BIENVENIDOS Y BENDECIDOS EN NOMBRE DE DIOS SEAN TODO/AS

Recuerden que "para los hombres y mujeres de fe, lo bueno de esto es lo malo que se está poniendo el mundo". Le desafío a "pensar en grande, a creer en grande, a hablar en grande, a hacer cosas grandes, pues tenemos al único Dios grande"

COPYRIGHT: DR. RAMÓN MURRAY

Datos personales

Mi foto
Miami, Florida, United States
El Dr. Ramón Murray (Teólogo, Filosofo, y Educador) nació en la Republica Dominicana el 23 de febrero de 1959. Adquirió su bachillerato en medios masivos de comunicación mención Artes Cinematográficas y Producción de Televisión en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En el Faith Theological Seminary & Christian College en Tampa, Florida obtuvo su Maestría en Teología, Doctorado en Educación y Mass Comunicación, y su Doctorado en Filosofía y Consejería Pastoral y Familiar.Tambien tiene un doctorado en Teologia. Actualmente el Dr. Murray es el Presidente/ Fundador del Ministerio Misionero de Enseñanzas Bíblicas “Ancla de Salvación Internacional” en Miami, Florida donde pastorea una Iglesia. Al mismo tiempo se desempeña como Decano y profesor del Faith Theological Seminary, para el área hispana en Miami, Florida. Además es autor de los libros Manual Practico para el Ministerio Juvenil y Tu Martillo y Yo Clavo Nueva Teologia del Pensamiento Postneopentecostal. Creados Para Vencer, Como Llegar a Las Grandes Ligas

viernes, 12 de enero de 2018

La Inmigración de ilegales es un tema de Seguridad Nacional

Poniendo el dedo sobre la llaga 3: La Inmigración de ilegales es un tema de Seguridad Nacional


Por: Dr. Ramón Murray, Ph.D., Th.D., Ed.D. (Autor).

EE.UU., (Tribuna Dominicana) USA. El tema de la Inmigración Ilegal y deportaciones forzadas, no es nuevo.
La masiva inmigración ilegal hacia países desarrollados es un tema delicado y complejo, ya que se combinan varias realidades.

Por un lado, está la cara humana; donde tenemos de frente la realidad de seres humanos que huyen de la miseria, y vienen a buscarse la vida como puedan.
Por otro lado, tenemos el tema de las mafias que aprovechan la situación para traficar indocumentados, sacando provecho de su miseria para explotarlos como esclavos en campos de trabajo, o usar las mujeres como objetos sexuales, en el negocio de la prostitución.

También tenemos el tema de seguridad nacional, donde existe el riesgo de terrorismo, sicariato, tráfico de drogas, focos de contaminación a enfermedades humanas, de plantas y de animales.
Un artículo publicado en http://www.aemigrar.com/  puntualiza:
Como se sabe, emigrar de forma ilegal tiene sus grandes riesgos. En primer lugar, se carecerá de un respaldo jurídico que posibilite al nuevo inmigrante contar con un mínimo resguardo y protección por parte del Estado del país al que pertenece, como así también del Estado de la nación a la que se dirija.

La FAIR (FEDERATION FOR AMERICAN IMMIGRATION REFORM) es una organización Norteamericana dedicada al estudio del fenómeno de inmigrantes ilegales, y sus riesgos para los Estados Unidos, en los temas Laborales, de Salud y de Seguridad Nacional.

En el tema de Seguridad  Nacional, esta organización señala que:
“According to authorities, all of the hijackers who committed the September 11, 2001 terrorist attacks were foreigners” 
Fruto de esto, en un artículo del 2011, se recomienda que debe reforzarse el control de las fronteras, con estas palabras:
“The primary concern of immigration law is to maintain national security through border control and the ability of federal authorities to detect and deter threats from foreign terrorists on U.S. soil”
Y llega tan lejos como recomendar la vigilancia de los estudiantes ilegales o hijos de ilegales. También recomienda que el ejército Americano NO ADMITA este tipo de inmigrantes.

