BIENVENIDOS Y BENDECIDOS EN NOMBRE DE DIOS SEAN TODO/AS

Recuerden que "para los hombres y mujeres de fe, lo bueno de esto es lo malo que se está poniendo el mundo". Le desafío a "pensar en grande, a creer en grande, a hablar en grande, a hacer cosas grandes, pues tenemos al único Dios grande"

COPYRIGHT: DR. RAMÓN MURRAY

Datos personales

Mi foto
Miami, Florida, United States
El Dr. Ramón Murray (Teólogo, Filosofo, y Educador) nació en la Republica Dominicana el 23 de febrero de 1959. Adquirió su bachillerato en medios masivos de comunicación mención Artes Cinematográficas y Producción de Televisión en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En el Faith Theological Seminary & Christian College en Tampa, Florida obtuvo su Maestría en Teología, Doctorado en Educación y Mass Comunicación, y su Doctorado en Filosofía y Consejería Pastoral y Familiar.Tambien tiene un doctorado en Teologia. Actualmente el Dr. Murray es el Presidente/ Fundador del Ministerio Misionero de Enseñanzas Bíblicas “Ancla de Salvación Internacional” en Miami, Florida donde pastorea una Iglesia. Al mismo tiempo se desempeña como Decano y profesor del Faith Theological Seminary, para el área hispana en Miami, Florida. Además es autor de los libros Manual Practico para el Ministerio Juvenil y Tu Martillo y Yo Clavo Nueva Teologia del Pensamiento Postneopentecostal. Creados Para Vencer, Como Llegar a Las Grandes Ligas

martes, 30 de agosto de 2011

OTS-402 PENTATEUCO.






El Antiguo Testamento: El Pentateuco.

Génesis

•Exodo
•Levítico
•Números
•Deuteronomio

Introducción

El Pentateuco, o, según lo llaman los judíos, el Libro de la Ley (Torah), encabeza los 73 libros de la Biblia, y constituye la magnífica puerta de la Revelación divina. Los nombres de los cinco libros del Pentateuco son: el Génesis, el Exodo, el Levítico, los Números, el Deuteronomio, y su fin general es: exponer cómo Dios escogió para sí al pueblo de Israel y lo formó para la venida de Jesucristo; de modo que en realidad es Jesucristo quien aparece a través de los misteriosos destinos del pueblo escogido.

El autor del Pentateuco es Moisés, profeta y organizador del pueblo de Israel, que vivió en el siglo XV o XIII antes de Jesucristo. No solamente la tradición judía sino también la cristiana ha sostenido siempre el origen mosaico del Pentateuco. El mismo Jesús habla del "Libro de Moisés" (Mc., 12, 26), de la "Ley de Moisés" (Lc., 24, 44), atribuye a Moisés los preceptos del Pentateuco (cf. Mt., 8, 4; Mc., 1, 44; 7, 10; 10, 5; Lc. 5, 14; 20, 28; Juan 7, 19), y dice en Juan 5, 45: "Vuestro acusador es Moisés, en quien habéis puesto vuestra esperanza. Si creyeseis a Moisés, me creeríais también a Mí, pues de mí escribió él".

Fundada en estos argumentos, la Pontificia Comisión Bíblica el 27 de junio de 1906 ha determinado, con toda su autoridad, la integridad y genuinidad de los Libros de Moisés, admitiendo, sin embargo, la posibilidad de que Moisés se haya servido de fuentes existentes, y la otra, de que el Pentateuco en el decurso de los siglos haya experimentado ciertas variaciones como, por ejemplo: adiciones accidentales después de la muerte de Moisés, ora hechas por un autor inspirado, ora introducidas en el texto a modo de glosas y comentarios, sustitución de palabras y formas arcaicas; variantes debidas a los copistas, etc.

La misma Pontificia Comisión Bíblica ha inculcado, el 30 de junio de 1909, el carácter histórico de los primeros tres capítulos del Génesis, estableciendo que los sistemas inventados para excluir de éstos el sentido literal, no descansan en fundamentos sólidos.

Todos los ataques de la crítica moderna contra la autenticidad y el carácter histórico de los libros de Moisés han fracasado, especialmente los intentos de atribuir el Pentateuco a tres o cuatro autores distintos (Elohista, Jahvista, Código sacerdotal, Deuteronomio) y la teorías de la escuela evolucionista de Wellhausen, que en el Pentateuco no ve más que un reflejo de ideas y mitologías babilónicas, egipcias, etc. Una comparación exacta de los relatos bíblicos con los extrabíblicos demuestra, muy al contrario, la superioridad absoluta de aquéllos sobre éstos que, en general, no son sino pobres y desfigurados restos de la Revelación primitiva.

Las fechas que los críticos asignan a los diversos autores por ellos inventados se basan únicamente en suposiciones. Según ellos, en la historia del texto del Pentateuco hubo "no sólo infinidad de elaboraciones, refundiciones y redacciones, sino también invenciones a sabiendas, retoques, correcciones y adiciones tendenciosas, interpolaciones, falsificaciones literarias y piadosos embustes del género más sospechoso. Los críticos moderados hacen esfuerzos convulsivos para salir del dilema: unos dicen que no hay derecho a aplicar a los tiempos antiguos los conceptos actuales de la propiedad y actividad literaria; otros opinan que el fin santifica los medios, y declaran que la alternativa de obra de Moisés u obra de un "falsario", carece de sentido, o hablan con énfasis de la profundidad de la sabiduría divina, cuyos caminos no nos es dado conocer sino admirar; mas con estas escapatorias no logran poner en claro cómo una mala compilación, así elaborada por los hombres, pudo llegar a los honores de Libro sagrado" (Schuster-Holzammer).

Han, pues, de rechazarse todas las teorías que niegan el origen mosaico y carácter histórico del Pentateuco, no sólo porque están en pugna con las reglas de una sana crítica, sino también porque niegan la inspiración divina de la Escritura.

Génesis significa "generación" u origen. El nombre nos indica que este primer libro de la Revelación contiene los misterios de la prehistoria y los comienzos del Reino de Dios sobre la tierra. Describe, en particular, la creación del universo y del hombre, la caída de los primeros padres, la corrupción general, la historia de Noé y el diluvio. Luego el autor sagrado narra la confusión de las lenguas en la torre de Babel, la separación de Abraham de su pueblo y la historia de este patriarca y de sus descendientes: Isaac, Jacob, José, para terminar con la bendición de Jacob, su muerte y la de su hijo José. En esta sucesión de acontecimientos históricos van intercaladas las grandes promesas mesiánicas con que Dios despertaba la esperanza de los patriarcas, depositarios de la Revelación primitiva.

Exodo, es decir, "salida", se llama el segundo libro, porque en él se narra la historia de la liberación del pueblo israelita y su salida de Egipto. Entre el Génesis y el Exodo median varios siglos, es decir, el tiempo durante el cual los hijos de Jacob estuvieron en el país de los Faraones. El autor sagrado describe en este libro la opresión de los israelitas; luego pasa a narrar la historia del nacimiento de Moisés, su salvamento de las aguas del Nilo, su huida al desierto y la aparición de Dios en la zarza. Refiere después, en la segunda parte, la liberación misma, las entrevistas de Moisés con el Faraón, el castigo de las diez plagas, el paso del Mar Rojo, la promulgación de la Ley de Dios en el Sinaí, la construcción del Tabernáculo, la institución del sacerdocio de la Ley Antigua y otros preceptos relacionados con el culto y el sacerdocio.

Levítico es el nombre del tercer libro del Pentateuco. Derívase la palabra Levítico de Leví, padre de la tribu sacerdotal. Trata primeramente de los sacrificios, luego relata las disposiciones acerca del Sumo Sacerdote y los sacerdotes, el culto y los objetos sagrados. Con el capítulo 11 empiezan los preceptos relativos a las purificaciones, a los cuales se agregan instrucciones sobre el día de la Expiación, otras acerca de los sacrificios, algunas prohibiciones, los impedimentos matrimoniales, los castigos de ciertos pecados y las disposiciones sobre las fiestas. En el último capítulo habla el autor sagrado de los votos y diezmos.

Números es el nombre del cuarto libro, porque en su primer capítulo refiere el censo llevado a cabo después de concluida la legislación sinaítica y antes de la salida del monte de Dios. A continuación se proclaman algunas leyes, especialmente acerca de los nazareos, y disposiciones sobre la formación del campamento y el orden de las marchas. Casi todos los acontecimientos referidos en los Números sucedieron en el último año del viaje, mientras se pasan por alto casi todos los sucesos de los treinta y ocho años precedentes. Descuellan algunos por su carácter extraordinario; por ejemplo, los vaticinios de Balaam. Al final se añade el catálogo de las estaciones durante la marcha a través del desierto, y se dan a conocer varios preceptos sobre la ocupación de la tierra de promisión.

El Deuteronomio es, como expresa su nombre, "la segunda Ley", una recapitulación, explicación y ampliación de la Ley de Moisés. El gran profeta, antes de reunirse con sus padres, desarrolla en la campiña de Moab en varios discursos la historia del pueblo escogido inculcándose los divinos mandamientos. En el primero (1-4, 43), echa una mirada retrospectiva sobre los acontecimientos en el desierto, agregando algunas exhortaciones prácticas y las más magníficas enseñanzas. En el segundo discurso (4, 44-11, 32) y en la parte legislativa (caps. 12-26), el legislador del pueblo de Dios repasa las leyes anteriores, haciendo las exhortaciones necesarias para su cumplimiento, y añadiendo numerosos preceptos complementarios. Los dos últimos discursos (cap. 27-30) tienen por objeto renovar la Alianza con Dios, lo que, según las disposiciones de Moisés, ha de realizarse luego de entrar el pueblo en el país de Canaán. Los capítulos 31-34 contienen el nombramiento de Josué como sucesor de Moisés, el cántico profético de éste, su bendición, y una breve noticia sobre su muerte. El Deuteronomio es, según dice S. Jerónimo, "la prefiguración de la Ley evangélica" (Carta a Paulino).

EL PENTATEUCO

Nombre y divisiones del Pentateuco

Pentateuco es el nombre por el que tradicionalmente se conoce el grupo de los cinco primeros libros del Antiguo Testamento. Se trata de una palabra de origen griego que puede traducirse por "cinco estuches", haciendo referencia a los estuches (cajas o vasijas) donde en la antigüedad se guardaban y protegían del deterioro los rollos de papiro o de pergamino utilizados como material de escritura. Los judíos designan a su vez dichos libros con el título genérico de torah, término hebreo que, aun cuando de forma habitual se haya traducido por "ley", en realidad tiene un significado más amplio. Torah, en efecto, incluye el concepto de "ley", y, aun con mayor propiedad, los de "guiar", "dirigir", "instruir" o "enseñar" (cf. Dt 31.9).

El Pentateuco, aunque se presenta dividido en los referidos cinco primeros libros de la Biblia, constituye en realidad una unidad esencial. La división corresponde a una época ya remota: se encuentra en la traducción griega del AT, la llamada Septuaginta o Versión de los Setenta, que data del s. III a.C. La causa de la separación de los libros fue la dificultad de disponer el texto completo de todos ellos en un único rollo, cuyo desmesurado volumen lo habría hecho prácticamente inmanejable.

Los nombres de origen griego adoptados por la iglesia cristiana greco-latina como títulos de estos cinco libros son los mismos con los que fueron designados en la Septuaginta. Responden respectivamente al contenido de cada uno de los textos, y atienden en cada caso a poner de relieve un determinado hecho o asunto; así, Génesis significa "origen"; Éxodo, "salida"; Levítico, "relativo a los levitas"; Números, "cuenta" o "censo"; Deuteronomio, "segunda Ley". En cuanto a la tradición hebrea, se atiene en general a la norma de titular los libros con alguna de sus palabras iniciales: al primero lo llama Bereshit (en el principio); al segundo, Shemot (nombres); al tercero, Wayiqrá (y él llamó); al cuarto, Bemidbar (en el desierto), y al quinto, Debarim (palabras).

El Pentateuco y la historia

Característica esencial del Pentateuco (o Torah) es la alternancia de secciones narrativas con otras dedicadas a instruir al pueblo de Israel y a regular su conducta, tanto en el orden ético personal y social como, muy especialmente, en el religioso.

En una primera parte, que abarca todo el Génesis y hasta el capítulo 19 del Éxodo, predomina el género narrativo. En esta sección, los relatos se enlazan unos a otros, solo interrumpidos aquí y allá por algunos pasajes de carácter normativo (p.e., Gn 9.6; 17.9–14; Ex 12.1–20). De Ex 20 en adelante prevalecen los textos destinados a establecer las normas y disposiciones en las que Dios revela lo que quiere y espera de su pueblo. De esta manera, desde el impresionante trasfondo de una epopeya que va de la creación del mundo a la muerte de Moisés (Dt 34.12), el Pentateuco se muestra como el depósito de la voluntad de Dios manifestada en forma de enseñanzas, mandatos y leyes, cuyo objeto primordial es configurar un pueblo santo, que sea portador fiel ante el resto de la humanidad de la oferta divina de salvación universal.

Formación del Pentateuco

Una obra compleja, extensa y de gran valor religioso y cultural como el Pentateuco manifiesta una serie de particularidades estilísticas, literarias y temáticas que deben tomarse en consideración al estudiar el proceso de su formación.

En primer lugar, hay ciertos textos bíblicos que revelan la existencia de fuentes anteriores al propio Pentateuco, como, por ejemplo, el llamado Libro de las Batallas de Jehová, expresamente citado en Nm 21.14.

En segundo lugar, nos hallamos ante una obra literaria rica en contenido y compleja en composición, que a menudo deja percibir el eco de diversas etapas y distintos relatores. Así sucede con las variantes registradas en los dos textos del Decálogo (Ex 20.1–17 Dt 5.6–21); o con las cuatro presentaciones del catálogo de grandes fiestas religiosas israelitas (Ex 23; 34; Lv 23; Dt 16); o con ciertas historias, como la del despido de Agar e Ismael (Gn 16; 21.8–21) o con el ocultamiento de la condición de esposa en los casos de Sara y Rebeca (Gn 12.10–20; 20.1–18; 26.6–14). Cada una de estas narraciones ofrece detalles propios, que la singularizan y la hacen aparecer como relato original y no como mera repetición de un texto paralelo.

También respecto a vocabulario y estilo se advierten en el Pentateuco numerosos matices diferenciales. Así, por ejemplo, en el Génesis, que comienza con una doble presentación del relato de la creación (1.1–3.24): mientras que en la primera el Creador es llamado Elohim (forma hebrea usual de designar a Dios), en la segunda se le nombra Yhwh Elohim, expresión traducida por "Jehová Dios" en la versión de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera. A partir de estos dos relatos y hasta el momento en que Dios se revela a Moisés en el monte Horeb (Ex 3.15), la alternancia de los nombres divinos se mantiene con relativa uniformidad.

Algunos pasajes del Pentateuco se caracterizan por su frescura y espontaneidad (p.e., Gn 18.1–15); otros, como sucede en Levítico, recurren a un lenguaje jurídico de gran precisión, para tratar temas legales o relativos a la práctica del culto de Israel; y todavía hay otros (así Deuteronomio) que introducen cálidos acentos, lo mismo al proclamar la Ley que al exhortar al pueblo a obedecerla en debida respuesta al amor de Dios.

El análisis de los indicios mencionados revela que el Pentateuco es el resultado de un proceso lento y muy complejo, en cuyo origen se descubre la figura de Moisés, el gran libertador y legislador que con la impronta de su personalidad marcó el espíritu y la historia del pueblo de Israel; un proceso que se cierra con la colección formada por los cinco primeros libros de la Biblia.

En la formación del Pentateuco hay un importante trabajo inspirado, que recoge, ordena y redacta narraciones, series genealógicas y conjuntos de leyes que durante siglos habían sido transmitidas oralmente de una a otra generación. En él está contenida la herencia espiritual que Moisés legó al pueblo de Israel. Una herencia viva, fielmente transmitida y enriquecida con el paso de los siglos.

Los principales temas y las secciones correspondientes del Pentateuco pueden analizarse según el siguiente esquema:

1. Desde la creación del mundo hasta la genealogía de Abraham (Gn 1–11)

2. La historia de los Patriarcas (Gn 12–50)

3. El éxodo de Egipto (Ex 1–15)

4. Desde Egipto hasta el Sinaí (Ex 16–18)

5. La revelación del Señor en el Sinaí (Ex 19—Nm 10)

6. Desde el Sinaí hasta Moab (Nm 10–36)

7. El libro del Deuteronomio (Dt 1–34)

Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

PENTATEUCO


--------------------------------------------------------------------------------



(Gr. «pentateujos», «que consiste de cinco rollos»).


Nombre dado al conjunto de los cinco primeros libros del AT: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio. El término Pentateuco no se halla en las Escrituras, Los israelitas daban a este conjunto de cinco libros el nombre de:
Ley (Torah) (Jos. 1:7; Mt. 5:17);
le daban también el nombre de Ley de Moisés (1 R. 2:3; Esd. 7:6; Lc. 2:22);
Ley de Jehová (2 Cr. 25:3, 4);
libro de la Ley de Moisés (Jos. 8:31);
libro de la Ley de Dios (Jos. 24:26);
libro de la Ley de Jehová (2 Cr. 17:9).
Estas expresiones permiten pensar que, de hecho, estos cinco libros formaban uno solo. Se siguen presentando bajo esta forma en los mss. heb., aunque se cite cada libro por separado dando como título sus primeras palabras. Josefo habla de cinco libros (Contra Apión, 1:8). Es posible que esta división en cinco fuera una innovación introducida por la traducción griega, o que la hubiera precedido un corto espacio de tiempo. En todo caso, es de la LXX que se han recibido los nombres de Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

Redacción y contenido

El contenido del primer libro del Pentateuco fue plasmado por Moisés en base a la tradición oral y escrita anterior, todo ello conducido por la inspiración del Espíritu Santo (véase INSPIRACIÓN). Moisés fue testigo ocular de los hechos consignados en los cuatro libros siguientes. La escritura era conocida ya mucho tiempo antes de Moisés. En base a la cronología convencional, en el cuarto milenio a.C. los sumerios y Babilonia se servían de caracteres cuneiformes, y los egipcios empleaban jeroglíficos. Las ruinas de Ebla han dado miles de tablillas cuneiformes anteriores a la época de Abraham (véase MARDIKH [TELL]). Las más antiguas inscripciones del Sinaí pueden situarse, probablemente, en el siglo XIX a.C. Nuzu (véase NUZU), Sumer (véase SUMER), y otras muchas localidades dan testimonio adicional de este hecho. En vista de los resultados de las investigaciones hechas a lo largo de este siglo, no puede aducirse ya más que Moisés no hubiera podido ser capaz de escribir, como se había llegado a decir por parte de ciertos autores. La arqueología nos muestra un mundo antiguo estructurado, civilizado, con archivos, memorias, cartas, textos médicos, mágicos, religiosos, diccionarios entre diversas lenguas, listas comerciales, textos legales, tratados, etc. Así, el arte de la escritura era ya muy bien conocido y difundido siglos antes del nacimiento de Moisés (véase MOISÉS). Aunque ningún versículo concreto afirma que todo el conjunto sea de Moisés, el Pentateuco afirma expresamente que él es el autor. Dos pasajes de la sección narrativa mencionan el libro en el que Moisés consignaba lo que sucedía, particularmente la victoria sobre Amalec (Éx. 17:14) y el itinerario de los israelitas, desde Egipto hasta los campos de Moab, frente a Jericó (Nm. 33:2). Un cántico didáctico que muestra la actitud del Altísimo hacia Israel declara que fue escrito, cantado y enseñado por Moisés (Dt. 31:19, 22, 30; 32:44). Se afirma que Moisés cantó un cántico de alabanzas inmediatamente después del paso del mar Rojo (Éx. 15:1-19; cfr. v. 21).

La parte legal del Pentateuco se compone de tres secciones distintas.

La primera, llamada «libro del pacto», incluye el Decálogo, la ley fundamental de la nación, con algunas prescripciones complementarias (Éx. 20-23). En Éx. 24:4 se afirma, de manera expresa, que fue Moisés quien escribió este código.

La segunda sección de leyes trata del santuario y de su servicio (Éx. 25-31 y 35-40); contiene asimismo el Levítico y la mayor parte de Números. Se afirma, de manera insistente, que Jehová dio estas leyes a Moisés (Éx. 25:1; Lv. 1-2 y más de cincuenta veces en este mismo libro, etc.).

La tercera sección especifica los discursos de Moisés a la nueva generación que iba a entrar en Canaán. Este tercer código recapitula brevemente los caminos de Dios con respecto a Israel, y presenta la Ley al pueblo destacando su espiritualidad y llamándolo a la fidelidad a Dios. Este libro, el de Deuteronomio, insiste en aquellos puntos que iban a ser de vital importancia en las nuevas circunstancias en las que se hallará el pueblo en Canaán. Se modifican ciertos detalles con el fin de adecuar las primeras ordenanzas a la vida sedentaria de Canaán, donde además las tribus se verían dispersadas en un territorio que involucraría ciertas distancias, en lugar de estar todos ellos concentrados en un campamento, como en el curso de la peregrinación por el desierto (véase PEREGRINACIÓN POR EL DESIERTO). Moisés escribió todo esto, confiándolo a los levitas (Dt. 31:9, 24-26). Todas estas declaraciones, diseminadas por el Pentateuco, constituyen un reconocimiento explícito de que Moisés fue su autor.

El resto del AT confirma la paternidad mosaica de la Ley (Jos. 1:7, 8; Esd. 6:18; Neh. 8:1, 18). Hay abundantes referencias a la Ley de Moisés (Jos. 1:7, 8; 8:31-35; Jue. 3:4; 1 R. 2:3; 2 R. 18:6, 12; cfr. Dt. 24:16; 2 R. 21:7, 8; Dn. 9:11, 13; Esd. 3:2; 6:18; 7:6; Neh. 8:1, 18; Mal. 4:4). La ley del santuario único, que era una ordenanza característica, quedó suspendida cuando el arca fue tomada y guardada en territorio enemigo, cuando el Señor abandonó Silo (1 S. 4:11, 21, 22; 6:1; 7:2; Sal. 78:60; Jer. 7:12-15; 26:6). El pueblo, dirigido por Samuel, sacrificaba en lugares altos (1 R. 3:2-4), como lo habían hecho sus antecesores antes de la celebración del Pacto, testimoniado por la Ley y el arca. Después del cisma nacional fue desobedecida la ley del santuario único. Se impedía a los israelitas piadosos pertenecientes al reino de Israel que acudieran a adorar al Templo en Jerusalén, donde estaba el arca. Debido a ello hubo fuertes tensiones en diversas épocas, y movimientos de norte a sur por parte de los que deseaban obedecer la voz de los profetas (2 Cr. 30:1-31:3; cfr. 2 R.23:4-23). Sin embargo, en casos muy especiales, como en la implacable guerra entre el culto a Baal o a Jehová en el reino del norte, se ofrecieron sacrificios excepcionales como el de Elías en el monte Carmelo, que fue consumido por una especial manifestación de Dios (1 R. 18:20-40; cfr. Éx. 20:24; véase Jue. 2:1, 5; 6:19-24; 13:15-22). (Véase ALTAR.)

El reino del norte, sin embargo, reconocía formalmente la autoridad de la Ley de Moisés. Oseas y Amós, profetas para las diez tribus, no mencionan a Moisés de manera expresa, pero se refieren sin cesar a las leyes del Pentateuco. Más tarde, y especialmente durante el reinado de Manasés, el libro de la Ley, depositado en el Templo, fue desdeñado. Durante la restauración del edificio y de la reorganización del culto a Jehová, bajo el reinado del rey Josías, el libro fue redescubierto (2 R. 22:8; 23:21, 24, 25). Los hay que se preguntan si se trataba específicamente del libro de Deuteronomio, pero se hace alusión a toda la Ley de Moisés (v. 25). También se ha supuesto, pero sin prueba alguna en concreto, que el ejemplar de la Ley descubierto por el sumo sacerdote había sido depositado dentro del muro del Templo cuando éste fue construido. Daniel, Esdras y Nehemías hacen alusión a la redacción de la Ley de Moisés. En la época de Cristo, los judíos atribuían el Pentateuco a Moisés (Mr. 12:19; Jn. 8:5; Ant. pref. 4; Contra Apión 1:8). El mismo Señor Jesucristo, así como los evangelistas, atribuyen el Pentateuco a Moisés y lo denominan «libro de Moisés» (Mr. 12:26; Lc. 16:29; 24:27, 44). Afirman que Moisés promulgó la Ley y escribió todo el Pentateuco (Mr. 10:3-5; 12:19; Jn. 1:17; 5:46, 47; 7:19).



--------------------------------------------------------------------------------

Las teorías modernas

La denominada «Alta Crítica» niega que Moisés sea el autor del Pentateuco. Para apoyar esta hipótesis, se citan algunos versículos, mediante los cuales se pretende justificar que se hace alusión a una época posterior a Moisés:

(a) Gn. 12:6: «Y pasó Abraham por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el valle de More; y el cananeo estaba entonces en la tierra» (cfr. Gn. 13:7). Se quiere hacerle decir a este versículo que los cananeos ya no estaban en estos lugares en la época en que vivía el autor de Génesis; pero esta frase significa tan sólo que los cananeos se hallaban ya en tiempos de Abraham en el país que le había sido prometido.

