferencia internacional sobre el aborto.

En ese encuentro, notables personalidades y famosos científicos, expertos en las ramas de la medicina, leyes, ética y ciencias sociales deliberaron durante varios días sobre este asunto. La declaración que hicieron al final de la conferencia fue que nadie puede encontrar algún punto o etapa en el tiempo que transcurre entre la unión del espermatozoide y el óvulo y el nacimiento del niño en que no haya vida humana.

Desde el primer instante en que un espermatozoide fecunda el óvulo ya esta presente la vida de una persona humana. Ningún elemento u órgano de la vida humana se agrega en el proceso subsiguiente. La totalidad del ser humane existe desde la fecundación y sigue existiendo hasta el momento de la muerte, cuando el alma se separa del cuerpo.

La pregunta que se hacen juristas, sociólogos y eclesiásticos es, ¿Cuándo comienza la vida? Durante mucho tiempo se dijo que la vida del niño comienza cuando la madre siente los primeros movimientos, más o menos a las 20 semanas del embarazo. Pero ahora se sabe que el feto se mueve a las 6 semanas, aun cuando la madre no lo siente. A las ocho semanas, el estómago de la criatura segrega jugos gástricos. A las diez semanas mueve la lengua y cierra y abre los ojos. A las 18 semanas tiene cuerdas vocales y puede llorar. A las 9 semanas se le puede hacer electrocardiogramas. A los 43 días, después de la concepción, su cerebro ya emite ondas eléctricas.

El Dr. Liley, llamado el padre de la fetología, dice que 7 días después de la fecundación, el embrión domina su medio ambiente y por tanto su destino, se apodera del útero de la madre y lo hace su casa por 280 días. Se alimenta de la madre y respira el oxigeno de ella. Cuando le llega el tiempo de nacer, es él, y no la madre, quien determina el momento del nacimiento, pues indiscutiblemente el comienzo del parto es decisión unilateral del feto.

La vida comienza en Cristo y termina en él (véase Juan 5:21). Ahora sabemos que hay vida en un feto desde el momento de su concepción. La Biblia dice que los homicidas no heredaran el reino de los cielos (Apocalipsis 21:8). Esta sentencia apocalíptica esta en armonía perfecta con la orden dada por Dios de no matar (Éxodo 20:13). El aborto es un homicidio, cometido contra un feto. Un acto de esta naturaleza resulta en condenación sobre los que lo practican.

Salmo 127: 127:3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.
127:4 Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud.
127:5 Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta.

Esta es mi opinion, ¿cual es la suya? (Dr. Ramón Murray/AGENCIAORBITA)

© Del libro “Manual Práctico” Dr. Ramón Murray
El Dr. Ramón Murray, Ph. D. Th. D. Ed. D. Es Teólogo, Filosofo y Educador.

Comentarios

Populares

Los Nefelines, los gigantes y los Gibborim.

Frases contra Dios que han causado la muerte de muchos famosos.

HISTORIA DE LA TEOLOGIA DE LOS GRANDES AVIVAMIENTOS