En otro artículo, se correlacionan actos criminales con los inmigrantes ilegales, arguyendo que estos NO habrían sucedido, de haber sucedido una deportación forzada a tiempo. En una alocución publica dirigida por el senador Jim Steinle, se dijo:
“The aliens in these reports were all identified as being in the country illegally, and many of them had come into the hands of law enforcement agencies prior to the crime that is described below, but the alien was not deported or in some cases was deported but reentered the country.
These cases are listed as a demonstration that better prevention of illegal immigration is a public safety issue even though these cases are not representative of the illegal alien population in general. These cases refer to crimes other than terrorism.”

Fuente:

En el tema de Salud, la FAIR publicó en el 2009, bajo el título de “Illegal Immigration and Public Health”:
“Because illegal immigrants, unlike those who are legally admitted for permanent residence, undergo no medical screening to assure that they are not bearing contagious diseases, the rapidly swelling population of illegal aliens in our country has also set off a resurgence of contagious diseases that had been totally or nearly eradicated by our public health system”
Y como ejemplo, citan este caso:

“A June, 2009 article in the New England Journal of Medicine noted that a majority (57.8%) of all new cases of tuberculosis in the United States in 2007 were diagnosed in foreign-born persons. The tuberculosis infection rate among foreign-born persons was 9.8 times as high as that among U.S.-born persons.”

En el caso de la competencia desleal en la empleomanía, un estudio del 2011 relata:
“[illegal] immigration contributes to an already-existing surplus of low-skilled workers, increasing job competition and driving down wages and conditions to the detriment of American workers. The presence of a large illegal workforce perpetuates a vicious cycle as degraded work conditions discourage Americans from seeking these jobs and make employers more dependent on an illegal foreign workforce. America’s massive low-skill labor force and illegal alien population allow employers to offer low pay and deplorable conditions.”
Y resume los resultados de un estudio del 2009, en Siete (7) puntos:
“This report contains the following findings:
• In 2009, less than 6 percent of legal immigrants were admitted because they possessed skills deemed essential to the U.S. economy.
• Studies that find minimal or no negative effects on native workers from low-skill immigration are based upon flawed assumptions and skewed economic models, not upon observations of actual labor market conditions.
• There is no such thing as an “immigrant job.” The reality is that immigrants and natives compete for the same jobs and native workers are increasingly at a disadvantage because employers have access to a steady supply of low-wage foreign workers.
• Low-skilled immigrants are more likely than their native-born counterparts to live in poverty, lack health insurance, and to utilize welfare programs. Immigrants and their children made up 32 percent of those in the United States without health insurance in 2009.
• Research done by the Center for American Progress has found that reducing the illegal alien population in the United States by one-third would raise the income of unskilled workers by $400 a year.
• Defenders of illegal immigration often tout the findings of the so-called Perryman Report to argue that illegal aliens are responsible for job creation in the United States; yet, if one accepts the Perryman findings as true, that would mean that only one job is created in the United States for every three illegal workers in the workforce.
• It is true that if the illegal alien population decreased the overall number of jobs in the U.S. would be reduced, but there would be many more jobs available to native workers — jobs that paid higher wages and offered better working conditions.”

Como es lógico, la institución plantea el derecho de los Estados Unidos a defender la economía de sus ciudadanos:
“The U.S. has a responsibility to protect the economic interests of all of its citizens, yet the immigration system, which adds hundreds of thousands to the labor force each year, is bringing in workers faster than jobs are being created.”
“Along these lines, the Commission recommended that, “it is not in the national interest to admit unskilled workers” because “the U.S. economy is showing difficulty in absorbing disadvantaged workers”
¿Ha escuchado el Gobierno las recomendaciones de ésta y otras agencias?
Pues claro que sí. Como dice una publicación del Diario libre del 9 Julio, 2015:
“la administración de Obama hasta esa fecha se ha deportado casi dos millones de personas, superando por mucho los deportados durante la administración republicana que le antecedió.
Un año y medio después, esta cifra se habrá incrementado exponencialmente, incluyendo la crisis humanitaria de los centenares de niños centroamericanos detenidos en centros de deportación de la frontera.”