(b) En Gn. 14:14 se afirma que Abraham persiguió a los reyes aliados hasta Dan. Se objeta que en la época de los patriarcas aquel lugar se llamaba Lais, y que el nombre de Dan no le fue dado hasta en la época de los Jueces (Jue. 18:29). Refutación: No es seguro que el Dan de Génesis sea el mismo lugar que el Dan de Jueces. Aun cuando fuera así, no hay problema alguno en admitir que los copistas posteriores pudieran sustituir el nombre de Dan en lugar del de Lais por mor de la claridad. El texto hebreo presenta en ocasiones algunas alteraciones.

(c) En Gn. 36:31 se afirma: «Y los reyes que reinaron en la tierra de Edom, antes que reinase rey sobre los hijos de Israel». Se afirma que Saúl ya reinaba sobre Israel cuando fue escrito este pasaje. Pero los reyes de Edom (Gn. 36:32-43) reinaron antes que el mismo Moisés; este versículo señala este hecho en un momento en que los israelitas, a los que les había sido prometido un rey, no lo tenían aún (Gn. 17:6, 16; 35:11).

(d) Se alega que el término «al otro lado del Jordán» (heb., indicando al este del río) muestra que el escritor estaba en Canaán (Dt. 1:1). Sin embargo, esta expresión no demanda tal conclusión. Canaán había sido el hogar de Abraham, Isaac y Jacob, y los israelitas consideraban aquel territorio como la Tierra Prometida. Fuese el que fuere el lado del que ellos se hallaran del río, daban el nombre de Abarim (»que son del otro lado») a los montes que se elevaban al este del mar Muerto. Más tarde, dieron el nombre de Perea (región más allá) al territorio situado entre el Jaboc y el Arnón.

(e) Se admite universalmente que Dt. 35:5-12 (que relata la muerte de Moisés y lo compara con profetas posteriores) no pudo ser escrito por él mismo; pero la presencia de este apéndice inspirado no constituye ningún argumento en contra de la mosaicidad del Pentateuco.

En 1707, un teólogo llamado Vitringa, convencido de la autenticidad de Génesis, emitió la opinión de que Moisés debía haber utilizado, en parte, documentos transmitidos por los patriarcas y conservados en el seno del pueblo hebreo. En 1753, el francés Jean Astruc, médico capaz, pero de carácter inmoral, atribuyó el Génesis a dos autores principales, cuyos escritos habría utilizado Moisés. Astruc pretendía distinguir estos dos autores por la utilización de los términos Elohim y Yahweh para nombrar a Dios. Por otra parte, afirmó que podía distinguir otros diez documentos secundarios que no contenían el nombre de Dios, relacionados con pueblos paganos. Johann Eichhorn (1783) asumió esta hipótesis, y la desarrolló, afirmando que Génesis es una recopilación de Moisés, al que, por tanto, atribuía la paternidad del resto del Pentateuco. Pero pronto se llegó a la conciencia de que los principios que habían llevado al desmembramiento de Génesis podrían extrapolarse al resto del Pentateuco. Habiendo admitido este procedimiento, se vino a declarar que los documentos relativos a la época de Moisés provenían asimismo de estas fuentes más antiguas, y que no habían podido ser reunidos por él para redactar el Pentateuco tal y como lo tenemos. Con ello, se hizo un salto, de la razonable hipótesis de que Moisés hubiera, quizá, podido servirse en parte de documentos patriarcales, a una especulación documentaria de una recopilación muy posterior a Moisés, y en la cual los documentos se distinguirían por el nombre usado para Dios. Veamos a continuación los principales argumentos en favor de esta hipótesis, que lleva el nombre de Wellhausen, erudito alemán de la segunda mitad del siglo XIX.

(a) Alternancia de los nombres Elohim y Yahweh para designar a Dios en sucesivas secciones.

(b) Continuidad de cada pretendido documento examinado aisladamente.

(c) Diversidad de estilo, de vocabulario y de ideas en los diferentes documentos.

(d) Dobletes, o pretendidos relatos contradictorios, indicadores de documentos distintos. La hipótesis en cuestión, nacida de una simple suposición, ha sufrido, de parte de los críticos mismos, numerosas modificaciones que tratan de resolver los problemas que ella misma ha suscitado.

En la actualidad se pretende poder discernir los principales documentos que se mencionarán, y que hubieran sido utilizados para redactar el Pentateuco (aunque los críticos están bien lejos de concordar entre sí sobre una gran cantidad de puntos).

(a) El autor que recibe el nombre de J (Jehovista o Yahwista, por dar a Dios el nombre de Yahweh) habría vivido en Judá alrededor del año 950-850 a.C. Hay críticos que dividen aún más esta «fuente», dando J' y J,.

(b) El autor E (Elohísta, por dar a Dios el nombre de Elohim), se situaría hacia el año 750 a.C.

(c) Después de la caída de Samaria, un «redactor» JE habría combinado J y E añadiendo de su cosecha.

(d) El documento D comprendería la mayor parte de Deuteronomio. Éste sería el libro de la Ley «redescubierto» en el Templo, bajo Josías, el año 621 a.C. (2 R. 22:23).

(e) H (de Holiness, inglés para santidad), es el nombre del «Código de Santidad» (Lv. 17-26), que trata de la pureza ceremonial; los críticos debaten si debe ser situado antes o después de Ezequiel.

(f) P (de Priestly, inglés para sacerdotal), el llamado código sacerdotal, que habría sido redactado por los sacerdotes después del exilio, y que habría sido leído a la muchedumbre por Esdras (atribuyéndolo a Moisés) hacia el año 398 a.C.

(g) Finalmente, uno o varios recopiladores habrían amalgamado todos estos heterogéneos componentes para producir el actual Pentateuco. Así, en palabras de los exponentes de esta postura: «al inicio del siglo II a.C., la ley formaba un todo completo, no suponiendo nadie, de una manera verosímil, su carácter compuesto. No nos arriesgamos si fijamos la fecha de su finalización en alrededor del s. 300 a.C.» (Esterley y Robinson, Introduction to the Books of the Old Testament, p. 63; cfr. asimismo L. Gautier, Introduction a l'Ancien Testament; contrastar con los descubrimientos de Qumrán, cfr. QUMRÁN [MANUSCRITOS DE], sección V, «cueva 1, 1Q», en el apartado Literatura bíblica, y sección VIII, Literatura bíblica, AT).

Refutación

No faltan argumentos para mostrar la carencia de base e inverosimilitud de esta torre de hipótesis montada sobre hipótesis y lo alejado que está este esquema de los hechos.

(a) Esta hipótesis implica la negación de la veracidad del AT en su práctica totalidad. No afecta solamente a detalles ocasionales o a ínfimas inexactitudes. El mismo Wellhausen lo reconoció así.

(b) Se pretende que la Ley no llegó a constituir un todo completo hasta el inicio del siglo II a.C.; sin embargo, la versión LXX es la traducción griega del AT desde mediados del siglo III a.C., comenzando, desde luego, por el Pentateuco. Es insostenible la pretensión de que la redacción del Pentateuco hubiera estado apenas acabada sin que sus ilustres traductores conocieran este hecho.

(c) El descubrimiento por parte de los «críticos» de tal multitud de «fuentes» para nuestro texto actual se remonta a 100 o 200 años como máximo (y vale la pena hacer constar que estos «descubrimientos» se han basado en un escepticismo previo de los «investigadores», y no al revés). Estos «críticos» deberían dar respuesta satisfactoria al hecho de que los judíos, tan estrictamente conservadores y tan leales a la persona y obra de Moisés, no se hubieran dado cuenta de que se le atribuía la paternidad de tantos documentos falsos, y de cómo llegaron a aceptar, sin protestar vehementemente, la imposición de todos estos diferentes cuerpos legislativos, con todas sus múltiples exigencias, y ello apelando falsamente al nombre de Moisés. En este contexto se pueden citar unos extractos del ya citado Eichhorn, que fue un célebre erudito racionalista alemán, no creyente en absoluto en la inspiración, pero que escribió lo siguiente acerca del tema de la pretendida falsificación de la historia bíblica:

(A) «No surgen de la inventiva de un falsificador individual. Todo aquel que esté dotado de un conocimiento adecuado y que investigue con imparcialidad la cuestión de si los escritos del AT son genuinos tendrá que dar forzosamente una respuesta afirmativa. Ningún engañador hubiera podido falsificarlos todos. Esto es lo que proclama cada página del AT. ¡Qué variedad de lenguaje y de expresión! Isaías no escribe como Moisés, ni Jeremías como Ezequiel; y entre éstos y cada uno de los profetas menores hay puesta una gran sima que no se puede pasar. El edificio gramatical del lenguaje de Moisés presenta mucho que es singular; en el libro de los Jueces aparecen provincialismos y barbarismos. Isaías se expresa en palabras ya formadas en una nueva forma; Jeremías y Ezequiel están repletos de arameismos. Recapitulando, cuando se pasa de escritores asignados a una época temprana a escritores de una época posterior, se halla en el lenguaje un declinar gradual, hasta que finalmente degenera en una mera forma de expresión aramea.

»Vienen a continuación las discrepancias en el círculo de las ideas y de las imágenes. Los instrumentos de cuerda suenan fuerte cuando son tañidos por Moisés e Isaías; el tono es suave cuando es David quien los toca. La musa de Salomón brilla con todo el esplendor de una corte de gran lujo; pero su hermana, en hábitos sencillos, va vagando, como David, entre los arroyos y las riberas, en los campos y entre los rebaños. Hay poetas originales, como Isaías, Joel, Habacuc; otro copia, como Ezequiel. Uno se lanza al camino solitario del genio; otro se desliza por el camino que sus predecesores han dejado marcado. De uno destellan rayos de erudición, en tanto que su compañero no da evidencias de haber sido influenciado por una sola chispa de literatura. En los escritores más antiguos se transparenta claramente el colorido egipcio; en sus sucesores se van haciendo más y más pálidos, hasta que desaparecen.

»Finalmente, se da, en maneras y costumbres, la más fina de las gradaciones. Al principio, todo es sencillo y natural, como lo que se puede apreciar en Homero, y entre los árabes beduinos hasta el día de hoy; pero esta noble simplicidad va perdiéndose gradualmente hacia el lujo y afeminamiento, desapareciendo al final en la espléndida corte de Salomón.

»No se da en lugar alguno un salto repentino; en todo lugar el progreso es gradual. Nadie sino los ignorantes y los escépticos inconscientes pueden imaginar que el AT haya sido falsificado por un engañador.

(B) «No son (los escritos del AT) el invento de muchos engañadores.

»Pero alguien podría replicar: 'Quizá muchos falsificadores hicieron causa común y, en una misma época, en algún período posterior, prepararon los libros en cuestión.' Pero ¿cómo hubieran podido de una manera tan totalmente acorde con el progreso del entendimiento humano? Y, ¿cómo hubiera sido posible, en tiempos posteriores, recrear el lenguaje de Moisés? Esto va más allá de la capacidad humana. Finalmente, un escritor presupone la existencia de otro. No hubieran podido haber surgido al mismo tiempo; tienen que haber existido en sucesión.

»Entonces se podrá aún objetar: 'Es posible que tales falsarios surgieran en tiempos distintos, y que fueran prosiguiendo hacia adelante en la introducción de libros supuestamente antiguos, desde allí donde se habían detenido sus engañosos predecesores. Es de esta manera que se podrían explicar todas las referencias a anteriores escritores; de esta manera podemos explicar la notable gradación existente en todas sus partes.'

»Pero, en primer lugar, ¿cómo es posible que nadie hubiera descubierto el fraude, denunciándolo, y poniendo una marca de infamia sobre el falsificador, a fin de que la posteridad quedara libre de todo daño? ¿Cómo podía ser una nación engañada con frecuencia y en diferentes períodos? En segundo lugar, ¿qué propósito podía tener un tal engañador? ¿Acaso el de hacer una eulogias de la nación hebrea? En tal caso sus eulogias son las más duras de las sátiras porque, en base al AT, la nación hebrea ha actuado de una manera degradante. ¿Acaso quería degradarlos? En tal caso, ¿cómo consiguió imponer sus falsos libros sobre la misma nación a la que difamaba, y cuya historia de derrota y humillación bajo poderes extranjeros es relatada en palabras claras y duras?» (Johann O. Eichhorn, Introduction to the Old Testament, traducción al inglés de Stuart, citado en J. N. Darby: «The Irrationalism of Infidelity», PP. 202-203, en The Collected Writings of J. N. Darby, vol. 6, APOLOGETIC).

A esto se debe añadir el capital reconocimiento que hacen todos los autores del AT y del NT, así como el mismo Señor Jesús, de la mosaicidad de los primeros libros de la Biblia. En base a las pretensiones de la llamada crítica moderna, todos estaban equivocados y sometidos a una serie de prejuicios que sólo el escepticismo moderno ha podido superar.

(d) El Pentateuco Samaritano (véase PENTATEUCO SAMARITANO) representa un texto que, según se cree, fue llevado a Samaria después de la deportación de las diez tribus (722 a.C.), en la época de la construcción del templo del monte Gerizim (2 R. 17:28). Otra antigua tradición afirma incluso que se trata de una copia conservada en el reino del norte a partir del reino de Roboam. Sin embargo, el Pentateuco Samaritano (aparte de algunas diferencias textuales de muy pequeña extensión) es el mismo que el de la LXX y de los Masoretas; fue redactado mucho antes de lo que aceptan los críticos, derrumbándose con ello todas sus teorías acerca de las fechas de redacción. Sería muy inverosímil pretender que los samaritanos, violentamente hostiles a los judíos, hubieran aceptado más adelante en su historia todo el código de leyes de manos de sus enemigos declarados.

(e) Un argumento que presenta el erudito conservador Alfred Edersheim sosteniendo la antigüedad del Pentateuco es como sigue:

«Los más superficialmente familiarizados con la moderna controversia teológica son conscientes de que ciertos opositores de la Biblia han dirigido, de manera especial, sus ataques contra la antigüedad del Pentateuco, aunque no han llegado aún a un acuerdo entre ellos mismos acerca de qué partes del Pentateuco fueron escritas por diferentes autores, ni por cuántos, ni por quiénes, ni en qué épocas, ni cuándo, ni por quién fueron finalmente recogidas en un solo libro. Ahora bien, lo que nosotros alegamos en relación con ello es: que la legislación del Pentateuco presenta evidencias de su redacción antes de que el pueblo estuviera establecido en Palestina. Llegamos a esta conclusión de la siguiente manera: Supongamos que un código de leyes e instituciones sea preparado por un legislador práctico (porque es indudable que estaban en vigor en Israel): mantenemos que ningún legislador humano hubiera podido ordenar un sistema para una nación ya establecida tal y como el que hallamos en el Pentateuco. El mundo ha visto muchas constituciones especulativas de la sociedad preparadas por filósofos y teóricos, de Platón a Rousseau y Owen. Ninguna de ellas hubiera podido haberse adecuado a un estado de una sociedad ya establecida. Además, ningún filósofo hubiera jamás imaginado ni pensado leyes tales como las dadas en el Pentateuco. Seleccionando sólo unas pocas, casi al azar, hagamos que el lector piense en aplicar (a Inglaterra por ejemplo) disposiciones tales como la de que todos los varones tenían que comparecer tres veces al año en el lugar que el Señor eligiera, o las relacionadas con los años sabáticos o del Jubileo, o las que tratan de las esquinas de los campos, o las que prohiben la toma de usura, o las relacionadas con las ciudades levíticas. Entonces que cada uno medite con seriedad si tales instrucciones hubieran podido ser propuestas por vez primera en la época de David, de Ezequías o de Esdras. Cuanto más se piensa en el espíritu y en los detalles de la legislación mosaica, más crece nuestra convicción de que estas leyes e instituciones sólo hubieran podido ser introducidas antes de que el pueblo se estableciera realmente en la tierra. Hasta allí donde se sepa, esta línea argumental no ha sido propuesta; sin embargo, parece necesario que nuestros oponentes confronten esta dificultad preliminar y, pensamos, insuperable, que se enfrenta a su teoría, antes que se nos pida que demos respuesta a sus objeciones críticas» (A. Edersheim, Sketches of Jewish Social Life (Wm. Eerdmans, Grand Rapids, reimpr., 1984 [Hay traducción al castellano, de S. Escuain, editada por CLIE, La vida social de los judíos]).
Por su parte, Darby apostilla: «Raras veces se ha propuesto algo tan absurdo como que Josías o Hulda no sólo persuadieran a toda una nación a la aceptación de un sistema nuevo, como ya ha sucedido a lo largo de la Historia, sino que además les hicieran creer que ellos y sus antepasados siempre habían vivido bajo este sistema desde los tiempos inmemoriales de Moisés.» (Collected Writings, vol. 6, APOLOGETIC, p. 204.)

(f) Otro problema irresuelto por la tesis de Wellhausen es el del libro de Josué. Los críticos pretenden hallar en él, como en el Pentateuco, las «fuentes» J. E. D. P., y creen que tiene que formar parte del mismo conjunto. En tal caso, se suscita la pregunta de por qué los samaritanos no lo adoptaron con el Pentateuco. Además, las alusiones de Josué al libro de la Ley (Jos. 1:8; 8:31-32; 23:6) muestran con claridad que siempre ha formado una entidad separada. Es así que los judíos lo han considerado siempre, habiéndole dado en su canon un lugar bien diferenciado del de la «Ley». El término Pentateuco es equivalente a la expresión por la cual los judíos designaban «los cinco quintos de la Ley».

(g) El profesor R. Dick Wilson presenta sólidos argumentos lingüísticos en favor de la mosaicidad del Pentateuco (Is High Criticism Scientific? y Scientific Investigation of the Old Testament). En tanto que se hallan términos de origen persa en Crónicas, Esdras, Nehemías, Ester y Daniel, no se halla ninguno en el Pentateuco (a pesar de que el pretendido «Código Sacerdotal» sea atribuido a Esdras). Por otra parte, el profesor A. S. Yahuda ha señalado numerosas pruebas de la influencia egipcia en el lenguaje y forma de pensar del Pentateuco, lo que sólo se explica si el autor es Moisés. Está claro que hay en estos cinco libros diferencias de expresión, que son fácilmente explicables por los temas tratados y por los documentos utilizados. «No es científico rebuscar entre pasajes especiales, como las genealogías, los contratos solemnes, o las ordenanzas rituales, y agruparlos postulando un autor diferente, ¡bajo el pretexto de que el vocabulario utilizado es diferente!» (Manley, Nouveau Manuel de la Bible, p. 131).

(h) A lo largo de la Biblia, la revelación es progresiva. Es cierto que los salmistas y los profetas recibieron datos más precisos acerca de la salvación, del Mesías, del porvenir y del más allá. Pero se debe observar que en el llamado «protoevangelio» de Gn. 3:15 ya había implícito todo un contenido que después se desarrolla en las siguientes revelaciones de Dios al hombre:

(1) la destrucción del poder de la serpiente,
(2) por la simiente de la mujer. En realidad, este pasaje es una síntesis maestra de la obra maestra de salvación que iba a llevar a cabo Dios hecho hombre y nacido de una virgen sin intervención de padre alguno. Este hecho evidente de explicitación de las doctrinas es contradictorio con la atribución de una fecha tan tardía a los pretendidos «documentos».

(i) La existencia de las leyes e instituciones del Pentateuco en época temprana queda testificada por las numerosas alusiones que se hallan en los profetas más antiguos. Para no verse obligados a admitir que estas leyes e instituciones existían ya bien antes del siglo VIII a.C., se alega que estos pasajes han sido introducidos tardíamente, por interpolación en las obras proféticas auténticas; pero no se tiene ni una sola prueba genuina en favor de esta afirmación. Además, el examen de los libros de los profetas da evidencia de que estas alusiones al Pentateuco están ligadas de una manera indisoluble con su contexto, constituyendo una parte esencial del discurso de estos siervos de Dios.

(j) La hipótesis del origen tardío de las instituciones judías forma parte de una falsa concepción de la civilización antigua en la época de Moisés. La teoría de la evolución, que hoy en día es muy combatida, estaba en boga hace 125 años, e influyó sobre una gran parte de la teología. Se creía que Moisés ignoraba el arte de la escritura, y que no tuvo a su disposición nada con lo que mantener registros escritos por sí mismo; sin embargo, se ha demostrado ya que la escritura estaba bien extendida en el mundo antiguo desde muchos siglos no sólo antes de Moisés, sino antes del mismo Abraham. Se pensaba que era imposible dar a tribus semisalvajes un código de leyes y un ritual tan elaborado como el del Pentateuco; por ello, se pretendía que todo lo que estuviera desarrollado desde el punto de vista social, legal, religioso y espiritual tenía que ser forzosamente tardío. Desde entonces, las modernas investigaciones históricas y arqueológicas han demostrado que tanto los babilonios como los egipcios, y otros reinos locales o de carácter regional, poseían una civilización, legislación y ritual sumamente detallados antes del surgimiento de Moisés. Es innegable que los israelitas tenían una plena capacidad para recibir en Sinaí las leyes y normas dadas por Dios por medio de Moisés. Vino a recibir también una nueva revelación de un Dios que es Espíritu, santo, misericordioso, único, con el que la nación entró en una nueva relación por medio del Pacto. Así Moisés vino a ser el mediador del Pacto y el expositor de las grandes verdades de las que vino a ser depositario Israel para ser testigo de ellas a toda la humanidad. (Véanse MOISÉS, HAMMURABI, ALTAR, SACERDOTE, TABERNÁCULO, TEOCRACIA.)

Desde el punto de vista literario, se pueden aducir todavía algunas objeciones a la «teoría documental».

(a) Es imposible diferenciar los documentos basándose estrictamente en el principio de que ciertos términos característicos denuncian distintos redactores. Consideremos, por ejemplo, el empleo de diferentes nombres de Dios (idea que engendró esta hipótesis). El término Yahveh (traducido como Jehová) indicaría el documento J. Según esta teoría, este nombre, en Génesis, no debería estar en los documentos atribuidos a E y a P. Sin embargo, sí se halla (Gn. 5:29; 7:16; 14:22; 15:1, 2; 17:1; 20:18; 21:1 b, 33; 22:11, 14, 15, 16; 28:21). Por otra parte, el nombre Elohim (Dios) no debería hallarse en el pretendido documento J; sin embargo, se halla allí (Gn. 3:1-5; 4:25; 6:2, 4; 7:9; 9:26, 27; 33:5, 11; 43:14, etc.). Ello para no hablar del frecuente uso que se hace de la combinación de ambos nombres: Jehová Dios (Gn. 2:5, y en total once veces en este solo capítulo). Estos ejemplos, extraídos sólo de Génesis, y que sólo tratan de dos términos característicos, son suficientes para anular este pretendido criterio. Se intenta justificar la presencia de estos casos suponiendo que el compilador los introdujo a propósito en el texto, o que los sacó de otro documento. Se argumenta en ocasiones que el redactor de J empleó «con discernimiento» el término Elohim (Dios), argumento que en realidad destruye la teoría de los documentos. En efecto, si el redactor se pudo servir a propósito de tal expresión, pudo haberla empleado voluntariamente cada vez. Esto es lo que afirman los defensores de la mosaicidad del Pentateuco. Se puede afirmar que estas expresiones convienen al contexto y que están allí porque éste ha sido el designio del redactor. Elohim designa a Dios como Creador y sustentador del universo y dueño de todas las criaturas. Yahveh evoca al Dios de gracia y que se revela al hombre (véase DIOS [NOMBRES DE]). Por otra parte, es insostenible la pretensión de que «El» y «Yah» fueran términos tardíos para referirse a la deidad. Hay evidencias claras del uso de estos nombres en descubrimientos arqueológicos de tabletas de arcilla escritas en cuneiforme de antes de la época de Abraham (véase MARDIKH [TELL]).

(b) El argumento de la continuidad que presenta cada documento por separado no resiste el examen.

Documento J: Se pretende que el relato que acaba en Gn. 4:25, 26 se reanudaría en 5:28 b, 29; 6:(1-4) 5-8; de allí, pasaría a 7:1-5. Así, J no daría más que unos fragmentos separados, ignorando totalmente el origen del arca. Se asigna también a J: Gn. 10:21, 25-30; 11(1-9), 28-30; 12:1-4 a. Pero, en tal caso ¿quiénes eran Taré, Harán y Abram? El relato no tiene nada de seguido.

Veamos el documento P: el redactor P es el supuesto expositor de la creación (Gn. 1:1-2:4 a); así, dice en el versículo 31 del capítulo 1: «vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera». Después, una vez establecida la genealogía de Adán (Gn. 5:1-28 a), P declara de repente: «Se corrompió la tierra delante de Dios» (Gn. 6:11). ¿Cómo se corrompió, si P desconoce el episodio de la caída? El relato de los inicios de la vida de Abram queda asimismo cortado en porciones. En un texto atribuido a J, se atribuyen a P (¿por qué razones?) los siguientes versículos: Gn. 11:27, 31, 32; 12:4 b, 5; 13:6, 11 b, 12 a; 16:1 a, 3, 15, 16, 17. Los que creen en la mosaicidad del texto pueden, en cambio, demostrar la unidad del argumento, la ilación lógica de las ideas, el equilibrio de las partes, la gradación del relato. Lo que se afirma en este sentido es mucho más admisible que el inverosímil despiece en el que desemboca «el ejercicio de un ingenio mal dirigido» de los críticos (para citar una expresión del profesor Orr, Problem of the OT, p. 237). Citando aún otro ejemplo a propósito de ello, Gn. 37 se convierte en un rompecabezas de 26 fragmentos, de los que tres no son más que un fragmento de versículo (¡!). Sobran los comentarios. (Véase GÉNESIS.)

