Verso de Hoy

EL ORIGEN DEL "DÍA DE LA MADRE"

EL ORIGEN DEL "DÍA DE LA MADRE"


Dr. Ramón Murray

EE.UU., (Dominican Journal).

EL ORIGEN DEL "DÍA DE LA MADRE"

En 1870 la escritora estadounidense Julia Ward convocó a todas las madres del mundo a rebelarse contra la guerra, en una desgarradora proclama pacifista que mantiene su vigencia.
La proclama convocaba a un Congreso Internacional de Madres para promover alianzas entre diferentes nacionalidades y el arreglo amistoso de cuestiones internacionales.
Las reacciones conservadoras lograron traducir aquella propuesta en la celebración comercial del Día de la Madre que se ha generalizado en buena parte del mundo.

¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: ‘No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes. Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas.

No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia’. Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos. Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice ‘¡Desarma! ¡Desarma!’ La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia el deshonor, ni la violencia es señal de posesión.

Julia Ward, Proclama del Día de las Madres, 1870.
Proclama del día de las madres[editar]
Julia Ward, había escrito en su diario cuando enviudó, que iniciaba su nueva vida. Años antes, en 1870, había escrito el poema titulado Proclama del día de las madres:

Proclama del día de la madre.

¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: 'No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes. Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas. No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia'. Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos. Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice '¡Desarma! ¡Desarma!' La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia el deshonor, ni la violencia es señal de posesión. En nombre de la maternidad y la humanidad, les pido solemnemente que sea designado un congreso general de mujeres, sin importar nacionalidad, y que se lleve a cabo en algún lugar que resulte conveniente, a la brevedad posible, para promover la alianza de diferentes nacionalidades, el arreglo amistoso de cuestiones internacionales.
Julia Ward Howe, Proclama del día de las madres.

En 1914, el Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución conjunta, y el presidente Woodrow Wilson firmó, para establecer que el segundo domingo de mayo de cada año, se celebraría el día de la madre, haciendo hincapié en el papel de la mujer en la familia. Ana Jarvis se opuso a lo que acabó siendo la comercialización del día de la madre.
Actualmente En EEUU se proclama en marzo el mes de la historia de la mujer. Pero, también, se sigue proclamando el día de la madre, en cumplimiento de la resolución conjunta 08 de mayo 1914 (38 Stat. 770).

El 8 de mayo de 2009, la Casa Blanca hizo público el discurso del presidente de los Estados Unidos, proclamando el día 10 de mayo como día de la madre. Aunque Barack Obama aludió a Julia Ward, de su discurso se deduce que sigue sin conseguirse lo que Anna Jarvis recogió como testigo de la proclama que hiciera Ward.
En el discurso del Presidente G.Bush de 2005, no se hizo alusión a Julia Ward. Tampoco hizo referencia alguna a Ward, el Presidente Clinton en 1994.



Populares

Los Nefelines, los gigantes y los Gibborim.

Frases contra Dios que han causado la muerte de muchos famosos.

HISTORIA DE LA TEOLOGIA DE LOS GRANDES AVIVAMIENTOS