En su edición del 8 de febrero de 2014 la prestigiosa revista británica The Economist publicó un editorial con el sugerente título “Barack Obama, el deportador en jefe” (Barack Obama, the deporter-in-chief), en el cual señalaba que Estados Unidos estaba deportando a una tasa nueve veces mayor que la de veinte años atrás.
En otro artículo, titulado “The great expulsion”, el diario “The Economist” señala que Obama es el presidente que más inmigrantes ilegales ha expulsado de los Estados Unidos.

Fuente:
Deportaciones Forzadas
La inmigración ilegal es una violación a las leyes establecidas y representa problema serio para todos los países, que aplican estas leyes con mayor o menor energía. Los países de Europa y los Estados Unidos NO son la excepción en casos de uso de extrema violencia.
Un artículo publicado en Nov del 2004 por “The Baltimore Sun”, relata como las autoridades de Florida realizaban pesquisas en busca de indocumentados, lo cual trajo la protesta de los líderes haitianos del lugar, así:
“Haitian community leaders in Palm Beach County say that U.S. immigration officials have been sweeping through neighborhoods in Lake Worth, Delray, Rivera and West Palm in recent weeks searching for undocumented immigrants.””
Relata como que las deportaciones dirigidas por las autoridades, son realmente radicales, como ilustran los testimonios:
“Geffrard [an illegal Haitian] was brushing his teeth last month when immigration officials came to the house. He had planned to teach Sunday school that morning.
"It was 5 a.m. and they were knocking on the door," said his 17-year-old niece, Tamara, who witnessed the incident. "I let them in and they asked for the owner of the green truck."
Geffrard was arrested and detained for several days before he was sent back to Haiti with only the clothes on his back”
La violencia de las deportaciones hizo que líderes haitianos protestaran, arguyendo:

"Sending them to a country that is torn apart by war, hungry ... is not humane"
Y a pesar de lo “inhumano” de esta forma de deportación, el residente norte-americano la acepta porque “es la ley”, como dijera la sobrina del deportado referido arriba:
"I was upset at first because my uncle and I were very close," Tamara Geffrard said.
"But I guess it's the law, so we can't do anything about."

Fuente:
No es solo Estados Unidos, también es Europa
Hemos tomado a los Estados Unidos como un ejemplo del problema, pero la inmigración ilegal está presente en Europa. Un artículo escrito en Febrero del 2014 por el español Enrique Navarro, quien es consultor de Defensa y Seguridad, y presidente del IC 2 Partners, relata el caso de la muerte de 15 inmigrantes ilegales en la frontera con Marruecos, por parte de las autoridades españolas. Y aunque lamenta el hecho y reconoce la triste realidad que azota al inmigrante, también reconoce la necesidad de los países europeos a defender su estabilidad económica, su soberanía y la salud de sus ciudadanos. Estos son algunos de sus extractos:
“Los luctuosos acontecimientos producidos en la frontera con Marruecos, en los que perdieron la vida quince inmigrantes subsaharianos ilegales, se unen a un incesante goteo de muertes, que se suceden casi todos los días por la llegada masiva y descontrolada de personas que pretenden acceder a los países desarrollados en busca de fortuna, seguridad o cultura. Casi siempre que se producen tragedias de este tipo surge la inevitable pregunta de qué hacer para evitar estas situaciones”
“los niveles a los que puede llegar la inmigración ilegal,… constituyen una cuestión de seguridad nacional… No podemos olvidar que las grandes civilizaciones murieron por oleadas de inmigrantes ilegales.”