(c) La teoría de los relatos paralelos, de estilos y por ello de autores diferentes, se muestra falsa, precisamente en el único caso en que puede ser controlada por pruebas externas. Se pretende que en el relato del diluvio aparece dos veces la descripción del cataclismo, en tres versículos sucesivos: «.. aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas» (Gn. 7:11, «documento P»); y «al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra... y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches» (Gn. 7:10 y 12, «documento J»). Según se dice, habría aquí dos estilos diferentes: uno lleno de vida, de poesía; el otro árido, limitándose a informar de los hechos. Pero los babilonios y los asirios nos han transmitido un relato del diluvio; comparándolo con el de Génesis, presenta las mismas repeticiones que se han pretendido como «relatos paralelos» cuando se trataba de Génesis; se encuentran las mismas variaciones de estilo en los pasajes correspondientes de la narración asirobabilónica. Así, las diferencias de estilo no constituyen ninguna dificultad para los que aceptan la paternidad mosaica del Pentateuco: la variedad de temas tratados comporta forzosamente las diversas maneras en que se tratan.

(d) Las pruebas externas anulan asimismo el argumento de las pretendidas contradicciones de los «paralelos». Según el «documento P», Dios advertiría a Noé de la inminencia de un diluvio de aguas (Gn. 6:17), pero no le revelaría sus causas: nieve, lluvia, o una ola de aguaje. En cambio, según el «documento J», Dios habría advertido a Noé que entrara en el arca, porque siete días más tarde Él haría llover sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches (Gn. 7:4). Sin embargo, el relato asirio apoya aquí la estructura del hebreo: no se trata de dos relatos diferentes, sino de acontecimientos sucesivos. En efecto, en el relato asirio, como en Génesis, el hombre es primero advertido que construya una nave para escapar a la muerte por las aguas; más tarde, en ambos casos, se precisa que el cataclismo vendrá en forma de lluvia. El relato de Génesis evidentemente no refleja una mera tradición transmitida por los hebreos, sino recogida por escrito bajo inspiración. Su sobriedad contrasta violentamente con el contenido del relato asirobabilónico. La postura que se basa sobre estas pretendidas contradicciones y diferencias de estilo, con el fin de asignar el texto a autores diversos, no resiste un examen detenido. Para una consideración completa de toda esta cuestión véase la bibliografía que se da a continuación. (Para un análisis de los relevantes descubrimientos del mar Muerto, incluyendo fragmentos de Levítico del siglo V a. C., véase QUMRÁN [MANUSCRITOS DE.)



--------------------------------------------------------------------------------

Bibliografía

Aalders, G.: A Short introduction to the Pentateuch (Intervarsity, s/f);
Allis, O. T.: God Spake by Moses (Presbyterian and Reformed, Philadelphia, 1958),
Allis, O. T.: The Five Books of Moses (Reformed and Presbyterian, Philadelphia, 1969),
Allis, O. T.: The Old Testament, Its Claims and his Critics (Presbyterian and Reformed, Nutley, N. J., 1972);
Darby, J. N.: Escritos acerca del Pentateuco, su paternidad mosaica y antigüedad, véanse The Collected Writings of J. N. Darby, vol. 6, PP. 201-209, 267-269; vol. 9, PP. 360-370; vol. 23, PP. 82-114; vol. 29, PP. 65-66; 69-71 (Kingston Bible Trust, Lancing, Sussex, 1964);
Hocking, W. J.: «The Lord's Testimony to the Mosaic Authorship of the Pentateuch» en The Bible Treasury, abril-junio 1892 (H. L. Heijkoop, Winschoten, Holanda, reimpr. 1969),
Keil y Delitzsch: Commentary on the Old Testament: The Pentateuch (Wm. Eerdmans, Grand Rapids, reimpr 1981)
Kelly W.: «The Pentateuch and its Critics» en The Bible Treasury, dic. 1912-junio 1913,
Lewis, C. S.: «Modern Theology and Biblical Criticism», en Christian Reflections (Wm. Eerdmans, Grand Rapids, 1967),
M'Caul, A., D. D.: «Positive Testimony to the Pentateuch», en The Bible Treasury, sept 1904 mayo 1905.
McDowell J.: Evidencia que exige un veredicto. Vol. II (Clie, Terrassa, 1988);
Whitfield, E. W.: «The Vatican and the Criticism of the Pentateuch», en The Bible Treasury, sept. 1906;
Wiener, H. M. y Kyle, M. G.: artículo «Pentateuch», en ISBE, vol. IV, PP. 2298-2312 y 2312A-2312D (Wm. Eerdmans, Grand Rapids, 1946);
Wilson, R. D.: A Scientific Investigation of the Old Testament (Marshall Ltd., Londres, 1926);
Young, E.: Una introducción al Antiguo Testamento (T.E.L.L. Grand Rapids, 1964).

Artículo procedente del Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, de Editorial CLIE,
Samuel Vila y Santiago Escuain, redactores
(CLIE, Terrassa 1985, 1185 pp.).

ANTIGUO TESTAMENTO

PENTATEUCO



GENESIS EXODO LEVITICO NUMEROS DEUTERONOMIO

Por Alberto Colunga. O.P.
Maximiliano García Cordero. O. P.
ADAPTACIÓN PEDAGÓGICA: Prof. Dr. Carlos Etchevarne, Bach. Teol.
Génesis.
Introducción al Génesis. 1. La Creación. 2. El Paraíso. 3. Tentación, Caída y Promesa de Redención. 4. Introducción Prehistórica. 5. Descendencia de los Setitas. 6. El Diluvio. 7. Entra Noé en el Arca. 8. Cesa el Diluvio. 9. Alianza de Dios con Noe. 10. Los Pueblos Descendientes de Noé. 11. Dispersión de la Humanidad. Mirada Retrospectiva. Los Patriarcas. 12. Historia de Abraham. 13. Abraham en Canaán. 14. Incursión de los Reyes Orientales. 15. Alianza de Dios con Abraham. 16. Nacimiento de Ismael. 17. La Circuncisión. 18. Aparición en Mambré. 19. Destrucción de Sodoma. 20. Abraham en la Corte del Rey de Guerar. 21. Nacimiento de Isaac. 22. El Sacrificio de Isaac. 23. Muerte de Sara. 24. Matrimonio de Isaac. 25. Postrera Descendencia de Abraham. 26. Estancia de Isaac en Guerar. 27. Jacob Bendice a Esaú. 28. Viaje de Jacob a Siria. 29. Jacob en Casa de Laban. 30. Los Hijos de Jacob. 31. Vuelta de Jacob a Canaan. 32. Temores de Jacob. 33. El Encuentro de Jacob y Esaú. 34. La Violación de Dina. 35. Jacob, en Marcha Hacía Hebrón. 36. Descendencia de Esaú. 37. Historia de José. 38. Juda y Tamar. 39. José en Egipto. 40. Jose, Interprete de Sueños. 41. Los Sueños del Faraón. 42. Los Hijos de Jacob en Egipto. 43. Retorno de los Hijos de Jacob a Egipto. 44. Benjamín, Sorprendido en Hurto. 45. José se da a Conocer a sus Hermanos. 46. Jacob y sus Hijos en Egipto. 47. Jacob en Egipto. 48. Jacob Bendice a los Hijos de José. 49. Bendición de Jacob. 50. Muerte de José.
Exodo.
Introducción. 1. Opresión de los Israelitas en Egipto. 2. Nacimiento de Moisés, Estancia en Madian. 3. Vocación de Moisés. 4. La Obstinación de Moisés. 5. Retorno de Moisés a Egipto. 6. Nueva Revelación de Dios a Moisés. 7. Portentos Realizados por Moisés. 8. Otras Plagas Sobre Egipto. 9. Nuevas Plagas. 10. Ultimas Plagas. 11. La Muerte de los Primogénitos. 12. Preparación del Éxodo. 13. Nuevas Prescripciones. 14. Derrota de los Egipcios. 15.Cántico Triunfal de Moisés. 16. Las Codornices y el Mana. 17. Incidencias en el Desierto. 18. Organización Judicial. 19. La Teofania del Sinaí. 20. La Gran Teofanía de Sinai. 21. Ordenaciones Varias. 22. Ordenaciones Sociales. 23. Leyes Sociales y Litúrgicas. 24. Conclusión de la Alianza. 25. La Organización del Culto. 26. El Tabernáculo. 27. Distribución General del Tabernáculo. 28. Los Ornamentos Sagrados. 29. La Consagración de los Sacerdotes. 30. Complementos del Ajuar Litúrgico. 31. Nuevas Ordenaciones. 32. AposIJasia de Israel. 33. Relaciones Familiares de Moisés con Yahve. 34. Renovación de la Alianza. 35. La Construcción del Tabernáculo. 36. Los Directores de las Obras. 37. Objetos Litúrgicos. 38. Partes del Tabernáculo. 39. Los Ornamentos Sagrados. 40. Erección e Inauguración del Tabernáculo.
Levitico.
Introduccion. Leyes Sobre los Sacrificios. 1. Los Holocaustos. 2. Las Oblaciones. 3. Los Sacrificios Pacíficos o Eucaristicos. 4. Sacrificios Expiatorios. 5. Nuevos Sacrificios Expiatorios. 6. Nuevas Prescripciones Sacrificiales. 7. Otros Sacrificios. 8. Consagración de Aaron y sus Hijos. 9. Las Primicias del Nuevo Sacerdocio. 10. Legislaciones Complementarias. 11. Animales Puros e Impuros. 12. La Purificación de la Mujer. 13. Ley Acerca de la Lepra. 14. Nuevas Regulaciones Sobre la Lepra. 15. Impureza del Hombre y de la Mujer. 16. La Fiesta Anual de la Expiación. El Código de Santidad. 17. Inmolaciones y Sacrificios. 18. Las Uniones Conyugales. 19. Diversas Leyes Religiosas, Ceremoniales y Morales. 20. Diversas Leyes Penales. 21. Pureza Ritual de los Sacerdotes. 22.Los Sacerdotes. 23. Las Solemnidades Religiosas. 24. Puntualizaciones Litúrgicas. 25. Ordenaciones Complementarias. 26. Discurso Final Parenetico. 27. Los Votos y los Diezmos.
Números.
Introducción. 1. El Censo de las Tribus. 2. Orden del Campamento. 3. Numero y Oficio de los Levitas. 4. Obligaciones de los Levitas. 5. Leyes y Ordenaciones Varias. 6. Ley del Nazareato. 7. Las Ofrendas de los Principes. 8. Ordenaciones Diversas. 9. Últimos Días en el Sinaí. 10. Preparación de la Partida. 11. Diversos Incidentes en el Camino del Sinai a Cades. 12. Castigo de María, Hermana de Moisés. 13. Los Exploradores de Canaán. 14. Incidentes en Cades. 15. Leyes Relativas a los Sacrificios. 16. La Sedición de Core y su Castigo. 17. La Vara Florida de Aarón. 18. Deberes y Derechos de los Levitas. 19. El Agua Lustral. 20. Diversos Incidentes en el Desierto. 21. Camino de Moab. 22. Historia de Balaam. 23. Oráculos de Balaam. 24. Nuevos Vaticinios. 25. La Prevaricación de Baalfegor. 26. Nuevo Censo de Israel. 27. Disposiciones Suplementarias. 28. Fiestas, Sacrificios y Oblaciones. 29. Las Fiestas de Otoño. 30. Ley de los Votos. 31. Guerra Contra los Madianitas. 32. Distribución de Transjordania Entre Rubén y Gao. 33. Etapas del Camino desde Egipto al Jordán. 34. Las Fronteras de la Tierra de Promisión. 35. Las Ciudades Leviticas. 36. Ley de Herencia de las Mujeres.


Deuteronomio.
Introducción. 1. Exhortación de Moisés. 2. Incidencias en la Marcha. 3. Los Israelitas en Transjordania. 4. Consideraciones Pareneticas. 5. Recapitulación de la Ley. 6. El Amor de Dios y la Observancia de la Ley. 7. Exhortaciones Religiosas. 8. Agradecimiento a Dios. 9. Protección Divina. 10. Nuevas Exhortaciones. 11. Amonestaciones. 12. El Santuario Único. 13. Prevenciones Contra la Apostasia. 14. Leyes Complementarias. 15. Leyes Varias. 16. Las Toes Fiestas Anuales. 17. Ordenaciones Varias. 18. Organizaciones Religiosas. 19. Leyes Complementarias. 20. Derecho de Guerra. 21. Ordenaciones Varias. 22. Diversas Leyes. 23. Leyes Sociales. 24. Leyes Diversas. 25. Ordenaciones Humanitarias. 26. Primicias y Diezmos. 27. Exhortaciones. 28. Promesas de Bendiciones y Amenazas de Maldiciones. 29. Amonestaciones. 30. Perspectivas Futuras. 31. Testamento de Moisés. 32. El Cántico de Moisés. 33. Bendiciones de Moisés. 34. Muerte y Sepultura de Moisés.


Introducción al Pentateuco.


Nombre.
Se da el nombre de Pentateuco a los cinco primeros libros del A.T., que eran llamados por los judíos la Torah o Ley, en contraposición a los libros Proféticos (Nebi ’im) y Sapienciales (Ketubim). En el N.T. se llama al Pentateuco “libro de la Ley”, “la Ley”, “la Ley de Moisés”. Estas denominaciones dependen de otras similares del A.T.Los diversos libros de la Ley recibían nombres conforme a las primeras palabras hebreas de cada uno entre los judíos palestinenses; los alejandrinos, en cambio, los denominaban por su contenido substancial: Génesis (trata del origen del mundo y de la humanidad), Éxodo (salida de los israelitas de Egipto), Levitico (legislación relativa a la tribu de Leví), Números (se inicia con el censo numérico de los israelitas en el desierto), Deuteronomio (o “segunda Ley”: recapitulación en forma oratoria de la legislación del desierto).
Contenido.
Trata de la historia religiosa de Israel y de sus antepasados desde la creación del primer hombre hasta la muerte de Moisés. El hagiógrafo, pues, intenta describir los orígenes de la teocracia hebraica, empalmando con los patriarcas anteriores a Abraham, para probar los designios salvíficos de Dios sobre el pueblo elegido. En esta narración hay elementos propiamente históricos y elementos legislativos, constituyendo estos últimos el armazón jurídico de la teocracia israelita, cuyos orígenes se remontan hasta Abraham; pero, para asentar las bases del monoteísmo, el hagiógrafo se preocupa de buscar la prehistoria de Israel, tejiendo narraciones-reflejo de tradiciones antiquísimas-relativas a unos personajes que resultan como las piedras miliarias que nos llevan hasta el primer hombre, el cual, a su vez, procede directamente del Dios creador del mundo.
La perspectiva no puede ser más amplia, y, por tanto, esas figuras anteriores a Abraham están enmarcadas en el inmenso vacío de la prehistoria, en el que los años se cuentan por decenas de millares. El autor sagrado no pretende reconstruir la historia completa anterior a la constitución de la comunidad teocrática en el Sinaí, sino destacar el designio salvador divino en la historia, sorprendiendo el hilo conductor de la primera promesa de rehabilitación de la humanidad expresada en los albores de la historia humana y siguiendo su trayectoria hasta la elección del pueblo israelita, instrumento excepcional de la Providencia divina en orden a la salvación de la humanidad caída. Por consiguiente, el enfoque de su narración histórico-legislativa es esencialmente religioso, y en la medida de sus afirmaciones religiosas debemos juzgar de la veracidad de sus datos históricos. Es la historia del proceso salvífico del género humano, centrada en torno a la historia de Israel, “primogénito de Yahvé,”su porción selecta o “heredad” particular, destinado a ser “un reino sacerdotal y una nación santa,” como intermedio entre Dios y los otros pueblos para transmitir el mensaje salvador de rehabilitación de la humanidad en orden a la manifestación plena mesiánica. Por eso, la idea clave teológica de todo el Pentateuco es la elección de Israel como “primogénito” entre todas las naciones. Por un misterioso designio divino, la historia de este pueblo excepcional va vinculada a la historia de la economía de salvación de la humanidad, a la historia de la revelación divina.
Génesis: Se narra la preparación de la teocracia hebrea, partiendo de la creación del mundo, del hombre, y la historia primitiva de la humanidad después de la caída original, la vocación de Abraham y la historia de los patriarcas Isaac y Jacob. Puede dividirse, pues, en dos partes bien definidas: a) historia primitiva de la humanidad (1:1-11:32); b) historia de los patriarcas (12:1-50:26). El Éxodo narra las vicisitudes de la salida de Israel de Egipto y la constitución oficial de la teocracia hebraica en el Sinaí. Puede dividirse en tres partes: a) preparación del éxodo de Egipto (1:1-12:36); b) salida de los israelitas de Egipto y marcha hacia el Sinaí (12:37-18:27); c) alianza de Dios con Israel en el Sinaí (19:1-40:38). El Levítico trata de la organización cultual de la teocracia, a cargo de la tribu de Leví. La legislación es compleja: a) leyes sobre los sacrificios (1:1-7:38); b) consagración de los sacerdotes (8:1-10:20); c) leyes sobre distinción de animales puros o impuros (11:1-16:34); 6) leyes de santidad (17:1-26:46); e) apéndice de diezmos y votos (27:1-34).
El libro de los Números relata los hechos acaecidos en el Sinaí después de la alianza y las vicisitudes de la marcha hacia Transjordania. Tres etapas: a) preparación de la marcha en el Sinaí (1:1-10, 10); b) marcha del Sinaí a Cades (10:11-20:13); c) de Cades al Jordán (20:14-36:13).
El Deuteronomio es como el testamento de Moisés, e incluye la recapitulación legislativa de Israel, puesta en boca de éste, el cual en estilo oratorio exhorta al cumplimiento fiel de los preceptos de Yavé. Puede dividirse en cuatro partes: a) prólogo exhortatorio al cumplimiento de la Ley (1:1-11:32); b) parte legislativa (12:1-26:19); c) epílogo (27:1-30:20); 6) últimas disposiciones de Moisés y su muerte (31:1-34:12).
El contenido dogmático de estos cinco libros es trascendental, ya que en ellos se contienen las verdades fundamentales religiosas en las que se basa la teocracia del A.T.: creación del universo y del hombre por un solo Dios, unicidad del género humano, caída de los primeros padres, primera promesa de rehabilitación y elección de Israel como “pueblo de Dios,” en el cual habían de ser “bendecidas todas las naciones de la tierra.”Este esquema doctrinal será aceptado y completado por el mensaje evangélico.
Autenticidad Mosaica del Pentateuco.
Al abordar esta intrincada cuestión hemos de adelantar que, de suyo, el problema de la autenticidad del autor humano de la Sagrada Escritura no afecta al problema de la inspiración, y, por consiguiente, a las verdades de fe. Desde el punto de vista dogmático, nos basta saber que un libro está inspirado por Dios para utilizar sus enseñanzas religiosas como infalibles. La cuestión del origen humano de un libro de la Biblia ha de resolverse por razones de crítica histórica y literaria. Así, pues, respecto del problema concreto de la autenticidad mosaica del Pentateuco, hemos de utilizar los medios crítico-histórico-filológicos empleados en la investigación de otros libros bíblicos (como Sam., Tob., Job, Ecl. y Sal.), cuya autenticidad humana resulta discutible.
Para proceder con orden, vamos a exponer primeramente los argumentos que la tradición exegética ha utilizado en favor de la autenticidad mosaica del Pentateuco, la posición de la crítica moderna y sus argumentos en contra de la autenticidad mosaica y, por fin, las declaraciones de la Iglesia sobre el problema.
Argumentos Positivos en Favor de la Autenticidad Mosaica.
1. Testimonios del mismo Pentateuco.
a) Explícitos. — En Ex 17:14 se dice a propósito de la victoria sobre los amalecitas: “Yavé dijo a Moisés: Pon eso por escrito para recuerdo en un libro.” La necesidad de conservar el recuerdo de esta victoria exigía que se pusiera por escrito, de forma que las generaciones futuras, al leerlo, se sintieran confortadas cuando se vieran en situaciones de peligro ante los enemigos. En Núm. 33:2 se dice que Moisés, por mandato divino, escribió las estaciones en que Israel había acampado en el desierto. Se trata de un catálogo de los lugares donde acampó en su peregrinación hacia Canaán. Según Ex. 24:4, “escribió Moisés todas las palabras de Yavé,” que, según el contexto, parecen ser el llamado “código de la alianza,” que contenía el Decálogo y las leyes fundamentales de la alianza. En Ex. 34:27 se dice: “Yavé dijo a Moisés: Escribe estas palabras, según las cuales hago alianza contigo y con Israel.” Se alude a las cláusulas de la renovación de la alianza. En Dt 31:9: “Escribió Moisés esta Ley y se la entregó a los sacerdotes, hijos de Leví”; y en el v.24: “Después que escribió Moisés las palabras de esta Ley en el libro hasta terminarla.” Son las leyes deuteronómicas de los cc. 12-26; por consiguiente, la expresión “esta Ley” no se refiere a todo el Pentateuco. Aunque el Pentateuco se designaba en tiempos de Cristo con el nombre de “la Ley,” sin embargo no consta que esta denominación tuviera este sentido ya en los tiempos mosaicos. Finalmente, en Dt. 31:22 se afirma que Moisés escribió el Cántico del c.32.
De todas estas afirmaciones se deduce que, según el mismo Pentateuco, partes de éste (referentes a hechos históricos y a leyes) fueron consignadas por el propio Moisés. Pero no podemos deducir de ellas que todo el Pentateuco haya sido redactado por él.
b) Implícitos. — Más importancia para probar la autenticidad mosaica del Pentateuco tienen los argumentos sacados del marco ambiental del desierto que suponen ciertos hechos y leyes consignados en estos libros. Moisés, libertador y creador de la conciencia nacional religiosa de Israel, tuvo necesariamente que crear un cuerpo legislativo mínimo para organizar la vida religiosa y civil de un pueblo numeroso que tenía, sin duda, sus costumbres ancestrales, pero que se encontraba en el desierto en una nueva situación, lo que exigía nuevas adaptaciones y leyes para sobrevivir como comunidad social y religiosa, sobre todo con vistas a las nuevas perspectivas de la instalación en Canaán en medio de pueblos paganos y hostiles. Así, pues, puede considerarse como obra de Moisés un núcleo legislativo, como el Decálogo, el “libro de la alianza”y ciertos preceptos cultuales.
En particular se citan como indicios de la vida campamental en el desierto: la ausencia del hierro como material del tabernáculo, mientras se cita el bronce. De hecho sabemos que la industrialización del hierro comenzó en el siglo XII a.C., un siglo después de Moisés, cuya vida se enmarca comúnmente hoy en tiempos de Ramsés II (s.XIII). Indicios de la vida campamental en el desierto son los ritos del “macho cabrío,”de la “vaca roja,”que debían ser llevados ante el tabernáculo. Lo mismo hay que decir de la efusión de sangre de toda víctima “a la puerta del tabernáculo” y de los oficios de los levitas que debían transportar el tabernáculo.Son indicios también de arcaísmo la designación de Abraham como “arameo,”calificativo incomprensible en labios de un escritor de los tiempos de la monarquía, en que los arameos eran los encarnizados enemigos de Israel; la sinceridad con que se cuentan ciertos hechos poco honrosos de Moisés, como su matrimonio con una mujer madianita,sus dudas sobre la misericordia divina y la pena de su falta. Un escritor reciente no se habría atrevido a inventar tales hechos para aplicarlos al mayor de los profetas de Israel, al venerado libertador de los hebreos. Además, el itinerario de los israelitas por el desierto concuerda en sus indicaciones sustancialmente con la naturaleza geográfica de las estepas del Sinaí. Y los relatos sobre la vida de los hebreos en Egipto (construcción de Ramsés con ladrillos, exacción de los capataces de obras y, en general, la historia de José) concuerdan perfectamente con el género de vida de los egipcios tal como hoy lo conocemos por los documentos extrabíblicos. Ciertos hechos acaecidos en el desierto encuentran su explicación sólo en el marco geográfico de las estepas del Sinaí, como el fenómeno del “maná,”la abundancia de codornices y las aguas salobres.


2. Testimonios de otros libros del A.T.
a) Libros históricos. — En Jos. 1:8 se lee: “Que ese libro de la Ley no se aparte nunca de tu boca.” Según Jos. 8:3 IS, Josué levantó un altar en el monte Ebal para cumplir lo “escrito en el libro de la Ley de Moisés ”; y en el v.32: “allí, sobre las piedras, escribió Josué una repetición de la Ley (Deuteronomio) que Moisés había escrito delante de los hijos de Israel.” Según Jos. 23:6, el conquistador de Canaán exhorta al pueblo a que “guarde todas las cosas escritas en el libro de la Ley de Moisés.” Después del pacto de Siquem “escribió todas estas palabras en el libro de la Ley del Señor”, que es el mismo de la “Ley de Moisés” de Jos. 8:3 IS.
En el libro de los Jueces no se cita expresamente la “Ley de Moisés,” pero se alude a la salida de los israelitas de Egipto y al “pacto” del Sinaí, y se cita a Moisés. En los libros de Samuel no se cita expresamente la “Ley de Moisés,” pero se alude a la persona de Moisés como caudillo libertador de los israelitas. En cambio, en los libros de los Reyes se menciona varias veces la “Ley de Moisés”: David exhorta a Salomón a que cumpla los preceptos y ritos del Señor, “como está escrito en la Ley de Moisés;” el rey Amasías perdonó a los hijos del asesino de sus padres, “según lo escrito en el libro de la Ley de Moisés.” En tiempos del rey Josías se encontró el “libro de la Ley” o el “libro de la Ley del Señor (escrita) por manos de Moisés.”Por otra parte, en todos estos libros se mencionan ciertas instituciones legales de la época de Moisés.
b) Libros proféticos. — Los profetas anteriores al destierro babilónico no mencionan expresamente la “Ley de Moisés,” sino la “Ley del Señor” o “Ley de Dios;”pero aluden a muchas instituciones legales mosaicas y a hechos narrados en el Pentateuco.
c) Libros posteriores al exilio. — Son frecuentes las citas y alusiones a la “Ley de Moisés”, a “los libros de la Ley de Moisés.”
En el libro apócrifo 4 Esd. 14 se dice que Esdras redactó al dictado todos los libros sagrados; pero se trata de la restitución de los mismos atribuidos a Moisés. En los tiempos rabínicos, la creencia de que Moisés era autor del Pentateuco era común.
3. Testimonios del N.T.
Cristo frecuentemente habla de la “Ley de Moisés,” del “libro de Moisés.”Especialmente interesante es el texto de Jn 5:45-47: sus interlocutores adversarios serán acusados por Moisés, “porque, si creyerais en Moisés, creeríais en mí, pues de mi escribió él; pero, si no creéis en sus escrituras, ¿cómo vais a creer en mis palabras?” Esta argumentación prueba que los interlocutores de Jesús admitían unánimemente la autenticidad mosaica del Pentateuco, y Él argumenta en este supuesto, sin que en realidad en sus palabras trate ex professo de decidir el problema. El juicio formal de su argumentación, y, por consiguiente, su afirmación, se refiere a la inexcusable incredulidad de los judíos, los cuales, escrutando las Escrituras atribuidas a Moisés, podían descubrir que Cristo estaba anunciado en ellas.
Los apóstoles argumentan también supuesta la creencia común de que el Pentateuco es mosaico. Así hablan de la “Ley de Moisés” o de “Moisés” simplemente como autor de un texto citado. Los judíos contemporáneos de Cristo tienen la misma creencia, y en esto los apóstoles son tributarios de la opinión común.
4. Testimonios de la tradición cristiana.
Los Santos Padres, siguiendo la opinión de los judíos y apóstoles, dan por supuesta la autenticidad mosaica del Pentateuco, aunque no tratan explícitamente de este problema crítico. Los gnósticos, por razones dogmáticas, negaban que el Pentateuco fuera de Moisés, y lo consideraban como un libro apócrifo judaico.
Nuevas Hipótesis Sobre el Origen del Pentateuco.
La tesis de la autenticidad mosaica de todo el Pentateuco, tal como era propuesta por la tradición judeo-cristiana, fue comúnmente aceptada por los teólogos y comentaristas de la Edad Media. Hugo de San Caro (s.XIII) es el primero que expresa la posibilidad de que el Deuteronomio sea postmosaico, obra de Josué, entre otras razones porque narra la muerte de Moisés. Esta opinión fue resucitada por exegetas del siglo XVI del campo protestante y católico. Al surgir la crítica histórica con sus exigencias en el siglo XVII, no faltaron católicos que abiertamente defendieron que gran parte del Pentateuco no era mosaica. Sobre todo el oratoriano Richard Simón (1712) ve en la complejidad y diversidad de estilo, y en las repeticiones o “duplicados” de los mismos hechos, una prueba de multiplicidad de autores. Así, afirma que Moisés utilizó tradiciones orales y documentos escritos anteriores a él, y mandó poner por escrito leyes y hechos de su tiempo; pero su obra fue retocada con mutilaciones y adiciones posteriores por redactores posteriores, y así ha llegado a nosotros. Supuestos estos principios de crítica interna, surgieron las siguientes explicaciones en los siglos XVIII-XIX:
a) Hipótesis de los “documentos.” — A los argumentos anteriores, J. Astruc (+1766) añadió otro elemento probativo de la diversidad de documentos empleados por Moisés en la redacción del Génesis: el diferente uso del nombre de Dios, que unas veces es llamado Elohim, otras Yahvé. Así distinguió dos fuentes fundamentales: elohista y yahvista, con otras de menor importancia. Eichhorn (+ 1827) aplicó esta teoría a todo el Pentateuco, distinguiendo otras nue­vas fuentes, sobre todo una de tipo cultual llamada sacerdotal (Priestercodex: P).
b) Hipótesis de los “fragmentos.” — No contentos con estas fuentes fundamentales, otros, llevados de la hipercrítica, llegaron a admitir una multitud inconexa de fragmentos diversos reunidos posteriormente, pero sin que exista una fuente primaria fundamental que los aglutine.
c) Hipótesis de los “suplementos.” — Como reacción contra esta opinión anárquica, H. Ewald (+ 1875) propuso la hipótesis de los suplementos, es decir, admite una fuente fundamental (Grundschrift), que llama elohista, la cual relata la historia desde el origen del mundo hasta Moisés. Esta fue completada por otra fuente posterior llamada yavista. La primera sería redactada en tiempos de los jueces, y la segunda en tiempos de la monarquía. El Deuteronomio es una adición del siglo VII a.C.
d) Nueva hipótesis de los “documentos” o teoría de Wellhausen. — Resucitada de nuevo la teoría de la multiplicidad de al menos cuatro fuentes, Wellhausen, siguiendo la tesis hegeliana de la evolución religiosa de los pueblos, distingue cuatro fuentes fundamentales escritas: 1) Yavista (J), la más antigua, redactada en el siglo IX en el reino de Judá, se caracteriza por su estilo colorista, descriptivo, antropomórfico, poético y folklórico. En ella prevalece el nombre divino Yavé, y de ahí su denominación. 2) Elohista (E), redactada en el siglo VIII en el reino septentrional; se caracteriza por su carácter más reflexivo, con tendencia a salvar la trascendencia divina, aunque destaca la causalidad inmediata de Dios en el cosmos y en la historia de Israel. Prevalece el nombre divino Elohim. Estos dos documentos (JE) fueron juntados por un redactor de fines del siglo VIII a.C., formándose así el documento yeovista (JE). 3) Deuteronómico (D): obra del siglo VII a.C., redactado en el reino de Judá, probablemente es el “libro de la Ley” descubierto en tiempos del rey Josías (722 a.C.), compuesto por los sacerdotes, quienes, por un “fraude piadoso,” presentaron su obra como escrita por Moisés, escondiéndola en los cimientos del Templo. El estilo de este documento es parenético, con gran espíritu de amor al prójimo, particularmente hacia los necesitados, como los huérfanos, las viudas y los levitas. Es el reflejo de la predicación ética de los profetas de la época (Amós, Oseas, Isaías, Miqueas y Jeremías). Un redactor posterior, quizá antes del exilio, juntó este documento a los dos anteriores (JE), y aun arregló estos documentos conforme al espíritu de D. De este modo se formó el conjunto literario JED. 4) Código sacedotal (Priestercodex) (P). Elaborado en el exilio bajo la influencia de Ezequiel y su escuela sacerdotal, este documento gira en torno a los problemas culturales y los privilegios de la clase sacerdotal. En tiempos de Esdras (444 a.C.) este documento fue unido a los anteriores, recibiendo así todo el conjunto de los cuatro documentos la redacción definitiva que ha llegado a nosotros con el nombre de Pentateuco, atribuida masivamente a Moisés por la tradición judeo-cristiana. Esta brillante teoría crítica ha sido defendida por gran parte de los exegetas no católicos, y con ciertas limitaciones y correcciones por otros del campo católico.
Fundamentos Histórico-Literarios.
Aparte de los supuestos apriorísticos de la filosofía hegeliana aplicados a la evolución de la historia religiosa de Israel (que ciertamente resultan subjetivistas, ya que nada en la historia bíblica avala esa pretendida transición de las formas primarias religiosas al monoteísmo estricto, sino que esta última forma superior religiosa aparece en los textos más antiguos), no faltan indicios de tipo histórico-filológico que favorecen la complejidad de documentos en el Pentateuco:
a) Uso diverso de los nombres divinos. — Una de las primeras claves utilizadas para establecer la diversidad de fuentes ha sido la multiplicidad de nombres divinos, es decir, el diverso uso de Elohim, Yavé y Yavé-Elohim. En el Génesis, los dos primeros aparecen casi en la misma proporción; pero en los otros cuatro libros, la designación de Yavé es abrumadora, de forma que Elohim sólo aparece muy esporádicamente. Y la designación doble Yavé-Elohim sólo aparece veinte veces en Gén. y una en Ex. ¿Por qué la distribución desigual y artificial de estos nombres? No es fácil dar explicación de ello; sin embargo, parece que el nombre de Yavé suele emplearse cuando se trata de las relaciones especiales con Israel como pueblo elegido, y esto tiene lugar desde el Éxodo. Hay muchos autores que niegan que el nombre de Yavé fuera conocido antes de Moisés; y, por tanto, en los documentos anteriores a éste sería una intromisión debida a redactores posteriores cuando estaba de moda dicho nombre divino. De hecho sabemos que, en los salmos llamados elohisticos, el nombre de Yavé fue sistemáticamente cambiado por el de Elohim. Podemos, pues, suponer que pudo ocurrir el fenómeno contrario en muchos textos del Pentateuco debido a preferencias de los copistas o redactores posteriores. Con todo, no siempre las versiones coinciden con el TM en la transcripción de los distintos nombres divinos, lo que puede insinuar que el original que traducían era algo distinto al TM. Por eso hoy día los críticos urgen menos el argumento de la diversidad de nombres divinos para rastrear la distinción de fuentes en el Pentateuco.
b) Duplicados. — Este carácter literario complejo del Pentateuco explica la existencia de narraciones y leyes duplicadas, yuxtapuestas, en las que hay una semejanza sustancial, con diferencias accidentales. A veces estos duplicados son en realidad dos aspectos diferentes de un hecho o ley, que el autor yuxtapone para que se conserven con sus propias diferencias, dejando al paciente y discreto lector la labor de concordarlos, según el procedimiento literario de las antiguas historiografías semitas, en las que no se da importancia a la estricta “crítica histórica”. Así encontramos dos narraciones de la formación del hombre, dos narraciones del diluvio, dos relatos de la vocación de Abraham, dos relatos sobre el intento de secuestrar a Sara, dos veces Agar es expulsada de casa, dos veces se narra la alianza de Dios con Abraham, dos veces seexplica el nombre de Israel, dos veces se explica el nombre de Betel; según un texto, José es vendido a los ismaelitas; según otro, a los madianitas; dos veces se narra la vocación de Moisés, dos veces el paso del mar Rojo, doble multiplicación del maná y de las codornices, dos veces se da el texto del Decálogo, dos veces se da el catálogo de las fiestas, dos veces se narra la fracasada exploración de Canaán. La lista se podría alargar, y el lector verá en el transcurso del comentario cómo se destaca esta duplicidad narrativa y legislativa en muchos lugares, lo que arguye diversidad de tradiciones o documentos sobre determinados hechos o leyes. En la legislación se nota progreso conforme a las nuevas exigencias de los tiempos, lo que arguye diversidad de manos redaccionales.
c) Anacronismos. — No faltan en el Pentateuco alusiones históricas y geográficas que delatan al autor morando en Palestina, no en las estepas del Sinaí en los tiempos de Moisés. Así, se dice del cananeo que “entonces vivía en la tierra” (Palestina), se habla de los reyes de Edom “antes de que tuvieran rey los hijos de Israel,”lo que supone que esta perícopa está escrita en tiempos de la monarquía. En Gén 14:14 se habla de la ciudad de Dan, nombre que recibió en tiempo de los jueces. Se habla del “otro lado del Jordán” aludiendo a localidades de Transjordania, lo que supone que el autor vive en Cisjordania; se habla de Negueb como zona meridional de Canaán.
Aunque algunas de estas indicaciones se explican como retoques redaccionales posteriores, sin embargo no cabe duda que, tomados todos los indicios en conjunto, se saca la impresión de que en la formación literaria del Pentateuco han intervenido autores de diversas épocas, que hicieron algunas aclaraciones en el texto original.
Conclusión.
De todo lo expuesto en la literatura sobre el Pentateuco, no debemos aceptar la hipótesis de que los documentos o tradiciones diversas son exclusivamente de época posterior a Moisés. Aunque hayan recibido su redacción definitiva en tiempos de la monarquía israelita y aun, en el caso del sacerdotal, después, esto no quiere decir que sus ingredientes sustanciales o nucleares no sean de la época de la formación de Israel como pueblo en las estepas del Sinaí. Nada más verosímil que el creador de la teocracia hebraica haya dado un código mínimo legislativo para regular la vida cívico-religiosa de aquel pueblo que estaba en período de formación, conforme a las exigencias religiosas del pacto del Sinaí. Y nada más natural que haya recogido tradiciones histórico-legislativas de los tiempos patriarcales para trazar los antecedentes de la nueva nación. Muchas de estas cosas debieron de ser puestas por escrito, mientras que otras quedaron flotando en la tenaz tradición oral de los orientales. Todo ese conjunto de escritos y de tradiciones fueron actualizadas con el tiempo conforme a las necesidades de los tiempos, y en determinadas fechas postmosaicas fueron reunidas en un conjunto literario que llamamos Pentateuco. Los datos arqueológicos han demostrado que las tradiciones de la época patriarcal encajan perfectamente en un ambiente histórico de muchos siglos antes de la monarquía israelita, y esto es una confirmación de la existencia de estratos literarios antiguos anteriores al propio Moisés. También muchas de las leyes tienen su mejor explicación en el marco de las estepas del Sinaí, cuando Israel estaba naciendo como colectividad nacional bajo la égida creadora de Moisés. “Así, el fondo del Pentateuco, la sustancia de las tradiciones que incorpora, el núcleo de su legislación, remontan al tiempo en que Israel se constituyó como pueblo. Ahora bien, esta época está dominada por la figura de Moisés: él ha sido el organizador del pueblo, su iniciador religioso, su primer legislador. Las tradiciones anteriores que llegan a él y los acontecimientos que él ha dirigido han llegado a ser la epopeya nacional; la religión de Moisés ha marcado para siempre la fe y la práctica del pueblo; la Ley de Moisés ha quedado como su norma. Las adaptaciones que impuso el cambio de los tiempos se hicieron según su espíritu y se cubrieron con su autoridad. Es este papel histórico el que la tradición expresa al vincular al Pentateuco el nombre de Moisés, y sobre este punto está muy firme. Pero es mucho menos explícita, hasta el periodo judío, para atribuir al mismo la redacción de sus libros. Cuando dice que “Moisés escribió,” se expresa en términos generales; jamás se refiere bajo esta fórmula al conjunto del Pentateuco. Cuando el mismo Pentateuco emplea, muy rara vez, esta fórmula, la aplica a un pasaje particular. No hay lugar para poner en duda estos testimonios acerca de una cierta actividad literaria de Moisés o de los que le rodeaban. En su tiempo, por no hablar de Egipto y Mesopotamia, existía en Canaán una literatura que los textos de Ras Samra nos han revelado, y se disponía de varios sistemas de escritura. Es, pues, verosímil que ciertas narraciones y ciertas leyes hayan sido puestas muy pronto por escrito. Sería vano tratar de determinar la extensión de esta primera redacción, e importa mucho más afirmar el origen mosaico primero de las tradiciones que componen el Pentateuco. Permanecieron tradiciones vivas, que llevan la marca del medio ambiente donde se han conservado y desarrollado y de las condiciones nuevas a las que se las exigía que respondiesen. Llegaron a ser inseparables de la vida misma del pueblo, y, porque eran vivas, conservaron el impulso dado por Moisés.”

Contenido Teológico del Pentateuco.
La historia de Israel es ante todo una historia religiosa, y los autores sagrados, al narrar los orígenes de la teocracia hebraica y sus antecedentes históricos, buscan ante todo destacar los designios divinos en la historia. Quieren asentar las bases del monoteísmo en la comunidad israelita y crear una conciencia religiosa a base de la elección de Israel entre todos los pueblos, lo que implica un destino histórico excepcional, que ha de culminar en la era mesiánica.
La perspectiva teológica del hagiógrafo en los textos del Pentateuco no puede ser más amplia: a) Un Dios Creador de todo, que tiene especialísima providencia de los primeros padres, cuya libertad respeta sometiéndolos a una prueba, y después de la caída les anuncia una promesa de rehabilitación: la primera semilla del plan salvífico de Dios en la historia respecto de la humanidad, b) Todos los hombres descienden de una primitiva pareja hecha a “imagen y semejanza” del mismo Dios, por lo que se encuentran por encima de todos los animales y en categoría de lugartenientes del mismo Creador, c) El primer pecado trajo consigo un desorden, y la humanidad entró por las vías del egoísmo, de la envidia, de la codicia y de la lujuria. El resultado fue el homicidio, la poligamia, la venganza y el orgullo, d) La justicia divina exige un castigo sobre la humanidad pecadora. El diluvio es el gran correctivo y la ocasión de hacer surgir una nueva generación de justos que reconozcan los caminos del Señor, e) Dios hace una alianza con Noé y promete no volver a destruir la humanidad con otra catástrofe diluvial. En la familia de Noé hay un germen de bendición que se concreta en la rama de Sem. f) El designio salvífico de Dios se perfila y concreta en la elección de Abraham, padre del pueblo elegido. Dios hace una nueva alianza y pone un signo externo de esta alianza: la circuncisión. Con ello lanza una promesa de multiplicar la descendencia del patriarca en la que serían bendecidas todas las gentes. Abraham queda así en el centro de la historia según los designios salvadores de Dios, g) Los patriarcas heredan la promesa, y su descendencia tiene que servir en Egipto. Una intervención milagrosa de su Dios los libera de la opresión, h) Todo esto estaba ordenado a establecer una nueva alianza con Israel para que éste fuera un “pueblo santo y una nación sacerdotal.” Israel, pues, es el sacerdote-intermedio entre Dios y la humanidad en orden a preparar una era de relaciones íntimas entre Dios y la misma humanidad, i) Esa elección excepcional y privilegiada de Israel tiene exigencias de tipo religioso y moral, ya que Yavé es celoso y no admite que otros dioses compartan el corazón de los israelitas. Por otra parte, como porción y heredad de Yavé debe llevar una vida santa, en consonancia con las exigencias de la santidad divina. Las prescripciones rituales se ordenan a despertar esta conciencia de vocación santa en el pueblo israelita. Como pueblo elegido, no puede vivir según las normas de los gentiles, sino que tiene que observar unos preceptos estrictos, cuya transgresión atraerá sobre ellos la ira divina. La historia de la peregrinación por el desierto es la historia de la intervención justiciera y misericordiosa de Dios sobre un pueblo recalcitrante y de “dura cerviz.”
Estas son las líneas generales teológicas en las que quedan enmarcadas las narraciones y secciones legislativas del Pentateuco. El Pentateuco se cierra ante la perspectiva de la tierra de promisión: los israelitas, si son fieles a la alianza, serán herederos de las promesas divinas. Al contrario, si no corresponden a su condición de pueblo elegido, serán exterminados como los cananeos. En los discursos del deuteronomista aparece ya la amenaza de la cautividad babilónica, que los profetas presentarán a menudo como castigo de las infidelidades de Israel.




El Pentateuco o la "Torá" (en hebreo) es el conjunto de los cinco primeros libros de la Biblia, que son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. La palabra hebrea "Torá" significa enseñanza, instrucción o Ley, de manera que en sus cinco libros se recogen las enseñanzas de Dios al Pueblo de Israel.




Las primeras páginas de la Biblia comienzan con el Libro del Génesis, que en griego significa orígenes; en él se narra la creación del Universo. Génesis es la traducción de la palabra hebrea "Bereshit" que significa "en el principio" y que es la palabra con la que empieza el Libro más leído del mundo. Este libro narra, como dice su nombre, los orígenes o principios del mundo, y el comienzo de un Pueblo: El Pueblo de Israel. En él, aparecen personajes muy importantes en la historia de este Pueblo, como son Abrahán, Isaac y Jacob, que forman el grupo que llamamos Los Patriarcas.


El Génesis se puede dividir en dos partes claramente diferenciadas:

1. Desde la creación hasta Abraham:
La Creación
Historia de Adá y Eva
Noé y el diluvio

2. La historia de los Patriarcas:
Abraham
Isaac
Jacob
José





El Libro del Éxodo, es la historia de la salida y liberación del Pueblo de Israel de su esclavitud en Egipto, su marcha por el desierto y la Alianza de Dios con su Pueblo en el monte Sinaí. El personaje más importante de esta historia es Moisés, nombre que según la tradición significa "salvado de las aguas". Moisés será el mediador entre Dios y su Pueblo que seguirá fielmente el plan de salvación y liberación del Señor.

El Éxodo se puede dividir en cuatro partes:

1. Lucha por la libertad y preparación de la salida.
2. Salida de los israelitas de Egipto guiados por Moisés.
3. La Alianza del Sinaí.
4 - Construcción del tabernáculo, símbolo de la morada de Dios en medio del pueblo.






El Libro del Levítico está dedicado principalmente, al culto que los israelitas debían dar a Dios y a las personas que estaban dedicadas en exclusiva a ese culto, que eran los descendientes de la tribu o la familia de Leví, llamados Levitas, de donde deriva el título de este libro. Todas estas leyes fueron dadas por Dios a Moisés para que el Pueblo de Israel le diera culto como Dios deseaba.


En este libro podemos distinguir cuatro partes:

1. Leyes en torno a los sacrificios.
2. Consagración de los sacerdotes.
3. Leyes y reglas de pureza real.
4. La ley de santidad.






El título hebreo de este libro es "En el desierto", y define bastante mejor que el de Números, el contenido del mismo. Al traducirlo al griego se le puso el nombre de Números porque en él se expone el censo que Dios mandó hacer a Moisés de todos los israelitas y de sus tribus o familias. Las historias que nos cuenta este libro pertenecen a parte de la estancia de los israelitas en el desierto, experiencia fundamental de este pueblo en su relación con Dios.

En este libro se distinguen las siguientes partes:

1. En el Sinaí hasta la partida.
2. Viaje a través del desierto.
3. En los Llanos de Moab.







El libro del Deuteronomio narra las palabras que Moisés dirigió a su pueblo cuando llegaron a los Llanos de Moab, a las puertas de la Tierra Prometida, y apunto de pasar el río Jordán. Presintiendo cercanos los días de su muerte, Moisés quiso dar al Pueblo, sus últimas instrucciones.

En este libro hay cinco grandes temas: Dios, el Pueblo, la Tierra, la Ley, y el Santuario.
El Señor es el Dios de Israel y este es su Pueblo, su propiedad, al que Dios ha dado una Tierra, "tierra que mana leche y miel". Para poder vivir en la tierra de Canaán el Pueblo necesita una Ley y un único lugar donde dar culto a su Dios.

PENTATEUCO
DicTB


SUMARIO: I. Cinco rollos. II. La hipótesis de los documentos. III. Historia de las formas. IV. Historia de la tradición. V. La crisis actual. VI. Hacia nuevas síntesis. VII. Historia y teología: 1. Teología del yahvista; 2. Teología del elohísta; 3. Teología del Deuteronomio; 4. Teología del sacerdotal. VIII. ¿Teología del Pentateuco? IX. Historia creída e historia real.




I. CINCO ROLLOS. Los cinco primeros libros de la Biblia (Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio) fueron considerados como una unidad en la tradición judía y designados como tórah. En la tradición cristiana, con una palabra derivada del griego, han sido llamados Pentateuco, que significa "(libro en) cinco volúmenes". Hoy, en la jerga de los exegetas, Pentateuco es el término común con que se designa esta parte de la Biblia hebrea.

Este Diccionario dedica una voz a cada uno de estos libros. En efecto, cada uno tiene características propias, tanto desde el punto de vista literario como teológico. Aquí suponemos que el lector conoce por estas voces todo lo que atañe a cada libro, y nos ocuparemos más bien del problema del Pentateuco, es decir, de las relaciones mutuas entre los diversos libros y del significado teológico de la colección.


II. LA HIPÓTESIS DE LOS DOCUMENTOS. Durante cerca de mil quinientos años la tradición judía y cristiana leyó el Pentateuco como obra escrita sustancialmente por Moisés y como "Historia" —entendida de diversas formas— de los acontecimientos fundamentales desde la creación hasta la muerte del propio Moisés.

En el 1520 A. Bodenstein von Karlstadt, en la obra De canonicis Scripturis, fue el primer crítico de la época moderna que sostuvo "defendi posse Mosen non fuisse scriptorem quinque librorum"; esto le pareció al filósofo B. Spinoza, autor del célebre Tractatus theologico politicus en 1670, tan claro como el sol: "Luce meridiana clarius apparet Pentateuchum non a Mose... scriptum fuisse".

Desde entonces empezó a ser cada vez más discutida la autenticidad mosaica del Pentateuco, hasta llegar a atribuir su composición a Esdras. Incluso el católico R. Simon (1638-1712), oratoriano francés, se atrevió a sostener que Moisés no fue el autor del Pentateuco; pero su tesis escandalizó a Bossuet, uno de los más eminentes teólogos franceses de la época, de forma que Simon se vio obligado a dejar su orden.

