BIENVENIDOS Y BENDECIDOS EN NOMBRE DE DIOS SEAN TODO/AS

Recuerden que "para los hombres y mujeres de fe, lo bueno de esto es lo malo que se está poniendo el mundo". Le desafío a "pensar en grande, a creer en grande, a hablar en grande, a hacer cosas grandes, pues tenemos al único Dios grande"

COPYRIGHT: DR. RAMÓN MURRAY

Datos personales

Mi foto
Miami, Florida, United States
El Dr. Ramón Murray (Teólogo, Filosofo, y Educador) nació en la Republica Dominicana el 23 de febrero de 1959. Adquirió su bachillerato en medios masivos de comunicación mención Artes Cinematográficas y Producción de Televisión en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En el Faith Theological Seminary & Christian College en Tampa, Florida obtuvo su Maestría en Teología, Doctorado en Educación y Mass Comunicación, y su Doctorado en Filosofía y Consejería Pastoral y Familiar.Tambien tiene un doctorado en Teologia. Actualmente el Dr. Murray es el Presidente/ Fundador del Ministerio Misionero de Enseñanzas Bíblicas “Ancla de Salvación Internacional” en Miami, Florida donde pastorea una Iglesia. Al mismo tiempo se desempeña como Decano y profesor del Faith Theological Seminary, para el área hispana en Miami, Florida. Además es autor de los libros Manual Practico para el Ministerio Juvenil y Tu Martillo y Yo Clavo Nueva Teologia del Pensamiento Postneopentecostal. Creados Para Vencer, Como Llegar a Las Grandes Ligas

domingo, 24 de enero de 2010

EL DOGMA DE ORAR CON LOS OJOS CERRADOS.



Hablaremos aquí del orar con los ojos cerrados, este dogma humano no se sabe quien lo invento, pero se ha constituido un dogma casi de fe, a tal punto que hasta en los niños cuando oran cierran los ojos, sin embargo no hay ningún mandato bíblico en que se ordene que cada vez que se valla a orar debe ser con los ojos cerrados, y aunque en algunos texto bíblico habla de postrarse, de rodillas, ningunas de las tres formas establecen un dogma bíblico; así, que para orar se puede hacer con ojos abiertos, de rodillas, acostados, sentados, parados como sea o la posición no importa lo que si importa es la actitud del que ora, me gusta mas obedecer a Jesús cuando dijo.

“Velad y orad” muchos alegan que se cierran los ojos para no distraerse este señalamiento limita el orar a determinado tiempo ya que no se puede orar mientras se hace algo que no se puede cerrar los ojos cosas como manejar, cocinar, trabajos de costura etc., Jesús dijo: “orad sin cesar “y con los ojos cerrados no se puede hacer eso, así que es mas fácil y conveniente orar con los ojos abiertos que serrados Dios siempre oirá nuestra oración si nuestra actitud es buena.

COPYRIGTH: DR. RAMON MURRAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario