BIENVENIDOS Y BENDECIDOS EN NOMBRE DE DIOS SEAN TODO/AS

Recuerden que "para los hombres y mujeres de fe, lo bueno de esto es lo malo que se está poniendo el mundo". Le desafío a "pensar en grande, a creer en grande, a hablar en grande, a hacer cosas grandes, pues tenemos al único Dios grande"

COPYRIGHT: DR. RAMON MURRAY

Datos personales

Mi foto
Miami, Florida, United States
El Dr. Ramón Murray (Teólogo, Filosofo, y Educador) nació en la Republica Dominicana el 23 de febrero de 1959. Adquirió su bachillerato en medios masivos de comunicación mención Artes Cinematográficas y Producción de Televisión en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En el Faith Theological Seminary & Christian College en Tampa, Florida obtuvo su Maestría en Teología, Doctorado en Educación y Mass Comunicación, y su Doctorado en Filosofía y Consejería Pastoral y Familiar.Tambien tiene un doctorado en Teologia. Actualmente el Dr. Murray es el Presidente/ Fundador del Ministerio Misionero de Enseñanzas Bíblicas “Ancla de Salvación Internacional” en Miami, Florida donde pastorea una Iglesia. Al mismo tiempo se desempeña como Decano y profesor del Faith Theological Seminary, para el área hispana en Miami, Florida. Además es autor de los libros Manual Practico para el Ministerio Juvenil y Tu Martillo y Yo Clavo Nueva Teologia del Pensamiento Postneopentecostal. Creados Para Vencer, Como Llegar a Las Grandes Ligas

viernes, 12 de enero de 2018

Poniendo el dedo sobre la llaga: La Fusión entre RD y Haití (Parte 2)

Poniendo el dedo sobre la llaga: La Fusión entre RD y Haití (Parte 2)


Por: Dr. Ramón Murray, Ph.D., Th.D., Ed.D. (Autor).

EE.UU., (Tribuna Dominicana) USA. Retomando el tema que iniciamos en la parte 1, sobre la tan aclamada fusión forzada entre RD y Haití, las presiones parecen no cesar.
Otra sugerencia de mal gusto.
En la parte 1, comenzamos a hablar del tema de la problemática haitiana, que se ha convertido en la comidilla internacional, sobre todo, por las acusaciones, tergiversaciones y fricciones que han generado los proponentes de la “fusión” RD-Haití, a los que se ha sumado el secretario de la OEA El secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien recién declaró:
“En ninguna Isla hay dos países.”
El contexto de estas declaraciones es el problema migratorio de haitianos hacia RD, sugiriendo que el problema haitiano es integral de la RD, y podría resolverse tratando la isla como un solo país.

Parece que la OEA y Almagro reprobaron en  Geografía.
Antes de proseguir, cabe aclarar que esta es una declaración falsa, ya que en el mundo hay casos repetidos de países compartiendo un mismo territorio. Y aún hay casos cuando NO son dos países, pero si quieren serlo. Para muestra un botón:

1) La pequeña isla de San Martin, de apenas 88 km2, comparten dos estados: La colonia francesa de San Martin, y el estado autónomo Sint Maarten, de ascendencia holandesa.
2) La Isla de Timor alberga dos estados: Indonesia y Timor Oriental.
3) La Isla de BORNEO contiene TRES estados: Indonesia, Malasia y Brunei.
4) En la Isla de NUEVA GUINEA hay dos estados: Indonesia y Papúa Nueva Guinea.
5) Irlanda está dividida en los estados de Irlanda del Norte e Irlanda del sur.
6) La península Ibérica está dividida entre España y Portugal; y, a lo interno de España, a pesar de su historia conjunta, los catalanes y los vascos desean independizarse.
7) La pequeña Isla de Chipre, está dividida por dos Estados: El Chipre griego y una minoría Turca, al que, aunque no ha sido aún reconocida por la ONU, se auto proclamó como La República Turca del Norte de Chipre.
Podemos continuar citando muchos más casos como éste a nivel del globo, ya que, los pueblos han demostrado que aprecian su libertad, su identidad y su soberanía.

Por qué el rechazo unánime a la inmigración ilegal.
Aunque los ciudadanos haitianos alegan invariablemente que el rechazo que sufren obedece a causas de Discriminación Racial, (argumento carente de veracidad), las razones REALES por la que Republica Dominicana y los demás países, inclusive los Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, Francia  y el resto de Europa, rechazan la migración ilegal haitiana es una sola: Haití es una Bomba de tiempo, próxima a detonar  (Tema del que hablaremos próximas entregas).
No podemos tapar el sol con un dedo: A pesar de los cacareados discursos de solidaridad de diversos países, en apoyo al pueblo haitiano, en la práctica terminan rechazándolos y cerrándole las puertas., como es el caso de los países del CARICOM, Francia y los Estados unidos.