La época moderna del estudio crítico de la Biblia comienza propiamente en el "siglo de las luces" (siglo xv1II). El pionero de la crítica literaria aplicada al Pentateuco fue J. Astruc, médico del rey Luis XV, un protestante convertido al catolicismo y lector apasionado de la Escritura, que dejó una obra titulada Conjectures sur les mémoires originaux dont il paroit que Moyse s'est servi pour composer le livre de la Genése. Avec des remarques, qui appuient ou qui éclaircissent ces conjectures (1753). Leyendo el Génesis y los dos primeros capítulos del Éxodo, el curioso médico había observado que Dios era llamado a veces con el título de Elohim y a veces con el nombre de Jehovah (así es como él vocalizaba el tetragrama sagrado). Intentó escribir en dos columnas paralelas los textos, distinguiéndolos según el criterio del uso del nombre divino. De esta forma obtuvo una doble serie de relatos, en los que desaparecían las repeticiones y el desorden cronológico que le habían impresionado.

Casi al mismo tiempo el párroco alemán de Hildesheim H.B. Witter confrontaba el relato de la creación de Gén 1,1-2,4 con el del paraíso de Gén 2,5-3,24, señalando la diferencia de los nombres divinos, la diversidad de estilo y la presencia de repeticiones; llegó de este modo a formular la hipótesis de dos relatos paralelos.

Así nació la hipótesis documentaria, a la que J.G. Eichhorn (en 1780) dio una primera configuración más sistemática, distinguiendo entre un documento yahvista (J) y un documento elohísta (E) a partir del uso de los dos nombres divinos, pero admitiendo además otras fuentes.

La hipótesis documental, ante el refinamiento de la crítica literaria y la ampliación de la investigación a todo el Pentateuco más allá del Génesis, no parecía suficientemente capaz de explicar la existencia de otras fuentes al lado de los documentos principales, ni tampoco las diferencias de temas y de formas dentro de los mismos documentos. Algunos estudiosos (A. Geddes, 1792; J.S. Vater, 1802-1805) propusieron entonces la hipótesis de los fragmentos: el Pentateuco estaría constituido por numerosos "trozos" (Stücke) distintos, no unidos originalmente entre sí, pero juntados luego por un redactor.

La hipótesis de los fragmentos no parecía dar razón de la unidad que revela el Pentateuco, sino sólo de su diversidad. Fueron sobre todo H. Ewald (1823) y W.M.L. de Wette (1840) los que propusieron una solución media entre las dos teorías precedentes con la hipótesis de los complementos. Junto a un "escrito fundamental" (Grundschrift) crecieron, según dicha hipótesis, por inserción o por añadido, otros complementos de manos diversas; el escrito fundamental sería el elohísta.

H. Hupfeld (1853) recogió y reelaboró la hipótesis documental; además del escrito fundamental, que él llamó "elohísta" y que corresponde al que luego sería llamado "sacerdotal", hay que admitir un documento yahvista (J), el Deuteronomio (D) y un segundo elohísta (E2). Con ello quedaba expedito el camino para la elaboración de la que se convertiría en la "teoría clásica documental".

Los estudios de K.H. Graf (1865), el cual admitía las cuatro fuentes de Hupfeld, propusieron una fecha distinta para los documentos; en particular, P ("sacerdotal") sería el documento más reciente, de la época del destierro o posterior al mismo.

Pero el que dio "forma" más completa a la hipótesis de los documentos fue J. Wellhausen (1844-1918). Influyó notablemente en él la idea hegeliana del evolucionismo religioso, según el cual Israel pasó de formas primitivas a expresiones cada vez más elevadas de religiosidad. Como era sobre todo un historiador, le interesaba el problema de la colocación histórica de los documentos que sus predecesores ya habían señalado. Elaboró para ello una teoría que estaba destinada a asumir su nombre y a alcanzar un éxito extraordinario en el mundo de los estudios bíblicos, en donde todavía hoy goza del favor de muchos exegetas, aunque en formas modificadas respecto a la propuesta original. Nunca faltaron opositores a la teoría documental, tanto entre los cristianos (protestantes y católicos) como entre los judíos; ni faltaron las propuestas de modificaciones importantes. Sin embargo, la estructura fundamental de la hipótesis documental ha seguido siendo sustancialmente la que indicó Wellhausen. Los elementos esenciales de la teoría de Wellhausen pueden sintetizarse de este modo.

Tras el período en el cual, alrededor de los santuarios tribales, se fueron transmitiendo las tradiciones religiosas constituidas en función del culto o bien como recuerdos de las diversas tribus, apareció la redacción escrita más antigua con el documento yahvista (850-750 a.C.). Se llama así porque se menciona siempre a Dios con su nombre Yhwh, incluso antes de la revelación a Moisés (Ex 3,6; cf Gén 4,26). Como los sucesos narrados tienen por escenario el sur, se supone que este documento proviene del reino de Judá. Es frecuente el uso de antropomorfismos al hablar de Dios. Los discípulos de Wellhausen distinguieron además un J', un J2 y un J3.

Un documento más evolucionado, que es posible fechar en el siglo vm a.C., es el elohísta (E), que la escuela de Wellhausen considera influido por la predicación profética del reino del norte, su patria de origen. Se trata de un documento teológicamente más maduro: evita los antropomorfismos más "primitivos", hace intervenir a los ángeles como mediadores entre Dios y el hombre, introduce la idea de revelación divina mediante los sueños, asigna a los personajes principales —como Abrahán y Moisés—el título de profeta y concede amplio espacio a las colecciones legislativas (como el código de la alianza de Ex 20,24-23,19).

Después de la caída de Samaria (año 722 a.C.), un redactor, llamado por algunos "yehovista" (sigla: RJE), habría unificado los dos documentos, dando al texto yahvista la función de documento-base y armonizando las dos fuentes con intervenciones redaccionales. Este trabajo estaría ya ultimado en la época de Josías.

En el 622 a.C., bajo el rey Josías, con ocasión de los trabajos de restauración del templo (cf 2Re 22), fue descubierto el "libro de la ley", que hay que identificar con el libro del Deuteronomio, al menos en su parte central; es obra de la clase sacerdotal de Jerusalén, el único lugar legítimo de culto: El "descubrimiento" de Dt, según muchos seguidores de Wellhausen, fue un "piadoso engaño" inventado para conferir autoridad al libro; se habría tratado en realidad de una primera redacción del Dt, a la que siguieron varias "ediciones" sucesivas, con añadidos y modificaciones diveras. Finalmente, un redactor (sigla: RDT) unió el Dt con la obra de JE, haciendo algunos arreglos para ajustarlos mejor.

El último documento, el sacerdotal (sigla P, de la inicial de la palabra "Priester" = sacerdote), sería obra del ámbito sacerdotal; compuesto después del destierro, puede atribuirse probablemente a Esdras y dataría de hacia el 458 a.C. Se trata de una recopilación de varios documentos, con diversos añadidos y suplementos. Por el 400 a.C., un redactor sacerdotal habría intentado fundir todo ello en un documento unitario (P).

Realizada la fusión de P con los otros documentos por el año 330 a.C., el Pentateuco había asumido ya su fisonomía definitiva, excepto algún pequeño añadido que pudo hacérsele posteriormente.

El sistema propuesto por Wellhausen conquistó al mundo universitario de los estudios bíblicos, y constituye hasta nuestros días la hipótesis de trabajo utilizada comúnmente en sustancia por los biblistas. Pero nunca han faltado oposiciones, incluso antes de la violenta tempestad estallada en estos últimos años. Entre los críticos más autorizados podemos recordar a O. Eissfeldt (1934), quien propuso subdividir a J en J' y J2, admitiendo además una fuente "laica" (sigla: L) más antigua que J' y que refleja una sociedad sin sacerdocio (es semejante la tesis de G. Fohrer). P. Volz y W. Rudolph (1933) negaron la existencia de E como fuente autónoma. Junto con un consenso general de fondo, prosiguió también el debate sobre la teoría wellhauseniana; a pesar del hechizo y de la aparente "solidez" de la teoría, cada uno de los elementos de la hipótesis de Wellhausen ha sido sometido a análisis crítico, con el resultado de que casi todos los estudiosos han intentado proponer soluciones personales. Así pues, hasta hoy, la historia de la formación del Pentateuco es un campo de opiniones controvertidas.


III. HISTORIA DE LAS FORMAS. H. Gunkel (1862-1932), el cual admitía la teoría de las fuentes J, E, D, P de la escuela wellhauseniana, introdujo en realidad un método diverso. No se preguntaba tanto por la historia de la formación del texto, sino que partía más bien del texto final para señalar en él la existencia de "pequeñas unidades", cuyo "género literario" intentaba estudiar. Fue un giro radical en el estudio del Pentateuco, al que no se consideró ya como unidad de amplios documentos reunidos, sino como colección de muchas pequeñas unidades más o menos separadas, más o menos independientes. El interés no radica ya en la atribución de un versículo o de una palabra a uno de los documentos-fuente, sino en la caracterización de cada unidad literaria y de su "Sitz im Leben", esto es, el "lugar" o situación de inserción en la vida del pueblo de Israel. No se pone atención tanto en el autor de una perícopa o en sus rasgos originales como en la estructura repetible de un esquema literario, originado por determinadas situaciones vitales. Por ejemplo, el esquema "relato de creación" puede encontrarse en diversas culturas de épocas y de pueblos diferentes. Este método demuestra así el parentesco de los relatos bíblicos con las culturas del próximo Oriente antiguo, y al mismo tiempo la originalidad de los textos bíblicos. Así pues, Gunkel asignó a la exégesis la tarea de estudiar las "Gattungen" (formas literarias) de la literatura hebrea y su historia en conexión con las literaturas vecinas.

El más conocido y genial sucesor de H. Gunkel fue G. von Rad (1901-1971), el cual intentó la combinación de los dos métodos: el de las fuentes-documentos y el de las formas literarias. Ya en 1938 Von Rad se atuvo al postulado wellhauseniano del Hexateuco (Gén-Jos) y planteó la hipótesis de que el yahvista fue un gran teólogo, que sobre la base de un "pequeño credo histórico" como puede leerse todavía en Dt 26,5-10 —fórmula breve de fe que tenía su "Sitz im Leben" en la fiesta de las semanas del santuario de Guilgal—, recogió y ordenó muchas de las "tradiciones" transmitidas independientemente unas de otras (tradiciones del éxodo, del Sinaí, de la conquista, de la división de la tierra, de los patriarcas, de Gén 1-11, exhortaciones, leyes). El yahvista habría "recogido" y unificado ciertos "conjuntos de tradiciones" con un trabajo de composición personal, guiado por una concepción teológica propia, hasta el punto de que se puede hablar de una teología del yahvista. Del mismo modo existe también una teología del E, del D y del P. El yahvista fue, según Von Rad, el "recolector" de leyendas orales y el teólogo responsable de la actualización de la tradición en la época davídico-salomónica.

Según Von Rad, el Pentateuco está constituido por cuatro conjuntos de tradiciones, cada uno de los cuales desarrolla un tema fundamental: la tradición del éxodo y de la conquista, la tradición del Sinaí, la historia de los patriarcas y la historia primitiva (Urgeschichte). Antes de la época monárquica existía, en su mayor parte, tan sólo la tradición oral.

Las reacciones frente a las tesis de G. von Rad demostraron el escaso fundamento de su hipótesis sobre la antigüedad del credo histórico y del principio de que las unidades menores son más antiguas que los conjuntos literarios más amplios (Traditionskomplexe). G. von Rad no consiguió conciliar la teoría de los documentos con la idea de unos conjuntos de tradiciones, cada uno de los cuales tienen una historia independiente.


IV. HISTORIA DE LA TRADICIÓN. G. von Rad se movía dentro del surco de Gunkel, es decir, seguía el método de historia de las formas; sin embargo, intentaba introducir la idea nueva de las tradiciones anteriores a la etapa literaria. Por eso mismo, no sólo se interesó por la historia de las formas literarias, sino también por el desarrollo histórico de los conjuntos de tradiciones. De este modo anticipó en alguna forma el método que tuvo en M. Noth (1902-1968) el más agudo e infatigable defensor.

En 1943 M. Noth publicó sus famosos Uberlieferungsgeschichtliche Studien, en los que propone considerar unitariamente los libros desde el Dt hasta el 2Re, ya que constituyen la obra histórica deuteronomista (sigla: Dtr), así como ver en los libros de Esdras-Nehemías y 1-2Crónicas otro conjunto unitario, denominado "obra del cronista". Por consiguiente, según M. Noth, no hay que hablar ya de Hexateuco y mucho menos de Pentateuco, sino de Tetrateuco. En 1948 el eminente investigador alemán publicó Uberlieferungsgeschichte des Pentateuch, en donde sostenía que el relato yahvista es la base literaria sobre la que creció el Pentateuco, y que J y E tienen tantos puntos en común que es preciso concluir que no fueron redactados independientemente el uno del otro. Por eso mismo supone la existencia de un relato de base común (gemeinsame Grundlage; sigla: G tanto para J como para E. La lengua y el estilo de P serían más claramente característicos.

Noth intentó remontarse más allá todavía de los autores de las "fuentes" escritas, de su teología y de su síntesis, para encontrar las tradiciones que se formaron en torno al culto y que modeló la narración popular oral, las cuales constituyen el "fondo" antiguo del Pentateuco.

En los orígenes de la tradición que se depositó en el Pentateuco, después de un proceso de crecimiento, de coordinación, de conjunción y de enriquecimiento, se encuentran cinco grandes temas: 1) el éxodo, núcleo en torno al cual cristalizó todo el Pentateuco; 2) la entrada en Palestina, originalmente distinta del tema anterior; 3) la promesa hecha a los patriarcas, que podría ser anterior a los dos temas precedentes; 4) el tema del viaje por el desierto; 5) el tema del Sinaí, procedente de las tribus del norte y relacionado más tarde con los temas anteriores. En torno a estos cinco temas fundamentales se habrían ido condensando poco a poco tradiciones aisladas (las plagas de Egipto, la pascua, los episodios de la conquista, Baal-Fagor y Balaán, Jacob en Siquén, Jacob en Trasjordania, Isaac y Abrahán, el hambre y la sed enemigos en el desierto, las murmuraciones del pueblo, Caleb en Hebrón, la montaña de Dios y los madianitas, la alianza y la apostasía en el Sinaí).

Estos "temas" se fueron luego desarrollando paulatinamente, uniéndose y enriqueciéndose a lo largo de la tradición (oral o escrita; Noth no aclara si la gemeinsame Grundlage era escrita u oral; de todas formas representaría la etapa final de la tradición antes de la redacción de las "fuentes"). A continuación, la tradición se fijó en las fuentes JE y P.

La tesis de Noth dejaba abiertos algunos problemas: la naturaleza (escrita u oral) de G; la afinidad entre ciertos pasajes de J y los textos de Dt o Dtr; la falta de relieve de la figura de Moisés y el carácter teórico-abstracto de los cinco temas; el origen y las características de las tradiciones aisladas que funcionan como material de "relleno" entre los cinco temas fundamentales; la problematicidad del paso de los temas a las fuentes escritas. Todas estas cuestiones sin resolver han impedido que se haya logrado un consenso en torno a las hipótesis de M. Noth. Un gran número de estudios sobre las tradiciones ha demostrado la dificultad de admitir la hipótesis de Noth, pero no ha producido ninguna nueva hipótesis global que consiga el consenso de los autores.

Noth ha llamado justamente la atención sobre la formación oral de la tradición y sobre la composición de las fuentes literarias: dos cuestiones fundamentales que no pueden evitarse en el estudio del Pentateuco. Recientemente, R. Rendtorff ha propuesto ver en el origen del Pentateuco siete "grandes unidades" narrativas, cada una de ellas con un tema propio y con un desarrollo independiente, reunidas solamente por el redactor o por los redactores del ambiente deuteronomista. Las "grandes unidades" de Rendtorff equivalen sustancialmente a los "temas" fundamentales de Noth; sin embargo, las teorías de los dos biblistas son radicalmente diferentes. Para Rendtorff, la hipótesis de los documentos debe quedar orillada; pretende estudiar la tradición que conduce desde las pequeñas hasta las grandes unidades señaladas en el Pentateuco (los orígenes: Gén 1-11; los patriarcas; la historia de José; el éxodo: Ex 1-15; la teofanía del Sinaí: Ex 19-24; 32-34; el viaje por el desierto: Ex 16-18 y Núm 11,1-20.13; la conquista de Trasjordania: Núm 20,14-36,13).

¿Al comienzo de la formación del Pentateuco existían "pequeñas unidades" independientes, que se agruparon luego en "grandes unidades"? El estudio monumental de A. de Pury (Promesse divine et légende cultuelle dans le cycle de Jacob) indica, con razones convincentes, que el relato aislado (el episodio) no constituye siempre y a priori la unidad de base. En el origen se encuentran a menudo "ciclos narrativos".

V. LA CRISIS ACTUAL. Desde hace unos veinte años la exégesis del Pentateuco está en el vértice del ciclón, inmersa en una violenta tempestad. Como escribía en 1977 F. Langlamet, "por las pistas del desierto es posible soñar con la `tierra prometida'. Pero la `tierra prometida', tras un siglo de investigaciones, no está aún en el horizonte". La teoría "clásica" de Graf-Wellhausen se ha hecho insostenible para muchos y denuncia su propia incapacidad para dar razón satisfactoriamente del Pentateuco actual. Otros consideran que los asaltos a la teoría documental son solamente una moda pasajera. Finalmente, no faltan quienes creen en la proverbial "crisis de crecimientó".

Un coro cada vez más numeroso de biblistas está de acuerdo en constatar que la crisis actual que afecta a la exégesis del Pentateuco tiene un origen metodológico. Se advierte un creciente escepticismo respecto al análisis histórico-crítico hasta considerarlo teológicamente improductivo. Hace ya algunos años D. McCarthy, autorizado profesor del Pontificio Instituto Bíblico, escribía que "es perfectamente posible comprender un texto sin saber si es E o si es algo distinto". Y F. Dreyfus, de la Ecole Biblique de Jerusalén, explicaba de este modo su posición crítica: "Mediante el profeta Isaías Dios habló a los hombres de Jerusalén; pero mediante el libro de Isaías Dios nos habla hoy a nosotros". Y añadía que "el consentimiento de los exegetas en materia de crítica literaria no ha hecho progresos respecto a 1904".

En realidad, no existe consenso sobre las posiciones fundamentales de la teoría documental y nunca ha existido: ni sobre la amplitud, ni sobre la fecha de nacimiento, ni sobre la sucesión, ni sobre el proceso de la tradición, ni siquiera sobre la teología de cada uno de los documentos. Las opiniones de los especialistas divergen cada vez más.

Los criterios comúnmente empleados para la distinción de las fuentes son: a) el nombre de Dios (Yhwh-Elohim); b) el estilo característico; c) los duplicados o repeticiones; d) las contradicciones en el desarrollo de la tradición. Pues bien, tras un examen atento y escrupuloso de los textos, estos criterios no parecen suficientes para fundamentar las tesis mencionadas. Por ejemplo, Ex 24,3-8 es clasificado comúnmente como E, pero en sólo cinco versículos aparece seis veces el nombre de Yhwh; en la historia de José los "duplicados" son claramente un expediente literario buscado adrede; las contradicciones no prueban necesariamente la existencia de fuentes distintas, sino que pueden ser una señal de etapas sucesivas en la historia de la tradición; el criterio del estilo parece demasiado vago y poco concluyente: para caracterizar el estilo de una fuente hay que saber ya qué textos pertenecen a esa fuente, o bien cabe pensar que una fuente utiliza un estilo a veces tradicional y a veces de un género literario particular.


Recientemente se ha manifestado la tendencia de algunos autores (cf por ejemplo, J. van Seters, H.H. Schmid, H. Vorlánder, R. Rendtorff, C. Houtmann, M. Rose), a considerar los siglos viii-vi como la época decisiva para la formación del Pentateuco en el ámbito sobre todo de la escuela deuteronómico-deuteronomista. Se llama la atención sobre la "proximidad" de los textos llamados yahvistas con los de Dt/ Dtr. Pero no ha faltado quien ha acuñado, para esta tendencia, la fórmula de "pandeuteronomismo" o de "moda del deuteronomismo".

F. Langlamet ha puesto en guardia contra los peligros de un tóhú-bóhú de un deuteronomismo en donde "el profético, el J, el RJE, el predeuteronómico, el deuteronómico, el deuteronomista (...) —y el destierro de Israel y los destierros de Judá— corren el riesgo de confundirse y de desaparecer en medio del humo del incendio del templo, del palacio y de las casas de Jerusalén".

Por el contrario, existe prácticamente unanimidad a la hora de admitir la naturaleza específica y particular de P, bien sea bajo la forma de un documento peculiar, bien en la forma de una serie de añadidos. ¡Pero tampoco para P faltan opiniones diversas!

El estudio histórico-crítico del Pentateuco, por consiguiente, no parece estar ya gobernado por leyes férreas; parece más bien que atraviesa un período de cierta anarquía o desconcierto. La impresión es la de encontrarse en el desierto, después de que una tempestad de arena ha borrado por completo las huellas de los senderos practicables y en donde la búsqueda de nuevas pistas resulta difícil y aventurada. Se necesita una sabia prudencia, pero sin que haya que despreciar la audacia, quizá a veces arriesgada, de los pioneros. Los nuevos caminos no serán fruto solamente de la retaguardia, sino también de los que se lancen valientemente, quizá con algunas imprudencias, hacia adelante.


VI. HACIA NUEVAS SÍNTESIS. El trabajo de demolición de la teoría documental prosigue velozmente en los tajos de la exégesis bíblica con intervenciones sólidas y cargas explosivas. Pero no podemos detenernos en la fase de demolición; es preciso comenzar una fase constructiva que no repita los errores del pasado y que sepa integrar todos los elementos válidos de las investigaciones anteriores. Es necesario, en primer lugar, que la exégesis del Pentateuco se interrogue sobre su propia metodología: lo que más se necesita en la actualidad para salir de la crisis es una seria reflexión sobre el método.

El modelo científico que parece subyacer a la teoría de Wellhausen es el mecánico: el Pentateuco se concibe como una gran máquina constituida por muchas "piezas"; basta con desmontar cada una de esas piezas, numerarla o indicarla con una sigla, para reconstruir luego la máquina y comprender su funcionamiento. Esta operación mecánica ha resultado muy difícil y delicada; se ha tenido la impresión de que el Pentateuco es un "ser vivo", y no una máquina; las "piezas" tienen entre sí conexiones "vitales", que a veces hacen imposible cortar de manera tajante.

Hoy algunos prefieren referirse a modelos biológicos y replantear la formación del Pentateuco comparándolo con un ser vivo que nace, crece y se desarrolla, asimilando día tras día su alimento, cambiando de estación en estación, enriqueciéndose y tomando formas nuevas hasta su plena maduración.

El modelo biológico ayuda a relacionar el Pentateuco con el contexto vivo de la vida entera del pueblo de Israel en el que se formó la Biblia hebrea. Lo mismo que un cuerpo vivo, el Pentateuco respiró el aire de diversas épocas, asimiló el alimento de períodos y de experiencias diversas de la historia de Israel. En otras palabras, sufrió continuas relecturas, remodelaciones y adaptaciones.

En cada una de las épocas es todo el patrimonio religioso-cultural de Israel —es decir, toda la Biblia— el que vuelve a fundirse, pensarse, leerse y modelarse. El método histórico-crítico ha pecado de cierta tendencia a atomizar la Biblia en numerosísimos "fragmentos" separados, independientes, construidos por otros tantos numerosos autores diferentes. Es preciso recuperar la totalidad del proceso de formación de la Biblia y el sentido de su unidad, sin renegar del uso del método histórico-crítico.

Como ya han señalado varios autores, es necesario poner el acento en el papel decisivo que tuvieron en la formación del Pentateuco los escritos y la redacción de los siglos VIII-VII.


VII. HISTORIA Y TEOLOGÍA. La teoría documental distinguió entre las diversas fuentes del Pentateuco y, en su formulación más difundida en la actualidad, ha destacado también las diferentes "teologías", propias de cada documento-tradición. Así pues, la teología del Pentateuco pasa a través del reconocimiento previo de las teologías de J, E, D y P. Se piensa que es ésta la única manera de hacer resaltar adecuada-mente la "historia" de la teología bíblica y la pluralidad de concepciones teológicas presentes en el Pentateuco. En efecto, se ve entonces el Pentateuco ante todo como historia, más concretamente como "historia de la salvación", creída y atestiguada por Israel en el curso de su existencia milenaria. Consiguientemente, el objeto de la teología del AT es el conjunto de los testimonios de fe de Israel; por ello la teología del AT es concebida coherentemente como historia de la fe vivida y proclamada por Israel. Los "documentos" J, E, D y P son testimonios históricos diferentes de la fe de Israel, y le corresponde a la teología bíblica la tarea de "repetir sus narraciones" (nacherzdhlen) y sus testimonios. Como ha dicho G. von Rad, el teólogo bíblico tiene que esforzarse por buscar con el mayor cuidado posible, documento por documento, cuál era la inteligencia kerigmática de cada uno de ellos. De esta manera queda justificada la investigación de las teologías de los documentos, como consecuencia del estudio literario de los mismos.


