Entradas

Mostrando entradas de diciembre 9, 2012

Verso de Hoy

SOMOS UNA GENERACIÓN DE DOS SIGLOS Y DOS MILENIOS

Imagen
SOMOS UNA GENERACIÓN DE DOS SIGLOS Y DOS MILENIOS
Somos gente privilegiada por Dios, nos dio una bendición de nacer en un siglo, y de morir en otro, nacimos en un milenio y moriremos en otro, esto solo ocurre cerca de cada mil años, para generaciones anteriores a nosotros; y después de nosotros, para esto es necesario nacer por los 900.com y tantos de cada milenio, los nacidos sobre 1900 a 1930/40/50 y más, somos una generación que ha podido ver como en mi caso y los que me leen en este artículo, y todos los que gozan de vida hasta este 2012.

Vimos 12 años consecutivos de tres dígitos iguales en mes, día; y año, vimos a: 1/1/01, 2/2/02, 3/3/03, 4/4/04, 5/5/05, 6/6/06, 7/7/07, 8/8/08, 9/9/09, 10/10/10, 11/11/11 y el último de esta serie que vieron nuestros ojos con vida el 12/12/12. Hay que esperar 100 años para que se repita esta serie como 12-12- 12 la ultima de este siglo; la próxima comenzará con otra generación, nosotros estaremos con el Señoren el 2101 que comenzará la próxima. El …

CUATRO RAZONES POR LA QUE EL MUNDO NO SE ACABA 12/21/12

Imagen
CUATRO RAZONES POR LA QUE EL MUNDO NO SE ACABA 12/21/12
Por Dr. Ramón Murray (EE.UU. Agencia Orbita)
Estas cuatro razones tienen que suceder primero que el fin del mundo y pasar mil años de gobierno de Jesucristo, mas el día, ni la hora nadie la sabe.
PRIMERO:Ningún hombre, no importa lo que sea vidente, brujo o científico puede saber el día, ni la hora en que se acabe el mundo. Solo Dios lo sabe; y él dijo que nadie mas lo sabrá.
Mateo 24:3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte,
diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?
24:4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
24:5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
24:35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
24:36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.
SEGUNDO: Tiene que venir primero el levantamiento de la igle…