Verso de Hoy

LA HORRIBLE NOCHE NEGRA DE MARIA. (PARTE 1)


Era una noche común y corriente igual que cualquier noche de rutina normal, pero en una cuidad cerca de Tampa florida una joven a la que llamaremos María por ser esta una historia real. María tiene 17 años estudiante de termino de la secundaria, llena de ilusiones y sueños, sus padres son pastores de una iglesia cristiana de adoración pentecostal, esa noche los padres tenían una vigilia, esto es una actividad de toda la noche en la iglesia por lo que la joven María no fue a la iglesia esa noche por tener exámenes temprano en la mañana en su escuela.

Así, que María se queda sola en la casa después de darse una ducha se va a la cama a dormir en una noche común y corriente, pero María siempre dejaba la puerta de su cuarto abierta, mientras dormía profundamente tres hombres de color sacaron una ventana de cristal de la casa y entraron a robar a la casa de los padres de María, cuando entraron las luces apagadas encontraron la joven profundamente dormida en su cama, la violaron uno tras otro los tres, la amordazaron y la dejaron amarrada con las sábanas a la cama.

Esa fue la escena que encontraron los padres y dos hermanitos menores al pasar la horrible noche negra de María cuando regresaron de la iglesia a las 6:00 am, los padres dieron parte a la policía mas se mantiene el nombre de María en secreto por ser menor de edad. La agonía de María se agudiza cuando un mes después se da cuenta que está embarazada. No quiere tener ese hijo, no sabe de quién de los tres hombres es, no está mentalmente madura para un cambio tan violento en su vida; y sus padres la quieren obligar a que tenga la criatura, pues no se puede permitir un aborto en la casa del pastor.

¿Esto se pudo haber evitado?, ¿quién o quiénes tienen la culpa?, ¿la criatura debe nacer?, ¿cuál es tu opinión?


Un fuerte abrazo,


COPYRIGHT:DR.RAMON MURRAY

Populares

Los Nefelines, los gigantes y los Gibborim.

Frases contra Dios que han causado la muerte de muchos famosos.

HISTORIA DE LA TEOLOGIA DE LOS GRANDES AVIVAMIENTOS