1. TEOLOGÍA DEL YAHVISTA. El yahvista, considerado actualmente por los seguidores de la teoría documental como el gran teólogo del reino de Judá en la época salomónica, parte de un interés tanto religioso como político. En una perspectiva de gran optimismo religioso y de fe en la presencia de Dios y en la historia, Yhwh es presentado como el Dios nacional que bendice y salva a Israel, su pueblo y, a través de él, a todas las naciones de la tierra. Pero el yahvista es también un documento "político", que intenta legitimar la dinastía, en especial la sucesión de Salomón, que no es el heredero primogénito, y los santuarios dinásticos. Quiere mostrar que Salomón es el heredero legítimo de las promesas divinas, empezando por las de los patriarcas, y que el templo de Jerusalén es el santuario legítimo del Dios nacional. De aquí la importancia que en él se da a las mujeres en la transmisión de la herencia (Eva, Sara, Rebeca y Betsabé) y el relieve que se le confiere a los santuarios yahvistas (Siquén, Berseba, Jerusalén). El documento yahvista es la respuesta a un momento de crisis; pretende poner de manifiesto a fe de Israel, su identidad y su vocación. Israel es el pueblo de la promesa y de la bendición. En la monarquía israelita se realiza la bendición concedida por Dios creador, y hasta Abrahán es descrito como el prototipo de los reyes israelitas. Se observa además una protesta implícita contra la monarquía, en cuanto que quiere constituirse como una potencia autosuficiente, independiente de Dios. El yahvista tiene confianza y sostiene a la monarquía davídica, pero con ciertas condiciones, a saber: con la condición sobre todo de ser fieles a las promesas divinas y portadores de las bendiciones del Dios nacional.


2. TEOLOGÍA DEL ELOHÍSTA. Nacido en los ambientes del reino del norte del 800 a.C. e influido por la predicación profética, el elohísta se presenta como el documento de la alianza entre Dios y su pueblo. No tiene tanta vivacidad ni tanto colorido como el yahvista; está menos dotado de vigor dramático y tiene una conciencia nacional más débil.

Bien se trate de un documento continuo, bien de fragmentos distintos o haya que identificar E con el redactor JE, la teoría documental sostiene la existencia de E y, por tanto, de una teología elohísta. Esta se caracteriza por el acento que se pone en algunos temas: el temor de Dios, la ley y el pecado, el tema de la fecundidad y del desarrollo de la vida, la mediación de los sueños y la "espiritualidad" del Dios trascendente. Todas estas temáticas quedan integradas en el contexto de la alianza, cuyas cláusulas comprometen a los dos contrayentes (Dios y el hombre) a la fidelidad. Un sentido más profundo de Dios y una sensibilidad moral más alta serían los datos y los aspectos específicos del elohísta.


3. TEOLOGÍA DEL DEUTERONOMIO. El origen del Dt debe ponerse probablemente en Jerusalén, entre finales del siglo VII y el comienzo del destierro en Babilonia. El estilo y el modo de pensar remiten con claridad a la clase dirigente de la capital de Judá.

Dt presupone las antiguas fuentes del Pentateuco y representa un vigoroso intento de reestructuración de la teología de la alianza, de reorganización de las antiguas tradiciones religiosas de Israel mediante la categoría de la "alianza", repensada en el contexto político del dominio asirio. Efectivamente, bajo el dominio asirio la "alianza" se había convertido en un eslogan propagandístico que intentaba legitimar el expansionismo asirio: Asiria establecía una alianza con todos los pueblos que se le sometían. Dt vuelve a pensar en sus propias relaciones con Dios y, consiguientemente, en su propia identidad, definiéndose como el pueblo ligado a Yhwh por un contrato-alianza. ¡Por tanto, Yhwh es el único Señor de Israel! El ideal es que exista además un único lugar de culto, Jerusalén, al único Dios de Israel (la centralización del culto es una innovación de gran importancia del Dt). La tórah es concebida como la condición y la cláusula de la permanencia de la alianza y de la subsistencia de Israel como pueblo de Dios. Sobre la base de la tórah, Israel tiene que constituirse como pueblo consagrado a Yhwh, separado de todos los demás pueblos no para ser una secta cerrada, sino como sociedad-modelo para toda la humanidad. Nacido después de la caída del reino del norte y estimulado por la reforma de Josías (622 a.C.), Dt intenta la imposible empresa de conciliar y de fundir lo que hoy llamaríamos "Iglesia y Estado". La empresa no se llevará a cabo; el destierro dispersará al pueblo de Israel y será considerado como la consecuencia de la infidelidad del pueblo a su Dios.

4. TEOLOGÍA DEL SACERDOTAL.

De la época del destierro o posterior al mismo, estratificado en una "historia sacerdotal" a la que se añadieron algunos "suplementos sacerdotales", el documento P está centrado en dos temas fundamentales: la tienda sagrada y la tierra. El pueblo desterrado carece de templo y se refiere entonces a la tienda del desierto; además, se reconoce en la condición de los israelitas del desierto, lejos de la tierra prometida, lo mismo que los desterrados en Babilonia estaban fuera de la tierra sagrada.

La época de los patriarcas y del / desierto se convierte en un paradigma para los israelitas desterrados. El destierro de Babilonia es el ángulo visual desde el que se replantea y se vuelve a recorrer toda la historia pasada.

Junto a estos dos temas principales podemos mencionar también la idea de ber"it, entendida como promesa-compromiso unilateral de Dios, y el tema de Israel como pueblo de Dios ya en la época del desierto. Es como si dijéramos que también en Babilonia los israelitas son pueblo de Dios, aunque lejos de la tierra y del templo, sin un rey y sin un Estado.

Los "suplementos sacerdotales", que contienen la legislación referente al culto, expresan un vivo sentimiento de pecado y el deseo de perdón y de reconciliación con Dios. No se trata de un ritualismo formalista, sino de una teología del culto bien elaborada.


VIII. ¿TEOLOGÍA DEL PENTATEUCO? Es posible leer diversas monografías y muchos estudios particulares sobre las teologías de J, E, D y P, pero en vano se buscaría una monografía sobre la teología del Pentateuco. ¿Hemos de pensar que la teología del Pentateuco es la suma de las teologías de los diversos documentos? No se trata, evidentemente, de magnitudes cuantificables y adicionables. El trabajo del exegeta, ¿puede limitarse a la descripción histórica de las teologías contenidas en el Pentateuco, o debe ser más bien una verdadera actividad teológica que busca las razones internas y la coherencia lógica del discurso teológico unificado por la redacción final en los cinco primeros libros de la Biblia? El teólogo bíblico, a mi juicio, tiene que buscar los nexos lógicos entre las teologías contenidas en el Pentateuco y destacar la legítima pluralidad de concepciones sobre la base de la unidad de la fe. Sobre el presupuesto de que la Biblia no se identifica con la / revelación —la cual es en sustancia la autocomunicación de Dios, que culmina últimamente en Jesucristo—, sino que es el testimonio humano, divinamente inspirado, de la revelación, se comprende que es inevitable una pluralidad de testimonios humanos inspirados. La revelación trasciende las "verdades lógicas" de cada uno de los testimonios, pero no es accesible sin ellos ni fuera de ellos [/ Teología bíblica].

Pues bien, puesto que el Pentateuco es un "conjunto" de testimonios humanos divinamente inspirados —y por eso mismo consideramos que es coherente— sobre la revelación, creemos que no sólo es posible, sino obligado para el teólogo bíblico no limitarse a la descripción de las teologías "regionales" contenidas en el Pentateuco, sino preguntarse además si del Pentateuco se deriva un sentido unitario global, aunque siempre parcial, respecto a la Biblia entera.

B.S. Childs, en su obra Introduction to the Old Testament as Scripture (1979), se ha propuesto "estudiar la forma y la función del Pentateuco tal como ha sido modelado por la comunidad de fe que hizo de él su propia Escritura canónica". Pero la "lectura canónica" no niega la legitimidad de un estudio crítico del desarrollo histórico del Pentateuco, sino que intenta comprender el Pentateuco en su forma canónica final, la cual está presidida por una intención teológica unitaria. D.J.A. Clines ha escrito un opúsculo titulado Il tema del Pentateuco, en el que busca el tema unificador de los cinco primeros libros como una obra literaria unitaria, sin negar la legitimidad de la atomización del texto mediante el estudio de las fuentes.

En la raíz de estos intentos, de los que no queremos hacer aquí un análisis crítico, está la negativa a identificar la revelación con la historia, y por consiguiente la negación de la tesis según la cual el desarrollo de la historia puede hacer inteligible la revelación. Lógicamente, el método genético, que estudia la formación del Pentateuco es un medio necesario para comprender la inteligibilidad intrínseca del texto bíblico; pero no puede ser el fin del trabajo exegético, cuyo objetivo consiste en comprender la revelación a través de los textos que la atestiguan. A no ser que se asigne a la / exégesis tan sólo una tarea de descripción histórica, y no de comprensión del sentido del texto-testimonio de la Biblia. Pero también en este caso sería menester que al exegeta-historiador le correspondiera solamente el papel —entendido en sentido positivista— de mero "registrador" de datos. Si la exégesis no puede prescindir de la historia, lo mismo que no puede prescindir de la crítica literaria, es verdad que tampoco puede prescindir de la teología.


IX. HISTORIA CREÍDA E HISTORIA REAL. La teoría documental ha intentado reconstruir, desde el punto de vista de la crítica literaria y de la historia, las diversas fases de formación del Pentateuco. Se interesa por el proceso histórico de producción del conjunto literario que llamamos Pentateuco. En consecuencia, considera que está en disposición, al menos implícitamente, de poner en evidencia el kérygma o la teología de los autores o de las escuelas que produjeron cada uno de los documentos que luego confluyeron en la obra final. Coherentemente, puesto que se trata del problema de la génesis de una obra literaria, la teoría documental no ofrece directamente una valoración sobre la fiabilidad histórica de los documentos; lo que hace es señalar cuáles eran las "opiniones" o las creencias del yahvista, del elohísta, del Deuteronomio y de la escuela sacerdotal. Y, dada la redacción final del Pentateuco en la época exílica-posexílica, es este horizonte histórico el que determinó la "relectura" de las tradiciones precedentes. En conclusión, el Pentateuco refleja lo que el Israel del exilio y del posexilio creía y pensaba de su propia historia.

De las hipótesis de la crítica literaria no se puede sacar directamente una conclusión precipitada de crítica histórica. La crítica histórica se pregunta qué relación existe entre el kérygma (la "historia creída") y la "historia real", atestiguada por el kérygma. El positivismo liberal buscaba el conocimiento ideal de "wie ist es eigentlich gewesen" o de cuáles son los "hechos" en estado bruto, fuera de toda interpretación. Pero este ideal no solamente es irrealizable, sino también contrario a la realidad del conocimiento humano: los hechos no son accesibles más que mediante una interpretación que nos los haga inteligibles. ¡No existe más historia que la interpretada y narrada! Pero esto no significa que, al contrario, no sea posible proceder del testimonio a los "hechos" vividos y significados.

Tras la crítica literaria viene la crítica histórica, a la que corresponde "verificar" si el suceso narrado es realidad. A la crítica histórica le corresponde el deber de elaborar los criterios de historicidad con los que valorar la fiabilidad histórica de las fuentes.

Pero la historia no puede reducirse a hechos cuantificados; más aún, es siempre la encarnación de un sentido, la realización de un proyecto o intención. En el caso de la Biblia, la historia real es la experiencia de la revelación histórica de Dios a Israel. En consecuencia, la investigación histórica no puede prescindir de la teología, la única que permite "comprender" la revelación, o sea, la realidad significada.

La misión del estudio del Pentateuco es distinguir, pero también coordinar juntamente, estas tres dimensiones de la t hermenéutica: la crítica literaria, la crítica histórica, la crítica teológica.

La tempestad de estos últimos veinte años ha puesto de manifiesto una vez más las debilidades y las lagunas metodológicas de la hermenéutica bíblica, bien en la crítica literaria, bien en la crítica histórica y teológica, bien en lo que concierne a sus relaciones y vínculos recíprocos.

La exégesis del Pentateuco ha producido también estudios útiles e interesantes que se han aprovechado de los estudios folclóricos (cf Jolles, Lord, Long), estilísticos (cf Richter, McEvenue), sociológicos (cf N.K. Gottwald), estructuralistas (para el Génesis, p.ej., J.P. Fokkelman), poético-literarios (cf Alter). Estos y otros métodos posibles de lectura no desplazan al método histórico-crítico. Por otra parte, parece una utopía pensar en una convergencia armónica y simple de los métodos. Por tanto, es necesaria una reflexión radical y renovada sobre el método de la exégesis. Se ha repetido varias veces que la exégesis es un arte más que una ciencia, pero también en esta hipótesis queda fuera de duda que no puede ser un arte fiada únicamente a la imaginación y al capricho del artista-intérprete.

BIBL.: ALONSO SCHcIKEL L., Pentateuco, 2 vols., Cristiandad, Madrid 1970; AuLD A.G., Joshua, Moses and the Land. Tetrateuch-Pentateuch-Hexateuch in a Generation since 1938, Edimburgo 1980; BRIEND J., El Pentateuco, Verbo Divino, Estella 1978; CAZELLES H., Bou HOT J.P., Il Pentateuco, Brescia 1968; CHILDS B. S., Introduction to the Old Testament as Scripture, Londres 1979, 109-135; CORTESE E., Da Adosé a Esdra. I libri storici dell Antico Israele, Dehoniane, Bolonia 1985, 25-144; 1D, 11 Pentateuco oggi: la teoría documentaria in crisi?, en "ScC" 111 (1983) 79-88; ID, La teología del Documento sacerdotal, en "RBit" 26 (1978) 113-141; CRAGHAN J.S., The Elohist in recent Literature, en "Biblical Theology Bulletin" 7 (1977) 23-35; LOHFINK N., Ascolta Israele. Esegesi dei testi del Dt, Brescia 1968; ID, Deuteronomy, en The Interpreter's Dictionary of the Bible, Suppl., Nashville 1976, 229-232; NEGRETTI N., Yahvista y elohísta, en Diccionario Teológico Interdisciplinar IV, Sígueme, Salamanca 19872, 701-743; RENDTORFF R., Das überlieferungsgeschichtliche Problem des Pentateuch (BZAW 147), Berlín 1977; SCHMID H.H., Der sogennante Jahwist. Beobachtungen und Fragen zur Pentateuchforschung, Zurich 1976; SCHMIDT W.H., Ein Theologe in salomonischer Zeit? Plüdoyer für den Jahwisten, en "BZ" 25 (1981) 81-102; VAN SETERS J., Abraham in History and Tradition, New Haven-Londres 1975; VERMEYLEN J., La formation du Pentateuque á la lumiére de l'exégése historico-critique, en "RTL" 12 (1981) 324-346; VERDIERE E. La, HEIDT W.G., Introducción al Pentateuco, Sal Terrae, Santander 1972; WEIMAR P., Untersuchungen zur Redaktionsgeschichte des Pentateuch (BZAW 146), Berlín 1977; WHYBRAY R.N., The Making of the Pentateuch. A Methodological Study, Sheffield 1987; ZENGER E., Wo steht die Pentateuchforschung heute?, en "BZ" 24 (1980) 101-116; ID, Auf der Suche nach einem Weg aus der Pentateuchkrise, en "Theologische Revue" 78 (1982), 354-362.

A. Bonora

Torá, el Pentateuco, Taurah
General Information Información General
Torah (a Hebrew word meaning "instruction"), in its broadest sense, refers to the entire body of Jewish teaching incorporated in the Old Testament and the Talmud and in later rabbinical commentaries. Torah (una palabra hebrea que significa "instrucción"), en su sentido más amplio, se refiere a todo el cuerpo de enseñanza judía incorporada en el Antiguo Testamento y el Talmud y más tarde en los comentarios rabínicos. In early biblical times, the term meant the oral instruction of the priests on ritual, legal, or moral questions. A principios de los tiempos bíblicos, el término significaba la instrucción oral de los sacerdotes de rito, jurídico, moral o preguntas. Gradually the name was applied to written collections of the priestly decisions, most specifically to the written Mosaic law contained in the first five books of the Bible - Genesis, Exodus, Leviticus, Numbers, and Deuteronomy - also called the Pentateuch. The Torah, in the latter sense, is preserved on scrolls kept in the ark of every synagogue; reading of the Torah is central to the synagogue service. Poco a poco el nombre se aplicó a las colecciones de escritos de la sacerdotal decisiones, más concretamente a la ley escrita que figura en el mosaico de los cinco primeros libros de la Biblia - Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio - también llamados el Pentateuco. La Torah, en Este último sentido, se conserva en pergaminos conservados en el arca de cada sinagoga; lectura de la Torá es el centro de servicio de la sinagoga.

BELIEVE Religious Information Source web-siteCREER
Religioso
Información
Fuente
página web
Our List of 1,000 Religious SubjectsNuestra lista de 1.000 Temas Religiosos
E-mailE-mail
Bibliography Bibliografía
D Lieberman, The Eternal Torah, parts 1 (1979) and 2 (1983); M Noth, A History of Pentateuchal Traditions (1972); JA Sanders, Torah and Canon (1972). Lieberman D, El Eterno Torah, partes 1 (1979) y 2 (1983); H Norte, Una historia de Pentateuchal Las tradiciones (1972); JA Sanders, Torá y Canon (1972).



--------------------------------------------------------------------------------

Torah Torá
General Information Información General
The Torah (Hebrew, "law" or "doctrine"), in Judaism, is the Pentateuch, especially when in the form of a parchment scroll for reading in the synagogue. La Torá (hebreo, la palabra "ley" o "doctrina"), en el judaísmo, es el Pentateuco, en particular cuando, en forma de un pergamino de desplazamiento de la lectura en la sinagoga. The Torah is the cornerstone of Jewish religion and law. La Torah es la piedra angular de la religión judía y la ley. The scrolls are considered most holy and are beloved by the pious; every synagogue maintains several scrolls, each of which may be protected by a covering of rich fabric and decorated with silver ornaments. Los rollos son considerados sagrados y son más queridos por los piadosos; cada sinagoga mantiene varios rollos, cada uno de los cuales puede estar protegida por una cubierta de tejido rico y decorado con adornos de plata. A special holiday in honor of the Torah, known as Simhath Torah (Hebrew, "rejoicing in the Law"), is celebrated in the synagogue by singing, and marching and dancing with the scrolls. Una fiesta especial en honor de la Torá, conocido como Simhath Torá (hebreo, "regocijo en la Ley"), se celebra en la sinagoga por el canto, y el baile y de marcha con los rollos.

The term Torah also is used to refer to the entire corpus of the Scriptures of the Jews together with the commentaries on them. El término Torá también se utiliza para referirse a todo el corpus de las Escrituras de los Judios, junto con los comentarios sobre las mismas. The commentaries, which arose through the centuries out of learned discussion, are called oral Torah to distinguish them from the Pentateuch itself, the written Torah. Los comentarios, que surgió a través de los siglos, aprendieron a cabo de las deliberaciones, se llaman Torá oral a fin de distinguirlos de la propia Pentateuco, la Torá escrita.



--------------------------------------------------------------------------------

Pentateuch Pentateuco
General Information Información General
The Pentateuch is the five-fold volume, consisting of the first five books of the Old Testament. El Pentateuco es el cinco veces el volumen, que consta de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. This word does not occur in Scripture, nor is it certainly known when the roll was thus divided into five portions Genesis, Exodus, Leviticus, Numbers, Deuteronomy. Esta palabra no existe en la Escritura, ni se sabe ciertamente, cuando el rollo fue dividido en cinco partes Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio. Probably that was done by the LXX. Probablemente, que se hizo por la LXX. translators. Traductores. Some modern critics speak of a Hexateuch, introducing the Book of Joshua as one of the group. Algunos críticos modernos hablan de un Hexateuch, al presentar el Libro de Josué como uno de los grupo. But this book is of an entirely different character from the other books, and has a different author. Pero este libro es de un carácter totalmente diferente de los demás libros, y tiene un autor diferente. It stands by itself as the first of a series of historical books beginning with the entrance of the Israelites into Canaan. Es por sí mismo como el primero de una serie de libros históricos a partir de la entrada de los israelitas en Canaán. (See Joshua.) (Ver Josué.)

The books composing the Pentateuch are properly but one book, the "Law of Moses," the "Book of the Law of Moses," the "Book of Moses," or, as the Jews designate it, the "Torah" or "Law." Los libros que componen el Pentateuco están correctamente pero un libro, la "Ley de Moisés", el "libro de la ley de Moisés", el "Libro de Moisés", o, en su Judios lo designe, la "Torá" o "Ley ". That in its present form it "proceeds from a single author is proved by its plan and aim, according to which its whole contents refer to the covenant concluded between Jehovah and his people, by the instrumentality of Moses, in such a way that everything before his time is perceived to be preparatory to this fact, and all the rest to be the development of it. Nevertheless, this unity has not been stamped upon it as a matter of necessity by the latest redactor: it has been there from the beginning, and is visible in the first plan and in the whole execution of the work.", Keil, Einl. Que en su forma actual es "producto de un solo autor se demuestra por su plan y su objetivo, según el cual la totalidad de su contenido se refieren al pacto celebrado entre Jehová y su pueblo, por la institución de Moisés, de tal manera que todo lo que antes Su tiempo se percibe como preparatorio a este hecho, y todo el resto a ser el desarrollo de la misma. Sin embargo, esta unidad no ha sido estampada en ella como una cuestión de necesidad por el último redactor: que ha estado allí desde el principio, Y es visible en el primer plan y en toda la ejecución del trabajo. ", Keil, Einl. id AT ID AT

A certain school of critics have set themselves to reconstruct the books of the Old Testament. Una cierta escuela de los críticos se han fijado para reconstruir los libros del Antiguo Testamento. By a process of "scientific study" they have discovered that the socalled historical books of the Old Testament are not history at all, but a miscellaneous collection of stories, the inventions of many different writers, patched together by a variety of editors! Mediante un proceso de "estudio científico" que han descubierto que el llamado histórico de los libros del Antiguo Testamento, no son la historia en absoluto, sino una recopilación de diversos cuentos, la invención de diferentes escritores, parcheado juntos por una variedad de los editores! As regards the Pentateuch, they are not ashamed to attribute fraud, and even conspiracy, to its authors, who sought to find acceptance to their work which was composed partly in the age of Josiah, and partly in that of Ezra and Nehemiah, by giving it out to be the work of Moses! En lo que respecta al Pentateuco, que no se avergüenza de atribuir el fraude, conspiración, e incluso, a sus autores, que han tratado de encontrar la aceptación de su trabajo que está integrado, en parte, en la edad de Josiah, y en parte en el de Esdras y Nehemías, al dar Que viene a ser la labor de Moisés!

This is not the place to enter into the details of this controversy. No es este el lugar para entrar en los detalles de esta polémica. We may say frankly, however, that we have no faith in this "higher criticism." Podemos decir con franqueza, sin embargo, que no tenemos fe en esta "crítica superior". It degrades the books of the Old Testament below the level of fallible human writings, and the arguments on which its speculations are built are altogether untenable. The evidences in favour of the Mosaic authorship of the Pentateuch are conclusive. We may thus state some of them briefly:, Se degrada a los libros del Antiguo Testamento por debajo del nivel de los escritos humanos falibles, y los argumentos sobre los que se construyen sus especulaciones son totalmente insostenible. Las evidencias a favor de la autoría del mosaico del Pentateuco son concluyentes. Es posible que de este modo el estado algunos de ellos Brevemente:,


(1.) These books profess to have been written by Moses in the name of God (Ex. 17:14; 24:3, 4, 7; 32:7-10, 30-34; 34:27; Lev. 26:46; 27:34; Deut. 31:9, 24, 25). (1.) Estos libros a profesar han sido escritos por Moisés en el nombre de Dios (Éxodo 17:14; 24:3, 4, 7; 32:7-10, 30-34; 34:27; Lev 26. : 46; 27:34; Deut. 31:9, 24, 25).

(2.) This also is the uniform and persistent testimony of the Jews of all sects in all ages and countries (comp. Josh. 8:31, 32; 1 Kings 2:3; Jer. 7:22; Ezra 6:18; Neh. 8:1; Mal. 4:4; Matt. 22:24; Acts 15:21). (2.) Este también es el uniforme y persistente testimonio de los Judios de todas las sectas en todas las edades y de los países (comp. Josh. 8:31, 32, 1 Reyes 2:3; Jer. 7:22; Esdras 6:18 ; Neh. 8:1; Mal. 4:4; Matt. 22:24; Hechos 15:21).

(3.) Our Lord plainly taught the Mosaic authorship of these books (Matt. 5:17, 18; 19:8; 22:31, 32; 23:2; Mark 10:9; 12: 26; Luke 16:31; 20:37; 24:26, 27, 44; John 3:14; 5:45, 46, 47; 6:32, 49; 7:19, 22). (3.) Nuestro Señor claramente enseñó el mosaico de la autoría de estos libros (Mateo 5:17, 18; 19:8, 22:31, 32; 23:2; Marcos 10:9, 12: 26; Lucas 16:31 , 20:37, 24:26, 27, 44; Juan 3:14, 5:45, 46, 47, 6:32, 49, 7:19, 22). In the face of this fact, will any one venture to allege either that Christ was ignorant of the composition of the Bible, or that, knowing the true state of the case, he yet encouraged the people in the delusion they clung to? A la vista de este hecho, cualquiera se atrevería a alegan que Cristo era ignorante de la composición de la Biblia, o que, a sabiendas de la situación real del caso, aún alentó a la gente en la falsa ilusión de que se aferraban a?