El sentimiento Dominicano en general es que estos países, percibiendo el inminente colapso total e irreversible de ese empobrecido país, quieren utilizar a la Republica Dominicana como terreno de contención, para evitar oleadas masivas de emigraciones hacia otras naciones.
Este sentir está respaldado por hechos históricos, como recuerda Bertin M. Louis, el vicepresidente interino del Programa de Estudios Africanos de la Universidad de Tennessee, y defensor de los derechos haitianos, hablando sobre Bahamas e islas aledañas:
“En 1957 una gran ola migratoria de haitianos arribó a las islas, justo después de la elección del entonces presidente de Haití, Francois Duvalier.
A partir de 1967, el Gobierno de las Bahamas inició una serie de políticas centradas en "conducir redadas, deportaciones y centros de detención de haitianos”

A juicio de ese autor, ese flujo masivo originó en esos países un sentimiento "anti haitiano" que persiste hoy en día en la sociedad bahamesa, y que comenzó a discriminar a los haitianos por ser "pobres, desorganizados y con poca educación".
Lo que NO dice este autor, es que las sociedades tienen “instinto de supervivencia”, y que se opondrán a todo lo que amenace su sustento. El mismo cuadro sucede en Los Estados Unidos con los mejicanos, en Europa con los africanos, en Israel con los palestinos y en las islas del caribe con los haitianos. NO es la nacionalidad el problema, el peligro es la amenaza al soporte de vida.
Querer disfrazar el problema de la inmigración ilegal, dándole tintes de “racismo”, es querer distorsionar los hechos con ánimos de engañar al oyente.

El diario haitiano “Le Nouvelliste”, dio la mejor definición de lo que es Haití, diciendo: “gracias una poderosa élite, de origen francés, Haití es: “un gran cementerio donde nadie quiere entrar, nadie quiere quedarse, y pronto nadie va a venir”.
El mismo periódico haitiano advierte que esa nación tiene que cambiar de rumbo, porque no puede continuar “con gobiernos que no tienen éxito en ningún campo y hombres de negocios que simplemente recogen sus pelotas lo más rápido posible, para ir a invertir en otros lugares”.

Fuente:
Organizaciones como el CARICOM, integradas por las islas del Caribe, sostienen una doble moral acomodaticia, pues, al tiempo que emiten discursos de solidaridad con el pueblo Haitiano, recrudecen sus políticas de inmigración (Ya no dan visas al pueblo haitiano) y tienen una férrea política de deportaciones, buscando a los ilegales puerta por puerta, y sesgando en exclusiva a los ciudadanos haitianos, a quienes tratan aparte, como si fueran enfermos.
El discurso “solidario” del CARICOM, y demás países desarrollados, al estado dominicano, se resume en esta frase:
“Sean solidarios con los haitianos, ábranles la frontera y quédense con ellos allá, que aquí no los queremos. Y si ellos vienen, los tendremos que sacar a la fuerza, porque son una amenaza para nuestra Seguridad Nacional.”

Preguntas incomodas.
A pesar de que todos hablan de la posible fusión RD-Haití, nadie se plantea las preguntas coyunturales que surgirían, de materializarse el funesto acuerdo:
¿Qué pasará con ambos estados?
¿Quién gobernará a quién?
¿Quieren los Haitianos y Dominicanos Unirse?
¿Se dejaran los dominicanos gobernar de los haitianos?
¿Permitirá  la oligarquía haitiana ser regulada por dominicanos?
¿Qué ganaría la República Dominicana con esta fusión?

Las encuestas de opinión son unánimes al retratar que la gran masa de ambos pueblos NO DESEA LA FUSIÓN. En una entrevista hecha a Michell Martelli, actual presidente de Haití, lo que este mandatario expone es que Republica Dominicana elimine oficialmente la frontera con Haití, de modo que el ciudadano haitiano pueda moverse libremente hacia y desde la Republica Dominicana (ver video en: https://youtu.be/kvaU-4zZwis ).
La idea propuesta por Martelli es muy diferente a una fusión. Es equivalente a proponerle a los Estados Unidos a que elimine sus fronteras con Méjico.

