BIENVENIDOS Y BENDECIDOS EN NOMBRE DE DIOS SEAN TODO/AS

Recuerden que "para los hombres y mujeres de fe, lo bueno de esto es lo malo que se está poniendo el mundo". Le desafío a "pensar en grande, a creer en grande, a hablar en grande, a hacer cosas grandes, pues tenemos al único Dios grande"

COPYRIGHT: DR. RAMON MURRAY

Datos personales

Mi foto
Miami, Florida, United States
El Dr. Ramón Murray (Teólogo, Filosofo, y Educador) nació en la Republica Dominicana el 23 de febrero de 1959. Adquirió su bachillerato en medios masivos de comunicación mención Artes Cinematográficas y Producción de Televisión en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En el Faith Theological Seminary & Christian College en Tampa, Florida obtuvo su Maestría en Teología, Doctorado en Educación y Mass Comunicación, y su Doctorado en Filosofía y Consejería Pastoral y Familiar.Tambien tiene un doctorado en Teologia. Actualmente el Dr. Murray es el Presidente/ Fundador del Ministerio Misionero de Enseñanzas Bíblicas “Ancla de Salvación Internacional” en Miami, Florida donde pastorea una Iglesia. Al mismo tiempo se desempeña como Decano y profesor del Faith Theological Seminary, para el área hispana en Miami, Florida. Además es autor de los libros Manual Practico para el Ministerio Juvenil y Tu Martillo y Yo Clavo Nueva Teologia del Pensamiento Postneopentecostal. Creados Para Vencer, Como Llegar a Las Grandes Ligas

viernes, 12 de enero de 2018

SI LOS DOMINICANOS FUÉRAMOS RACISTAS…

SI LOS DOMINICANOS FUÉRAMOS RACISTAS…

Por: Dr. Ramón Murray, Ph.D., Th.D., Ed.D. (Autor).

EE.UU., (Tribuna Dominicana) USA. Fuéramos rubios como la mantequilla, aun más, el racismo se alimenta del odio, de la segregación racial como en todo el  mundo ha ocurrido, incluyendo a Estados Unidos de  Norteamérica, en todos los grupos étnicos  hay diferencias, aun en las familias hay favoritismo. Esta columna condena el acto de ataques que se esta llevando a cabo  desde el exterior sobre nuestro soberano país República Dominicana, sobre acusaciones de racistas y de maltratos a nuestros hermanos haitianos.  

Repudiamos las campaña de ataques nazistas contra nuestro glorioso país de la bandera tricolor, del Profesor Ediberto Román, de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), quien se atrevió a decir que en República Dominicana hay  campos de concentración de haitianos similares a los de la Alemania nazis, en contra de los judíos.

El profesor Román debiera pedir perdón públicamente al país dominicano por semejante atrocidad, barbarie y mentira, de inventos infundados, o demostrar donde están los campos de concentración de tortura para los hermanos haitianos en la República Dominicana. Es una irresponsabilidad del profesor Profesor Ediberto Román que siendo un abogado graduado magna cum laude de Lehman College y de  University of Wisconsin Law School se atreva a hablar tales acusaciones basándose en una revista que leyó, sin visitar nuestro país y verificar los campos de concentración nazis en contra de nuestros hermanos haitianos que alega sin pruebas o  base alguna.

SI LOS DOMINICANOS FUÉRAMOS RACISTAS…

Si los dominicanos fuéramos racistas no vivieran más de un millón de hermanos haitianos en nuestro país. Muchos de los cuales nacidos en hospitales dominicanos, o clínicas  teniendo estos documentación legal de ser dominicanos también, a los cuales nos oponemos a que sean sacados del país por ser dominicanos.

Si los dominicanos fuéramos racistas no hubieran tantos  nacionales  haitianos ilegales caminando libremente por nuestras calles,  vendiendo de todo y haciendo trabajos para ganarse el pan diariamente y libremente por las  calles dominicas. Si los dominicanos fuéramos racistas no hubiéramos, prestados nuestros aeropuertos para recibir las ayudas internacionales para nuestros hermanos haitianos durante el terremoto. Tampoco hubiéramos alimentado a más de cien mil haitianos a diario con tres comidas  calientes, por medio de nuestros comedores habilitados para esa ocasión del terremoto.

Si  los dominicanos fuéramos racistas, no hubiéramos sido los primeros en apoyar al pueblo haitiano durante el pasado terremoto. Si los dominicanos  fuéramos racistas, no  le hubiéramos donado una universidad al pueblo Haitiano. Si los dominicanos fuéramos racistas, pero de todos los países que se presentaron durante el terremoto ofreciendo villas y castillas, nuestro sector privado ha sido el único que le ha donado un hospital al pueblo Haitiano.

Somos racistas, pero nuestro país puso sin excepción a todos los hospitales a nivel nacional para atender a todos los haitianos que durante el terremoto sufrieron problemas de salud, totalmente gratis.  Somos racistas, pero el pueblo dominicano por completo se lanzó a dar la mano amiga al pueblo haitiano durante el terremoto en todos los sentidos.
Somos racistas, pero los haitianos son parte de nuestra fuerza laboral en el sector de agricultura, construcción, seguridad, turismo, ventas masivas, tecnología y muchas otras áreas.

Somos racistas, pero y más del 35% del presupuesto de salud se le otorgan a las mujeres parturientas de Haití.
Somos racistas, pero la mayoría de los estudiantes de Haití se encuentran en nuestras universidades y escuelas publicas como cualquier dominicano.
Somos racistas, pero los haitianos andan por nuestras calles como cualquier otro dominicano.
Somos racistas, pero nuestra sociedad es blanca, mestiza, india, negra, amarilla y muchas otras razas más.
En el fondo, lo que se desea es que la sociedad haitiana que reside en República Dominicana siga desorganizada.

Son estos los campos de concentración que hablan  el Profesor Ediberto Román y el escritor Junto Diaz. Que en la maternidad donde de cada 10 mujeres que paren 7 son haitianas; y 3 dominicanas. Que si tanto saben del país que muestren los lugares de los supuestos campos de concentración, o que contesten la siguiente pregunta  ¿Por qué se pelean los haitianos para que no los repatríen del supuesto campo de concentración?

¿NO SERÁN TODOS ESTOS GESTOS  DE SOLIDARIDAD ARRIBA MENCIONADOS PARA CON NUESTROS HERMANOS HAITIANOS, LOS CAMPOS DE CONCENTRACION DOMINICANOS QUE EL PROFESOR EDIBERTO ROMÁN DEBIERA REFERIRSE SIN NECESIDAD DE  LEERLO EN UNA REVISTA? ¿CUAL HA SIDO EL APORTE PARA APACIGUAR EL  HAMBRE DE NUESTROS HERMANOS HAITIANOS DEL PROFESOR ROMÁN, SOLO PALABRAS  TEÓRICAS Y MENTIROSAS?

Una gran regla en la vida es primero leer, investigar, saber verdaderamente  el asunto antes de hablar: como dijo el gran Jenofonte “nadie que no conozca un asunto debe opinar de él, tampoco pedir aclaraciones cuando lo que debes hacer es aprender”. Y tanto el profesor Ediberto Román, como el escritor dominicano Junot Diaz, están desinformados y mal intencionados, y se unen a  Mario Vargas Llosa, quien recientemente nos llamó “los nazis del caribe” a todos  los dominicanos. Todos  los países del mundo son  libres de implementar sus leyes inmigratorias sobre los indocumentados en su territorio, sin la  intromisión de otros países.



No hay comentarios:

Publicar un comentario