(4.) From the time of Joshua down to the time of Ezra there is, in the intermediate historical books, a constant reference to the Pentateuch as the "Book of the Law of Moses." (4.) Desde la época de Josué hasta el tiempo de Esdras hay, en el intermedio libros históricos, una constante referencia al Pentateuco como el "libro de la ley de Moisés." This is a point of much importance, inasmuch as the critics deny that there is any such reference; and hence they deny the historical character of the Pentateuch. Este es un punto de mucha importancia, en la medida en que los críticos niegan que exista cualquier referencia, y, por lo tanto, niegan el carácter histórico del Pentateuco.

As regards the Passover, eg, we find it frequently spoken of or alluded to in the historical books following the Pentateuch, showing that the "Law of Moses" was then certainly known. En cuanto a la Pascua, por ejemplo, lo encontramos con frecuencia hablan de o alusión a los libros históricos en la siguiente el Pentateuco, lo que demuestra que la "Ley de Moisés" era ciertamente conocido. It was celebrated in the time of Joshua (Josh. 5: 10, cf. 4:19), Hezekiah (2 Chr. 30), Josiah (2 Kings 23; 2 Chr. 35), and Zerubbabel (Ezra 6:19-22), and is referred to in such passages as 2 Kings 23:22; 2 Chr. Se celebra en el momento de Joshua (Josué 5: 10, cf. 4:19), Hezekiah (2 Chr. 30), Josiah (2 Reyes 23, 2 Chr. 35), y Zorobabel (Esdras 6:19 -- 22), y es mencionado en pasajes tales como 2 Reyes 23:22, 2 Chr. 35:18; 1 Kings 9:25 ("three times in a year"); 2 Chr. 35:18, 1 Reyes 9:25 ( "tres veces en un año"), 2 Chr. 8:13. Similarly we might show frequent references to the Feast of Tabernacles and other Jewish institutions, although we do not admit that any valid argument can be drawn from the silence of Scripture in such a case. Del mismo modo podríamos mostrar frecuentes referencias a la Fiesta de los Tabernáculos y de otras instituciones judías, a pesar de que no admiten ningún argumento válido que se puede sacar del silencio de las Escrituras en ese caso.
An examination of the following texts, 1 Kings 2:9; 2 Kings 14:6; 2 Chr. Un examen de los siguientes textos, 1 Reyes 2:9; 2 Reyes 14:6, 2 Chr. 23:18; 25:4; 34:14; Ezra 3:2; 7:6; Dan. 23:18, 25:4, 34:14; Esdras 3:2, 7:6; Dan. 9:11, 13, will also plainly show that the "Law of Moses" was known during all these centuries. 9:11, 13, también muestran claramente que la "Ley de Moisés" era conocido durante todos estos siglos. Granting that in the time of Moses there existed certain oral traditions or written records and documents which he was divinely led to make use of in his history, and that his writing was revised by inspired successors, this will fully account for certain peculiarities of expression which critics have called "anachronisms" and "contradictions," but in no way militates against the doctrine that Moses was the original author of the whole of the Pentateuch. Concesión que en la época de Moisés existen ciertas tradiciones orales o por escrito y los documentos que le fue divinamente llevado a hacer uso de su historia, y que su escrito fue revisado por el inspirado sucesores, esto plenamente en cuenta para la expresión de ciertas peculiaridades que Los críticos han llamado "anacronismos" y "contradicciones", pero de ninguna manera se opone a la doctrina de que Moisés era el autor original de todo el Pentateuco. It is not necessary for us to affirm that the whole is an original composition; but we affirm that the evidences clearly demonstrate that Moses was the author of those books which have come down to us bearing his name. No es necesario para nosotros, para afirmar que el conjunto es una composición original, pero afirmamos que las evidencias demuestran claramente que Moisés fue el autor de los libros que han llegado a nosotros que lleva su nombre. The Pentateuch is certainly the basis and necessary preliminary of the whole of the Old Testament history and literature. El Pentateuco es, sin duda, la base preliminar y necesario de todo el Antiguo Testamento, la historia y la literatura. (See Deuteronomy.) (Ver Deuteronomio.)

(Easton Illustrated Dictionary) (Diccionario Ilustrado Easton)



--------------------------------------------------------------------------------

Torah Torá
Jewish Viewpoint Information Punto de vista judío información
Name applied to the five books of Moses, Genesis, Exodus, Leviticus, Numbers, and Deuteronomy. Nombre aplicado a los cinco libros de Moisés, el Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. The contents of the Torah as a whole are discussed, from the point of view of modern Biblical criticism, under Pentateuch, where a table gives the various sources; while its importance as a center of crystallization for the Hebrew canon is treated under Bible Canon. El contenido de la Torá en su conjunto se examinan, desde el punto de vista de la crítica bíblica moderna, en virtud del Pentateuco, donde da una tabla con las distintas fuentes, mientras que su importancia como centro de cristalización para el canon hebreo se trata bajo Biblia Canon. The present article, therefore, is limited to the history of the Pentateuch in post-Biblical Judaism. El presente artículo, por lo tanto, se limita a la historia del Pentateuco en el judaísmo post-bíblico. The Torah receives its title from its contents, the name itself connoting "doctrine." La Torá recibe su título de su contenido, el nombre propio connoting "doctrina". The Hellenistic Jews, however, translated it by νόμος = "law" (eg, LXX., prologue to Ecclus. [Sirach], Philo, Josephus, and the New Testament), whence came the term "law-book"; this gave rise to the erroneous impression that the Jewish religion is purely nomistic, so that it is still frequently designated as the religion of law. Los Judios helenístico, sin embargo, lo tradujo por νόμος = "derecho" (por ejemplo, la LXX., Prólogo a Ecclus. [Sir], Philo, Josefo, y el Nuevo Testamento), de donde vino el término "libro de la ley", lo que dio Lugar a la errónea impresión de que la religión judía es puramente nomistic, por lo que todavía es frecuentemente mencionados como la religión de la ley. In reality, however, the Torah contains teachings as well as laws, even the latter being given in ethical form and contained in historical narratives of an ethical character. En realidad, sin embargo, la Torá contiene enseñanzas, así como las leyes, aun siendo este último determinado en forma ética, y que figura en narrativas históricas de carácter ético.
Name. Nombre.

In the books of the Bible the following names of the Pentateuch occur: in II Chron. En los libros de la Biblia los siguientes nombres de los Pentateuco ocurrir: en II cron. xvii. XVII. 9, Neh. 9, Neh. ix. IX. 3, and, with the added epithet , II Chron. 3, y, con el epíteto añadido, II cron. xxxiv. XXXIV. 14; while alone, without , is found in II Kings x. 14; mientras que solo, sin, se encuentra en II Reyes x. 31, I Chron. 31, I crónica. xxii. XXII. 11, and II Chron. 11, II y crónica. xii. XII. 1, xxxi. 1, XXXI. 3, 4, and xxxv. 3, 4, y xxxv. 26. Sometimes , or a word of similar meaning, is added, as , Josh. A veces, o una palabra de significado similar, se añade, como, Josh. xxiv. XXIV. 26, Neh. 26, Neh. viii. VIII. 18 (without , ib. x. 29). 18 (sin, ib. X. 29). Another designation is , Josh. Otra designación es, Josh. viii. VIII. 31, xxiii. 31, XXIII. 6; II Kings xiv. 6; II Reyes xiv. 6; Neh. 6; Neh. viii. VIII. 1; or , I Kings ii. 1; o, Kings ii. 3; II Kings xxiii. 3; II Reyes xxiii. 25; Mal. 25; Mal. iii. III. 22 (AV iv. 4), with the addition of ; Ezra iii. 22 (AV iv. 4), con la adición de; Esdras iii. 2 (with the addition of ), vii. 2 (con la adición de), vii. 6; , II Chron. 6;, II cron. xxv. XXV. 4 (preceded by ), xxxv. 4 (precedido de), xxxv. 12. The oldest name doubtless is (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii. 46; Neh. viii. 2), sometimes shortened to (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii. 46; Neh. viii. 2), or to (Neh. viii. 5), or to (Deut. xxxiii. 4). El nombre más antiguo es, sin duda, (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii. 46; Neh. Viii. 2), a veces abreviado a (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii . 46; Neh. Viii. 2), o al (Nehemías viii. 5), o al (Deut. xxxiii. 4). The last two names occur with great frequency in Jewish tradition, where the Torah becomes a living creature. Los dos últimos nombres se producen con gran frecuencia en la tradición judía, cuando la Torá se convierte en una criatura viviente. The expression "the five books," which is the origin of the term "Pentateuch," occurs only in Jewish tradition, which has also been the source for "Genesis," etc., as the names of the books of the Pentateuch (see Blau, "Zur Einleitung in die Heilige Schrift," pp. 40-43). La expresión "los cinco libros", que es el origen del término "Pentateuco", se produce sólo en la tradición judía, que también ha sido la fuente de "Génesis", etc, como los nombres de los libros del Pentateuco (véase Blau, "Zur Einleitung mueren en Heilige Schrift", pp. 40-43).

Quinary Division of the Torah. Quinary División de la Torá.

According to all critics, regardless of the schools to which they belong, the Torah forms a single work, which is represented, even at the present day, by the synagogal Scroll of the Law; nor does history know of any other Torah scroll. Según todos los críticos, independientemente de la escuela a la que pertenecen, la Torá es una obra única, que se representa, incluso en el día de hoy, por la synagogal Scroll de la Ley, ni saber la historia de cualquier otro Torah desplazarse. The fivefold division of the Pentateuch was due to purely external causes, and not to a diversity of content; for in volume the Torah forms more than a fourth of all the books of the Bible, and contains, in round numbers, 300,000 letters of the 1,100,000 in the entire Bible. La división de cinco veces el Pentateuco fue puramente debido a causas externas, y no a una diversidad de los contenidos en el volumen de la Torá formas más de un cuarto de todos los libros de la Biblia, y contiene, en números redondos, 300000 cartas de los 1100000 en toda la Biblia. A work of such compass far exceeded the normal size of an individual scroll among the Jews; and the Torah accordingly became a Pentateuch, thus being analogous to the Homeric poems, which originally formed a single epic, but which were later split into twenty-four parts each. Una obra de tal brújula superado con creces el tamaño normal de una persona desplazarse entre los Judios, y en consecuencia la Torá se convirtió en un Pentateuco, por lo tanto es análogo a los poemas homéricos, que originalmente formó un solo épico, pero que más tarde se dividió en veinte y cuatro Piezas cada uno.

Division into Sections. División en Secciones.

Like them, moreover, the Pentateuch was divided according to the sense and with an admirable knowledge of the subject (Blau, "Althebräisches Buchwesen," pp. 47-49), while subdivisions were also made into the so-called open and closed "parashiyyot," whose exact interrelation is not yet clear. Al igual que ellos, por otra parte, el Pentateuco fue dividido de acuerdo con el sentido y con un admirable conocimiento de la materia (Blau, "Althebräisches Buchwesen", pp. 47-49), mientras que también se hicieron subdivisiones en el llamado abierto y cerrado " Parashiyyot ", cuya interrelación exacto todavía no está claro. There are in all 669 sections, 290 open and 379 closed. Existen en todas las secciones 669, 290 y 379 abierto cerrado. Another class of parashiyyot divides the weekly lessons, now called "sidrot," into seven parts. Otra clase de parashiyyot divide a los cursos semanales, que ahora se llama "sidrot", en siete partes. The Torah also falls, on the basis of the lessons for the Sabbath, into 54 sidrot according to the annual cycle, and into 155 according to the triennial cycle. La Torá también las caídas, sobre la base de las lecciones para el Sábado, 54 en sidrot según el ciclo anual, y en 155 de acuerdo con el ciclo trienal. The former division, which is now used almost universally, is the Babylonian; and the latter, which has recently been introduced into some Reform congregations, is the Palestinian. La antigua división, que ahora es utilizado casi universalmente, es el babilónico, y la última, que recientemente ha sido introducido en algunas congregaciones de Reforma, es el palestino. The latter class of sidrot, however, has no external marks of division in the scrolls of the synagogue; while the divisions in the former, like the parashiyyot, are indicated by blank spaces of varying length (see Sidra). Esta última clase de sidrot, sin embargo, no tiene marcas externas de la división en los rollos de la sinagoga, mientras que las divisiones en la antigua, como la parashiyyot, se indican con espacios en blanco de diversa duración (véase la Sidra). This probably implies a greater antiquity for the sections which are thus designated, although the divisions into 5,845 verses, which seem to be still older, have no outward marks. Esto probablemente implica un mayor antigüedad de las secciones que son designados de este modo, a pesar de las divisiones en 5845 versos, que parecen ser aún mayores, no tienen ninguna marca exterior. The system of chapters was introduced into the editions of the Hebrew Bible, and hence into the Torah, from the Vulgate. El sistema de los capítulos se introdujo en las ediciones de la Biblia hebrea, y, por tanto, en la Torah, de la Vulgata. This mode of division is not known to the Masorah, though it was incorporated in the final Masoretic notes, for individual books of the Pentateuch. Este modo de la división no sea conocido por el Masorah, aunque se incorporó en el Masoreta toma nota final, para los distintos libros del Pentateuco. It is given in modern editions of the Hebrew Bible simply on the basis of the stereotyped editions of the English Bible Society, which followed earlier examples. Es dado en ediciones modernas de la Biblia hebrea, simplemente sobre la base de los estereotipos Inglés ediciones de la Sociedad Bíblica, que siguió los ejemplos anteriores.

Jewish Tradition and the Torah. La tradición judía y la Torah.

The external form of the Torah is discussed in such articles as Manuscripts, Scroll of the Law, and Mantle of the Law; but so numerous are the assertions of tradition concerning its contents and its value that the repetition of even a very small part of them would far exceed the limits of this article. La forma externa de la Torah se examina en los artículos tales como manuscritos, de desplazamiento de la Ley, y Manto de la Ley, pero son tan numerosas las afirmaciones de la tradición acerca de su contenido y de su valor que la repetición de incluso una pequeña parte de ellos Que exceden con mucho los límites de este artículo. Every page of the Talmud and Midrash is filled with citations from the Pentateuch and with the most fulsome praise of it, united with super-human love and divine respect therefor. Cada página del Talmud y el Midrash está lleno de citas del Pentateuco y con la mayoría de fulsome elogio de la misma, unida con super-humano y el amor divino respeto por la misma. In the five volumes of Bacher's work on the Haggadah, the Torah and its study form a special rubric in theaccount of each "sofer," or scholar of the Law. En los cinco volúmenes de Bacher trabajos en la Haggadah, la Torá y su estudio de forma especial en el rubro de cada theaccount "sofer", o estudioso de la Ley. In all probability there never was another people, except possibly the Brahmans, that surrounded its holy writings with such respect, transmitted them through the centuries with such self-sacrifice, and preserved them with so little change for more than 2,000 years. Con toda probabilidad nunca hubo otro pueblo, con la posible excepción de los Brahmans, que rodeado de sus escritos sagrados con ese respeto, las transmitían a través de los siglos con tal auto-sacrificio, y conservas de ellos con tan poco cambio durante más de 2000 años. The very letters of the Torah were believed to have come from God Himself (BB 15a), and were counted carefully, the word "soferim" denoting, according to the Talmud (Ḳid. 30a), "the counters of the letters." La propia letras de la Torá se cree que proviene de Dios mismo (BB 15 bis), y fueron contados cuidadosamente, la palabra "soferim" denota, de acuerdo con el Talmud (Ḳid. 30 bis), "los contadores de las letras." A special class of scholars devoted all their lives to the careful preservation of the text ("Masorah"), the only analogy in the literature of the world being found in India, where the Vedas were accurately preserved by similar means. Una clase especial de los académicos dedicado toda su vida a la preservación cuidadosa del texto ( "Masorah"), la analogía sólo en la literatura del mundo que se encuentra en la India, donde los Vedas fueron preservadas con exactitud por medios similares.

Preexistence of the Torah. Preexistencia de la Torah.

The Torah is older than the world, for it existed either 947 generations (Zeb. 116a, and parallels) or 2,000 years (Gen. R. viii., and parallels; Weber, "Jüdische Theologie," p. 15) before the Creation. La Torá es más antiguo que el mundo, que existía ya sea para 947 generaciones (Zeb. 116a, y los paralelos) o 2000 años (Gen. R. viii., Y los paralelos; Weber, "Jüdische Theologie", p. 15) antes de la Creación . The original Pentateuch, therefore, like everything celestial, consisted of fire, being written in black letters of flame upon a white ground of fire (Yer. Sheḳ. 49a, and parallels; Blau, "Althebräisches Buchwesen," p. 156). El original Pentateuco, por lo tanto, como todo lo celeste, consistía en el fuego, está escrito en letras de fuego negro sobre un blanco de fuego (Yer. Sheḳ. 49 bis, y los paralelos; Blau ", Althebräisches Buchwesen", p. 156). God held counsel with it at the creation of the world, since it was wisdom itself (Tan., Bereshit, passim), and it was God's first revelation, in which He Himself took part. Dios celebró con un abogado que en la creación del mundo, ya que es la sabiduría en sí (Tan., Bereshit, passim), y fue la primera revelación de Dios, en la que él mismo participó. It was given in completeness for all time and for all mankind, so that no further revelation can be expected. Se le ha dado en la integridad de todos los tiempos y para toda la humanidad, de manera que ninguna otra revelación se puede esperar. It was given in the languages of all peoples; for the voice of the divine revelation was seventyfold (Weber, lc pp. 16-20; Blau, "Zur Einleitung in die Heilige Schrift," pp. 84-100). Se le ha dado en los idiomas de todos los pueblos, para la voz de la revelación divina fue seventyfold (Weber, lc pp. 16-20; Blau, "Zur Einleitung mueren en Heilige Schrift", pp. 84-100). It shines forever, and was transcribed by the scribes of the seventy peoples (Bacher, "Ag. Tan." ii. 203, 416), while everything found in the Prophets and the Hagiographa was already contained in the Torah (Ta'an. 9a), so that, if the Israelites had not sinned, only the five books of Moses would have been given them (Ned. 22b). No brilla para siempre, y fue transcrita por los escribas de los setenta pueblos (Bacher, "Ag. Tan." Ii. 203, 416), mientras que todo lo que encuentran en los Profetas y los Hagiographa ya figura en la Torá (Ta'an. 9 bis), a fin de que, si los israelitas no había pecado, sólo los cinco libros de Moisés se han dado ellos (Ned. 22b). As a matter of fact, the Prophets and the Hagiographa will be abrogated; but the Torah will remain forever (Yer. Meg. 70d). Como cuestión de hecho, los Profetas y los Hagiographa será derogado, pero la Torah permanecerá para siempre (Yer. Meg. 70d). Every letter of it is a living creature. Cada carta es una de las criaturas vivas. When Solomon took many wives, Deuteronomy threw himself before God and complained that Solomon wished to remove from the Pentateuch the yod of the word (Deut. xvii. 17), with which the prohibition of polygamy was spoken; and God replied: "Solomon and a thousand like him shall perish, but not one letter of the Torah shall be destroyed" (Lev. R. xix.; Yer. Sanh. 20c; Cant. R. 5, 11; comp. Bacher, lc ii. 123, note 5). Cuando Salomón tomó muchas esposas, Deuteronomio tiró a sí mismo ante Dios y se quejó de que Salomón desea eliminar de la yod el Pentateuco de la palabra (Deut. xvii. 17), con la que la prohibición de la poligamia se hablaba, y Dios respondió: "Salomón y Mil como él perecerá, pero no una letra de la Torá será destruido "(Lev. R. xix.; Yer. Sanh. 20c; Cant. R. 5, 11; comp. Bacher, lc ii. 123, nota 5). The single letters were hypostatized, and were active even at the creation of the world (Bacher, lci 347), an idea which is probably derived from Gnostic speculation. El único cartas se hipostasiados, y se activa incluso en la creación del mundo (Bacher, lci 347), una idea que es, probablemente, deriva de la especulación Gnóstico. The whole world is said to be only 1/3200 of the Torah ('Er. 21a). El mundo entero se dice que es sólo 1 / 3200 de la Torá ( 'Er. 21 bis).

Israel received this treasure only through suffering (Ber. 5a, and parallels), for the book and the sword came together from heaven, and Israel was obliged to choose between them (Sifre, Deut. 40, end; Bacher, lc ii. 402, note 5); and whosoever denies the heavenly origin of the Torah will lose the future life (Sanh. x. 1). Israel recibió este tesoro sólo a través de los sufrimientos (Ber. 5 bis, y paralelos), para el libro y la espada se reunieron desde el cielo, e Israel se vio obligado a elegir entre ellos (Sifre, Deut. 40, final; Bacher, lc ii. 402 , Nota 5), y cualquiera que niega el origen divino de la Torá perderán la vida futura (Sanh. x. 1). This high esteem finds its expression in the rule that a copy of the Pentateuch is unlimited in value, and in the ordinance that the inhabitants of a city might oblige one another to procure scrolls of the Law (Tosef., BM iii. 24, xi. 23). Esta alta estima encuentra su expresión en la regla de que una copia del Pentateuco es ilimitada en el valor, y en la ordenanza que los habitantes de una ciudad podría obligar a los demás a adquirir rollos de la Ley (Tosef., BM iii. 24, xi . 23). The pious bequeathed a copy of the Torah to the synagogue (ib. B. Ḳ. ii. 3); and it was the duty of each one to make one for himself, while the honor paid the Bible greatly influenced the distribution of copies and led to the foundation of libraries (Blau, "Althebräisches Buchwesen," pp. 84-97). El piadoso legó una copia de la Torá a la sinagoga (Ib. B. Ḳ. Ii. 3), y es deber de cada uno para hacer uno para sí mismo, mientras que el honor pagado la Biblia influido en gran manera en la distribución de ejemplares y Llevó a la fundación de bibliotecas (Blau, "Althebräisches Buchwesen", pp. 84-97).

Study of the Torah. Estudio de la Torá.

The highest ideal of young and old and of small and great was the study of the Law, thus forming a basis for that indomitable eagerness of the Jewish people for education and that unquenchable thirst for knowledge which still characterize them. El más alto ideal de los jóvenes y los viejos y de las pequeñas y grandes fue el estudio de la Ley, formando así una base para que el afán indomable del pueblo judío para que la educación y la insaciable sed de conocimiento que aún adolecen. "As the child must satisfy its hunger day by day, so must the grown man busy himself with the Torah each hour" (Yer. Ber. ch. ix.). "A medida que el niño debe satisfacer el hambre de su día a día, por lo que debe el hombre ocupado crecido a sí mismo con cada hora de la Torah" (Yer. Ber. Ch. Ix.). The mishnah (Pe'ah i.) incorporated in the daily prayer declares that the study of the Law transcends all things, being greater than the rescue of human life, than the building of the Temple, and than the honor of father and mother (Meg. 16b). El mishnah (Pe'ah i.) incorporado en la oración cotidiana, declara que el estudio de la Ley trasciende todas las cosas, ser mayor que el rescate de la vida humana, que la construcción del Templo, y que el honor del padre y la madre ( Meg. 16b). It is of more value than the offering of daily sacrifice ('Er. 63b); a single day devoted to the Torah outweighs 1,000 sacrifices (Shab. 30a; comp. Men. 100a); while the fable of the Fish and the Fox, in which the latter seeks to entice the former to dry land, declares Israel can live only in the Law as fish can live only in the ocean. Es de más valor que el de ofrecer el sacrificio diario ( 'Er. 63 ter); un solo día dedicado a la Torá supera sacrificios 1000 (Shab. 30 bis; comp. Hombres. 100), mientras que la fábula de la Pesca y la Fox, En la que éste trata de seducir a la ex tierra seca, declara Israel puede vivir sólo en la Ley como los peces pueden vivir sólo en el océano. Whoever separates himself from the Torah dies forthwith ('Ab. Zarah 3b); for fire consumes him, and he falls into hell (BB 79a); while God weeps over one who might have occupied himself with it but neglected to do so (Ḥag. 5b). Cualquiera que separa a sí mismo de la Torá muere inmediatamente ( 'Ab. Zarah 3b); de fuego consume él, y él cae en el infierno (BB 79 bis), mientras que Dios llora más de uno que podría tener ocupados a sí mismo con él, pero descuidado hacerlo (Ḥag . 5b). The study must be unselfish: "One should study the Torah with self-denial, even at the sacrifice of one's life; and in the very hour before death one should devote himself to this duty" (Soṭah 21b; Ber. 63b; Shab. 83b). El estudio debe ser desinteresada: "Uno debe estudiar la Torá con abnegación, incluso en el sacrificio de la propia vida, y en la misma hora antes de la muerte uno debe dedicarse a este deber" (Soṭah 21b; Ber. 63 ter; Shab. 83b). "Whoever uses the crown of the Torah shall be destroyed" (Ned. 62a). "Quien utiliza la corona de la Torá será destruido" (Ned. 62a). All, even the lepers and the unclean, were required to study the Law (Ber. 22a), while it was the duty of every one to read the entire weekly lesson twice (Ber. 8a); and the oldest benediction was the one spoken over the Torah (ib. 11b). Todos, incluso los leprosos y los impuros, estaban obligados a estudiar la Ley (Ber. 22 bis), si bien es el deber de cada uno para leer toda la lección dos veces por semana (Ber. 8 bis), y la más antigua fue la bendición hablado Más de la Torah (Ib. 11 ter). Prophylactic power also is ascribed to it: it gives protection against suffering (ib. 5a), against sickness ('Er. 54b), and against oppression in the Messianic time (Sanh. 98b); so that it may be said that "the Torah protects all the world" (Sanh. 99b; comp. Ber. 31a). Profilaxis poder también se atribuye a que: da protección contra el sufrimiento (Ib. 5 bis), de enfermedad ( 'Er. 54b), y contra la opresión en el tiempo mesiánico (Sanh. 98b), de modo que puede decirse que "la Torá protege a todo el mundo "(Sanh. 99b; comp. Ber. 31 bis). The following sayings may be cited as particularly instructive in this respect: "A Gentile who studies the Torah is as great as the high priest" (B. Ḳ. 38a). Los siguientes refranes podrá ser citado como especialmente ilustrativo a este respecto: "Un Gentile que estudia la Torá es tan grande como el sumo sacerdote" (B. Ḳ. 38a). "The practise of all the laws of the Pentateuch is worth less than the study of the scriptures of it" (Yer. Pe'ah i.), a conclusive refutation of the current view of the Nomism of the Jewish faith. "La práctica de todas las leyes del Pentateuco vale menos que el estudio de las escrituras de las mismas (Yer. Pe'ah i.), una refutación concluyente de la vista actual de la Nomism de la fe judía. After these citations it becomes readily intelligible that, according to the Talmudic view, "God Himself sits and studies the Torah" ('Ab. Zarah 3b). Después de estas citas se convierte fácilmente inteligible que, de acuerdo con la opinión talmúdica ", Dios mismo se sienta y estudios de la Torah" ( 'Ab. Zarah 3b).