El ciudadano haitiano NO DESEA perder su identidad-país. Nuestra experiencia personal y profesional demuestra que ellos solo desean libertad de entrar al suelo dominicano, ganar dinero para enviar a sus familias residentes allá, y retornar a su país tranquilamente.
El mismo embajador haitiano, Daniel Supplice, reconoce esto en una carta pública que le envió al presidente Martelli, y que le valió el despido. A la letra él dice:
a) Miles de nuestros hermanos y hermanas siguen cruzando la frontera “anba fil” [por debajo de los alambres] en la búsqueda de un bienestar;
b) Decenas de mujeres y adolescentes haitianas paren cada día a sus hijos en los centros hospitalarios dominicanos;
c) 44,310 jóvenes asisten a universidades estatales y centros académicos privados, sin olvidar a los que viven en la frontera, que van a las escuelas primarias y secundarias en territorio dominicano por la mañana y regresan por la tarde a Haití:
d) Muchos de ellos que, de regreso voluntariamente a su país por numerosas razones en estos últimos días, planean regresar para retomar el “trabajo” que abandonaron y donde cuentan con ellos.
e) Cientos de miles más están esperando en vano [en Haití] por los documentos prometidos y que les habrían permitido regularizar su estatus migratorio.

Fuente:

El muro de la vergüenza.
En el 2014, el Estado haitiano inició sorpresivamente la edificación de un muro en la frontera dominico-haitiana. El estado dominicano que no recibió notificación alguna sobre el propósito del mismo, aun así respetó y respalda su decisión. Haciendo un reportaje en el lugar de los hechos, las opiniones recolectadas son de lo más interesante:
La postura oficial del estado haitiano es que el muro fronterizo servirá como un mecanismo de control migratorio y aduanal.
Pero la realidad es que el muro se ha convertido en un arma de presión política. Cada vez que hay un conflicto entre ambos países, generalmente por el tema migratorio, el estado haitiano reacciona cerrando la frontera para perjudicar económicamente a los comerciantes dominicanos y haitianos.

En la actualidad, la el estado haitiano está usando la frontera para IMPEDIR que los ciudadanos haitianos retornen a su país, quitándole sus pertenencias y tirándolas a la basura.
En una alocución del 2014 hecha en Cuba, en La II Cumbre Celac, el Presidente dominicano Danilo Medina, expuso una realidad de las parturientas haitianas, quienes no teniendo dinero, y evitando el costo de los hospitales haitianos, cruzan a Republica Dominicana, para ser atendidas de manera gratuita en nuestras maternidades.
Pero la parte que no se dijo y que es más delicada es, que el presidente haitiano Michell Martelli, ha plantado un montaje, donde considera a esos hijos de haitianos como si fueran dominicanos, y por ello, les cierra la frontera, impidiéndole regresar a sus hogares, como diciéndonos: “háganse cargo ustedes de ellos”.
El diario noticias SIN del 24/07/2015, hace eco de este montaje publicando el titular:
“No aceptamos RD quiera expulsar a nacidos en su territorio” dice canciller Haití.

Y pasa a detallar:
“El canciller de Haití, Lener Renauld dijo este viernes que ese país no aceptará que República Dominicana expulse a los nacidos en su territorio. Y aseguró que el problema con esa nación es pasajero.
Renauld admitió que Haití tiene problemas en el proceso de darle documentos de identidad a los haitianos, pero que también es cierto que fueron los trabajadores haitianos quienes ayudaron a la conformación de República Dominicana”

Fuente:
Note como este ministro haitiano minimiza un problema endémico de Haití, al decir: “Haití tiene problemas en el proceso de darle documentos de identidad a los haitianos”
Cuando el mismo recién destituido embajador haitiano en República Dominicana, Daniel Supplice, hizo importantes y reveladores señalamientos sobre este punto, al presidente Michel Martelly, cuando le dijo en una carta pública:

“Tampoco hemos logrado entregarles a nuestros ciudadanos un acta de nacimiento que pruebe que ellos existen y crear una situación interna que habría evitado que millones de haitianos y haitianas salieran del país a cualquier precio y, a veces, en cualquier condición. Si no aceptamos el hecho de que existe un problema, no habrá solución”
La cruda realidad a la que se refiere Supplice es que solo DOS (2) de cada DIEZ (10) haitianos posee algún tipo de documentación personal. Y entendiendo que los haitianos en su país NO iban a conseguir ningún tipo de documentación, el gobierno dominicano asumió la carga de documentar un universo de casi 300,000 ilegales, a un coste de Dos Mil Millones de Pesos.

Conclusión
Es imposible hablar de fusión ante dos pueblos que mantienen una tensión histórica e identidades culturales totalmente separadas. La frase del canciller de Haití Lener Renauld cuando dice que “fueron los trabajadores haitianos quienes ayudaron a la conformación de República Dominicana” expresa un pensamiento radicado en la mente de ese pueblo, de que el estado dominicano le debe su desarrollo al pueblo haitiano, y por tanto, sus ciudadanos tienen DERECHO de usufructuar las riquezas que posee el suelo de santo Domingo.
De esto hablaremos más adelante.

Esta es nuestra opinión ¿Cual es la suya?

Fuente: (Dominican Journal).



No hay comentarios:

Publicar un comentario