“Lo que se está librando en la frontera Sur del Mediterráneo es una auténtica batalla silenciosa y, como todas, seguramente injusta, PERO NECESARIA”
“Si no se adopta una política común con suficientes recursos,  en unos años la inmigración ilegal será la principal amenaza a nuestra seguridad y bienestar, y quizás entonces la dimensión del problema y de las soluciones sea ya inabordable para los gobiernos europeos”

No es solo Estados Unidos y Europa, también es América Latina.
Los llamados países tercermundistas de América latina, tampoco escapan a la triste realidad de la amenaza de inmigraciones ilegales. Para ser breves, solo vamos a señalar algunos casos puntuales:
En Noviembre del 2014 se publicó el Titular:

DEPORTACIÓN DE ILEGALES.
Trinidad y Tobago expulsará a 110 mil inmigrantes ilegales
ENTRADO ENERO DE 2015 TODO ILEGAL EN ESE PAÍS SERÁ DEPORTADO.
Y pasa a explicar:
“A los extranjeros en una situación de ilegalidad en Trinidad y Tobago se les ha dado un plazo hasta inicios de enero de 2015, para regularizar su estatus. Para eso faltan dos meses. Si no lo hacen, serán deportados en masa.”
Gary Griffith, el ministro de Seguridad Nacional de esa isla, explica las razones de esa decisión:
“Si usted es un inmigrante ilícito, sea de África, el Caribe o Marte, usted está violando la ley, y todo lo que estoy haciendo como ministro es garantizar que la política (con respecto a esas personas), se haga cumplir.”
Griffith relacionó la presencia de indocumentados con el aumento de la actividad criminal en la isla caribeña y señaló que “la expulsión de los indeseados tendrá un impacto positivo en la lucha contra el delito.”
“No es casualidad que este problema haya comenzado justo en el mismo período en el que escaló la actividad criminal, alrededor de 2004 o 2006. Esto muestra una relación entre los inmigrantes ilegales y delitos serios”
“Los inmigrantes ilegales están utilizando el siste- ma educativo, de salud, y las oportunidades de empleo”

Otro caso datado en Abril del 2015:
Deportarán desde Bahamas a 290 haitianos indocumentados en dos aviones fletados.
La mayoría de los inmigrantes de Bahamas (16 % de la población total), son haitianos.

Bertin M. Louis, quien es vicepresidente interino del Programa de Estudios Africanos de la Universidad de Tennessee, y un defensor de los derechos haitianos, dijo:
"Bahamas siempre ha visto a los haitianos como una amenaza para la seguridad nacional y no es el único país que lo ve así en el Caribe."
De hecho, asegura, "los haitianos tienen una muy mala reputación en toda la región. A veces se les considera y se les trata como si fueran una plaga."

Para nadie es un secreto que países desarrollados NO QUIEREN presencia de inmigrantes ilegales, en especial haitianos, a quienes ven como un foco de infección de enfermedades. Para ello, las políticas migratorias que los Estados Unidos quieren imponer sobre los países caribeños está dirigida a reducir el flujo de ilegales hacia los Estados Unidos. El mismo Bertin, que también es autor de la obra: “Mi alma está en Haití”, admite que:
“los haitianos no se rebelan contra la discriminación social y gubernamental que sufren a diario (en Bahamas) para no crear problemas que les impidan llegar a su destino último: (que es) Estados Unidos.”

Una persona que leyó este comentario opinó:
“Como ya tu "alma" está en Haití, lleva también tu cuerpo y deja de enrostrarle a otros un racismo que no existe”
Por su parte, Fred Mitchell, quien es El ministro de Asuntos Exteriores e Inmigración de Bahamas, anunció públicamente:
“Traigo esto a la atención del país para demostrar que continúa siendo un problema molesto, consistente y caro”.

Explicó que el Gobierno de Bahamas va a fletar dos aviones a Haití, a un coste aproximado de 67.265 dólares, y agregó:
“En vez de gastar dinero en los puertos, las carreteras o los aeropuertos, tenemos que gastarlo en tratar de deportar a los inmigrantes ilegales a sus casas”
Y resalta:
“la lucha contra la "inmigración ilegal" es un tema prioritario en la agenda de seguridad nacional del archipiélago”
Fuentes:


En todos los escenarios es recurrente el hecho de que, la inmigración masiva de ilegales a un estado, impacta negativamente, atentando contra su misma supervivencia.

Esta es nuestra opinión ¿Cual es la suya?
Fuente: (Dominican Journal).



No hay comentarios:

Publicar un comentario