Criticism of the Torah Among Jews. Crítica de la Torah Entre Judios.

The spirit of criticism naturally developed from this devotion to the Pentateuch, in spite of faith and reverence. El espíritu de la crítica, naturalmente, desarrollado a partir de esta devoción para el Pentateuco, a pesar de la fe y de reverencia. The very existence of the doctrine that the Law was of heavenly origin, and that whosoeverdenied this dogma had no share in the life to come (Sanh. x.), shows that there was a school which assumed a critical attitude toward the Torah. La existencia misma de la doctrina de que la Ley es de origen celestial, y que whosoeverdenied este dogma no tenían partes en la vida por venir (Sanh. x.), muestra que hay una escuela que asumió una actitud crítica hacia la Torá. There is much evidence in proof of this; but here only the history of criticism within the orthodox synagogue will be discussed. Hay muchas pruebas en prueba de ello, pero aquí sólo la historia de la crítica dentro de la sinagoga ortodoxa se discutirá. It was a moot point whether the Law was given all at once or in smaller rolls at different times (Giṭ. 60a); and the further question was discussed, whether Moses or Joshua wrote the last eight verses of the Pentateuch (BB 14b-15a). Es un punto discutible si la Ley fue dada de una sola vez o en pequeños rollos en diferentes momentos (Giṭ. 60 bis), y la otra pregunta se discutió, si Moisés o Josué escribió los últimos ocho versículos del Pentateuco (BB 14b-15a ). It was definitely affirmed, on the other hand (ib.), that Moses composed the sections concerning Balaam (Num. xxii.-xxiv.), thus closing all discussions on that score. Se afirma definitivamente, por otro lado (Ib.), que Moisés compuesto las secciones relativas a Balaam (Num. xxii.-xxiv.), Con lo que el cierre de todos los debates a ese respecto. Many tacit doubts are scattered through the Talmud and Midrash, in addition to those which Einstein has collected. Muchos tácito dudas están dispersos a través del Talmud y el Midrash, además de los que ha recogido Einstein. In the post-Talmudic period, in like manner, there was no lack of critics, some of them recognized as such again only in recent times, although Abraham ibn Ezra, who was joined by Spinoza, has long been recognized as belonging to this class. En el período posterior a la talmúdica, de igual manera, no hay ninguna falta de los críticos, algunos de ellos reconocidos como tales una vez más, sólo en los últimos tiempos, aunque Abraham ibn Ezra, que estuvo acompañado por Spinoza, durante mucho tiempo ha sido reconocido como perteneciente a esta clase .

Composition. Composición.

The composition of the Torah should be discussed on the basis of the old Semitic concepts, which planned a work of literature practically rather than systematically. La composición de la Torá debería ser examinado sobre la base de los antiguos semitas conceptos, que planifica una obra de la literatura en lugar de la práctica sistemática. Repetitions, therefore, should not be eliminated, since things which are good and noble may and should be brought to remembrance many times. Repeticiones, por lo tanto, no debería ser eliminado, ya que las cosas que son buenas y nobles pueden y deben ser sometidos a la memoria muchas veces. From the point of view of effective emphasis, moreover, a change of context may develop a new and independent application of a given doctrine, especially if it be repeated in other words. Desde el punto de vista de la eficaz atención, además, un cambio de contexto se puede desarrollar un nuevo e independiente de la aplicación de una determinada doctrina, sobre todo si se repite en otras palabras. Thus tradition (The Thirty-two Rules of Eliezer b. Jose ha-Gelili) took "the repeated doctrine" as its rule of interpretation, and left large numbers of repetitions (parallel passages) in its collections of oral teachings. Así, la tradición (El Treinta y dos reglas de Eliezer b. José ha-Gelili) toma "la reiterada doctrina" como norma de interpretación, y dejó a un gran número de repeticiones (pasajes paralelos) en sus colecciones de las enseñanzas orales. The framework of the Pentateuch is historical narrative bound together by the thread of chronology. El marco de la narrativa histórica es Pentateuco unidos por el hilo de la cronología. There is no rigid adherence to the latter principle, however; and the Talmud itself accordingly postulates the rule: "There is no earlier and no later in the Torah" (Pes. 6b et passim). No existe una rígida adhesión a este último principio, sin embargo, el Talmud y en consecuencia sí postula la regla: "No hay antes ni después en la Torá" (Pes. 6b et passim). From a Masoretic point of view, the Mosaic code contains the history of a period of about 2,300 years. Masoreta Desde un punto de vista, el código de Mosaic contiene la historia de un período de alrededor de 2300 años. As has already been noted in regard to the names of the individual books, the Talmud and the Masorah divided the Torah into smaller units according to its contents, so that Genesis includes the story of Creation and of the Patriarchs, Exodus the account of the departure from Egypt, the revelation, and so on. Como ya se ha señalado en cuanto a los nombres de los libros individuales, el Talmud y la Torá la Masorah dividido en unidades más pequeñas de acuerdo a su contenido, a fin de que Génesis incluye la historia de la Creación y de los Patriarcas, el Éxodo cuenta de la partida De Egipto, la revelación, y así sucesivamente.

Style. Estilo.

The style of the Pentateuch, in keeping with its content, differs widely from the diction of the Prophets and the Psalms. El estilo del Pentateuco, de acuerdo con su contenido, difiere de la dicción de los Profetas y los Salmos. It is less lofty, although it is not lacking in dramatic force, and it is concrete rather than abstract. Es menos noble, aunque no carece de fuerza dramática, y es concreta y no abstracta. Most of the laws are formulated in the second person as a direct address, the Decalogue being the best example. La mayoría de las leyes que se formulan en la segunda persona como consecuencia directa la dirección, el Decálogo es el mejor ejemplo. In certain cases, however, the nature of the subject requires the third person; but the Torah reverts as quickly as possible to the second as being the more effective form of address (comp., for example, Deut. xix. 11-21). En algunos casos, sin embargo, la naturaleza de la materia, se requiere la tercera persona, pero la Torá vuelve lo antes posible a la segunda por ser la más eficaz forma de dirección (comp., por ejemplo, Deut. Xix. 11-21) . In the Pentateuch, temporal depiction is the usual method. En el Pentateuco, la representación temporal es el método habitual. The process of creation, rather than the universe as a whole, is described; and the account brings the world visibly into being in six main parts. El proceso de creación, más que el universo en su conjunto, se describe, y lleva la cuenta visiblemente en el mundo están en seis partes principales. In the creation of man, of plants, and of paradise God is seen at work, and the same process of coming into being may be traced in the ark of Noah and similar descriptions. En la creación del hombre, de las plantas, y el paraíso de Dios es visto en el trabajo, y el mismo proceso de entrada en que se puede localizar en el arca de Noé y descripciones similares. A remarkable example of word-painting is the account of the consecration of Aaron and his sons to the high-priesthood (Lev. viii.). Un ejemplo notable de la palabra-la pintura es la cuenta de la consagración de Aarón y sus hijos al alto sacerdocio (Lev. viii.). Here the reader watches while Moses washes the candidates, dresses them, etc. ("Magyar-Zsidó Szemle," ix. 565 et seq.). Aquí el lector relojes Moisés mientras se lava los candidatos, vestidos, etc ( "Magyar-Zsidó Szemle," ix. 565 y ss.). Naïve simplicity is a characteristic trait of Pentateuchal style, which understands also the art of silence. Ingenua simplicidad es un rasgo característico de Pentateuchal estilo, que comprende también el arte del silencio. Thus, as in all great products of world-literature, feminine beauty is not described in detail; for Sarah, Rachel, and other heroines are merely said to be beautiful, while the completion of the picture is left to the imagination of the reader. Por lo tanto, como en todos los productos de gran mundo de la literatura, la belleza femenina no se describe en detalle; para Sarah, Rachel, y otras heroínas no son más hermosas que se dice, en tanto que la finalización de la imagen se deja a la imaginación del lector.

Laws of the Torah. Las leyes de la Torá.

The contents of the Torah fall into two main parts: historical and legal. El contenido de la Torá se dividen en dos partes principales: histórico y jurídico. The latter commences with Ex. Esta última comienza con Ex. xii.; so that the Tannaim maintained that the Law actually began there, proceeding on the correct principle that the word "Torah" could be applied only to teachings which regulated the life of man, either leading him to perform certain acts (commands = ) or restraining him from them (prohibitions = ). Xii., De modo que la Tannaim sostuvo que la Ley se iniciaron allí, sobre el procedimiento correcto principio de que la palabra "Torah" sólo se puede aplicar a las enseñanzas que regula la vida del hombre, ya sea que lo llevó a realizar ciertos actos (los comandos =) O restricción de ellos él (prohibiciones =). The Talmud enumerates a total of 613 rules, 248 being commands and 365 prohibitions (see Jew. Encyc. iv. 181, sv Commandments, The 613). El Talmud enumera un total de 613 normas, 248 y 365 comandos que se prohibiciones (véase Judio. Encyc. Iv. 181, sv Mandamientos, el 613). In the post-Talmudic period many works were written on these 613 "miẓwot," some even by Maimonides. En el período posterior a la talmúdica muchas obras fueron escritas en estos 613 "miẓwot", algunos incluso por Maimónides. The legal parts of the Pentateuch include all the relations of human life, although these are discussed with greater detail in the Talmud (see Talmudic Laws). La parte legal del Pentateuco incluir todas las relaciones de la vida humana, aunque estos son discutidos con mayor detalle en el Talmud (véase Leyes Talmúdicas). The Torah recognizes no subdivisions of the commandments; for all alike are the ordinances of God, and a distinction may be drawn only according to modern ideas, as when Driver (in Hastings, "Dict. Bible," iii. 66) proposes a triple division, into juridical, ceremonial, and moral "torot." La Torá no reconoce subdivisiones de los mandamientos; para todos por igual son las ordenanzas de Dios, y una distinción sólo podrá ser utilizado, de acuerdo con las ideas modernas, como cuando Driver (en Hastings, "Dict. Biblia," iii. 66) propone una triple División, en la jurídica, ceremonial, y moral "torot".

Penal Law. Derecho Penal.

Montefiore was correct when, in laying emphasis on the ethical aspect of the Biblical concept of God, he declared that even the law of the Bible was permeated with morality, propounding his view in the following words ("Hibbert Lectures," p. 64): "Most original and characteristic was the moral influence of Jahveh in the domain of law. Jahveh, to the Israelite, was emphatically the God of the right. . . . From the earliest times onward, Jahveh's sanctuary was the depository of law, and the priest was His spokesman." Montefiore era correcta cuando, en la atención en el aspecto ético de la noción bíblica de Dios, declaró que incluso la ley de la Biblia fue impregnado con la moral, propuesta en su opinión, las siguientes palabras ( "Hibbert Lectures", p. 64) : "La mayoría de original y característica es la influencia moral de Jahveh, en el dominio de la ley. Jahveh, el israelita, fue enfática al Dios de la derecha.... Desde los primeros tiempos en adelante, Jahveh del santuario era la depositaria de la ley, y El sacerdote era su portavoz. " The most prominent characteristic of the Pentateuchal law, as compared with the laws of ancient peoples and of medieval Europe, is mildness, a feature which is still further developed in the Talmud. La característica más prominente de la Pentateuchal ley, en comparación con las legislaciones de los pueblos antiguos y de la Europa medieval, es suavidad, que es una característica aún más desarrollados en el Talmud. The Torah is justly regarded as the source of humane law. La Torah es justamente considerado como la fuente de la ley humana. Although such phrases occur as "that soul shall be cut off from his people" or "so shalt thou put the evil away from the midst of thee," it would be incorrect to take them literally, or to deduce from them certain theories of penal law, as Förster has recently done. Aunque estas frases se producen como "alma que será eliminada de su pueblo" o "de modo que tú hayas de la maldad fuera de la medio de ti," sería incorrecto tomar de manera literal, o deducir de ellas algunas de las teorías penales La ley, como ha hecho recientemente Förster. On the contrary, these expressions prove that the Mosaiclaw was not a legal code in the strict sense of the term, but an ethical work. Por el contrario, estas expresiones Mosaiclaw probar que el no es un código legal en el sentido estricto del término, sino una ética de trabajo. Although the Talmudists made it a penal code, instinctively reading that character into it, the penal law of the Torah is something theoretical which was never put into practise. Aunque el Talmudists hecho un código penal, instintivamente lectura de caracteres que en ella, las leyes penales de la Torá es algo teórico, que nunca fue puesto en práctica. This view is supported by the fact that a commandment is stated sometimes without the threat of any penalty whatever for its violation, and sometimes with the assignment even of death as a punishment for its transgression. Esta opinión está respaldada por el hecho de que un mandamiento que se dice a veces, sin la amenaza de una pena cualquiera independientemente de su violación, y, a veces, incluso con la cesión de la muerte como castigo por su transgresión. In like manner, tradition frequently substitutes such a phrase as "he forfeited his life" for "transgression worthy of death." De igual manera, la tradición con frecuencia una frase sustitutos tales como "él pierde su vida" por "la transgresión de la muerte digna".

Civil Law. Derecho Civil.

On the other hand, the civil law of the Torah, which is more developed and bears a practical character, probably accords more closely with ancient Jewish legal procedure. Por otro lado, el derecho civil de la Torá, que es más desarrollado y tiene una carácter práctico, probablemente más estrechamente con los acuerdos de la antigüedad judía procedimiento legal. It reflects the conditions of an agricultural state, since most of the laws relate to farming and cognate matters. Es el reflejo de las condiciones de un estado agrícola, ya que la mayoría de las leyes se refieren a la agricultura y cuestiones afines. There was no Hebrew word for "store," although "just measure" was mentioned. No hubo palabra hebrea para "almacenar", aunque "justa medida" se mencionó. It must be borne in mind, however, that to satisfy the more advanced conditions of later times, the Talmudists both supplemented the Mosaic law and by means of analogy and similar expedients interpolated into the Torah much which it did not contain originally. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que para satisfacer las condiciones más avanzadas de épocas posteriores, la Talmudists tanto complementó el mosaico de la ley y por medio de la analogía y arbitrios similares interpolados en la Torah mucho que no contenía originalmente.

From the earliest times the Synagogue has proclaimed the divine origin of the Pentateuch, and has held that Moses wrote it down from dictation, while the religions based on Judaism have until very recently held the same view. Desde los primeros tiempos de la Sinagoga ha proclamado el origen divino del Pentateuco, y ha declarado que Moisés escribió que desde el dictado, mientras que las religiones se han basado en el judaísmo, hasta hace muy poco se celebró el mismo punto de vista. Biblical criticism, however, denies the Mosaic authorship and ascribes only a portion of varying extent to so ancient an origin. La crítica bíblica, sin embargo, niega la autoría del mosaico y le atribuye sólo una parte de distinta medida a un origen tan antiguo. A history of criticism in regard to this point is given by Winer ("BR" ii. 419 et seq.) and by Driver (in Hastings, "Dict. Bible," iii. 66), while Montefiore expresses himself as follows (lc): "The Torah-or teaching-of the priests, half judicial, half pædagogic, was a deep moral influence; and there was no element in the religion which was at once more genuinely Hebrew and more closely identified with the national God. There is good reason to believe that this priestly Torah is the one religious institution which can be correctly attributed to Moses. . . . Though Moses was not the author of the written law, he was unquestionably the founder of that oral teaching, or Torah, which preceded and became the basis of the codes of the Pentateuch." Una historia de la crítica en cuanto a este punto se da por Winer ( "BR" ii. 419 y ss.) Y por Driver (en Hastings, "Dict. Biblia," iii. 66), mientras que Montefiore expresa de la siguiente manera (lc ): "La Torah-enseñanza-o de los sacerdotes, la mitad judiciales, la mitad pædagogic, fue una profunda influencia moral, y no hay elemento de la religión que era a la vez más auténticamente hebreo y más estrechamente identificadas con el Dios nacional. Existe Una buena razón para creer que esta sacerdotal Torah es la institución religiosa que puede ser correctamente atribuidos a Moisés.... Aunque Moisés no es el autor de la ley escrita, fue sin lugar a dudas que el fundador de la enseñanza oral, o Torá, que Precedido y se convirtió en la base de los códigos del Pentateuco ". The legal parts of the Torah are found in Ex. El jurídica partes de la Torá se encuentran en la Ex. xx.-xxiii., xxv.-xxxi., xxxiv.-xxxv.; Lev. Xx.-xxiii., Xxv.-xxxi., Xxxiv.-xxxv.; Lev. i.-viii., xi.-xxv., xxvii.; Num. I-viii., Xi.-xxv., Xxvii.; Num. v.-x., xviii., xix., xxvii.-xxx., these laws being repeated in Deut. V.-x., xviii., Xix., Xxvii.-xxx., Estas leyes se está repitiendo en Deut. iv. IV. et seq. Y ss.

Joseph Jacobs, Ludwig Blau Joseph Jacobs, Ludwig Blau
Jewish Encyclopedia, published between 1901-1906. Enciclopedia Judía, publicados entre 1901-1906.

Bibliography: Bibliografía:
Bacher, Ag. Bacher, Ag. Tan.; idem, Ag. Tan. Idem, Ag. Pal. Amor. Index, sv Tora and Studium der Lehre; Baumgartner, Les Etudes Isagogiques chez les Juifs, Geneva, 1886; Blau, Zur Einleitung in die Heilige Schrift, Strasburg, 1894; idem, Studien zum Althebräischen Buchwesen und zur Biblischen Litteraturgeschichte, Strasburg, 1902; Büchler, The Triennial Reading of the Law and Prophets, in JQR vi. Índice, sv Tora y Studium der Lehre; Baumgartner, Les Etudes Isagogiques chez les Juifs, Ginebra, 1886 1894 1902; Büchler, La Trienal de lectura de la Ley y los Profetas, en JQR vi. 1-73; Eisenstadt, Ueber Bibelkritik in der Talmudischen Litteratur, Frankfort-on-the-Main, 1894; Förster, Das Mosaische Strafrecht in Seiner Geschichtlichen Entwickelung, Leipsic, 1900; Hamburger, RBT supplementary vol. 1-73; Eisenstadt, en Bibelkritik Ueber der Talmudischen Litteratur, Frankfort-on-the-Main, 1894; Förster, Mosaische Das Strafrecht en Seiner Geschichtlichen Entwickelung, Leipsic, 1900; Hamburger, RBT complementario vol. iii. III. 60-75; Hastings, Dict. 60-75; Hastings, Dict. Bible, iii. Biblia, III. 64-73; Jew. 64-73; Judio. Encyc. vii. VII. 633-638; Michaelis-Saalschütz, Mosaisches Recht, Berlin, 1842-46; Herzog-Hauck, Real-Encyc. 633-638; Michaelis-Saalschütz, Mosaisches Recht, Berlín, 1842-46; Herzog-Hauck, Real-Encyc. xiii. XIII. 486-502; Weber, Jüdische Theologie, pp. 486-502; Weber, Jüdische Theologie, pp. 14-34, and Index, Leipsic, 1897; Winer, BR 3d ed., i. 14-34, y el Index, Leipsic, 1897; Winer, BR 3 ª ed., I. 415-422.

For the criticism of the Torah compare the text-books of the history of Judaism and of Old Testament theology. Para la crítica de la Torah comparar el texto de los libros de la historia del judaísmo y de la teología del Antiguo Testamento. See also Pentateuch. Véase también el Pentateuco.



--------------------------------------------------------------------------------

Torah Torá
Catholic Information Información Católica
I. USE OF WORD I. uso de la palabra

Torah, (cf. Hiph. of ), signifies first "direction, instruction", as, for instance, the instruction of parents (Proverbs 1:8), or of the wise (Proverbs 3:1). Torá, (cf. Hiph. De), significa en primer lugar "la dirección, la instrucción", como, por ejemplo, la instrucción de los padres (Proverbios 1:8), o de los sabios (Proverbios 3:1). It is used chiefly in reference to the Divine instruction, especially through the revelation to Moses, the "Law", and to the teaching of the Prophets concerning the will of God. Se utiliza principalmente en referencia a la instrucción divina, especialmente a través de la revelación a Moisés, la "ley", y a la enseñanza de los profetas relativas a la voluntad de Dios. In the sense of law "Torah" refers only to the Divine laws. En el sentido de la ley "Torah" se refiere sólo a las leyes divinas. "Torah" is applied to the books containing the teaching of the Mosaic revelation and the Law, that is, the Pentateuch. "Torah" se aplica a los libros que contienen la enseñanza de la revelación y del mosaico de la Ley, esto es, el Pentateuco. In Jewish theology Torah signifies, first, the totality of Jewish doctrine, whether taken as a basis for religious knowledge and conduct, or as a basis for study. En la teología judía Tora significa, en primer lugar, que la totalidad de la doctrina judía, ya sea tomado como base para el conocimiento religioso y la conducta, o como base para el estudio. The body of Biblical writings, especially the Pentateuch, being the source of religious teaching and law, the term "Torah" is applied also to the entire Scriptures (cf. Blau, "Zur Einleitung in die hl. Schrift", Budapest, 1894, 16 sq.), or to passages from the Prophets and the Hagiographa, for instance, "Ab. zara", 17a, in reference to Prov., v, 8, and "Sanh." El cuerpo de escritos bíblicos, especialmente el Pentateuco, siendo la fuente de la enseñanza religiosa y el derecho, el término "Torá" se aplica también a toda la Escritura (. 1894, 16 sq), o pasajes de los profetas y los Hagiographa, por ejemplo, "Ab. Zara", 17 bis, en referencia a Prov., V, 8, y "Sanh." 91b, in connexion with Ps. 91b, en relación con Ps. lxxxiv, 5. Lxxxiv, 5. The expression, however, generlly signifies the Pentateuch. La expresión, sin embargo, generlly significa el Pentateuco. In passages like ("the Scriptures [Torah] consist of three parts, Torah, Prophets, and Hagiographa" [Midrash Tanchuma to Ex., xix, 1]) "Torah" is used in two senses–one general, meaning the whole Scriptures, the other special, signifying the Pentateuch. En pasajes como ( "las escrituras [Tora] constará de tres partes, Tora, Profetas, y Hagiographa" [Midrash Tanchuma a Ex., Xix, 1]) "Torah" se utiliza en dos sentidos-uno general, en el sentido de las Escrituras en su conjunto , El otro especial, significando el Pentateuco. Elsewhere (Siphre to 32, 13-135b 24) the Torah is plainly distinguished from the non-Pentateuchal books by the comparison of miqra () and Torah. En otros lugares (Siphre a 32, 13-135b 24) la Tora es claramente distinguirse de la no Pentateuchal libros de la comparación de miqra () y la Torah. Besides the "written" Torah, , the Judaism which holds to tradition speaks of an "oral" Torah, , the commentaries and the ordinances which put into effect the laws contained in the Pentateuch. Además de los "escritos" Torá, el judaísmo mantiene la tradición que habla de un "oral" Torah,, los comentarios y las ordenanzas que poner en vigor las disposiciones legales contenidas en el Pentateuco. This oral Torah, it is claimed, was revealed to Moses and has been preserved in Israel by tradition (see TALMUD.) Esta Tora oral, se afirma, se reveló a Moisés y se ha conservado en la tradición de Israel (véase el TALMUD.)

II. TORAH IN THE RESTRICTED SENSE OF PENTATEUCH TORAH, en el sentido restringido de PENTATEUCH

The Torah relates the preparatory measures for and the establishment of the Old-Testament theocracy, and contains the institutions and laws in which this theocracy found its visible expression. La Torá relata la adopción de las medidas preparatorias para el establecimiento y del Antiguo Testamento-teocracia, y contiene las instituciones y las leyes en las que esta teocracia encontró su expresión visible. The old Testament itself calls the entire work after its main contents (ha)tora or sefer (), ha-tora, that is, "the book of the Torah", as in II Esd. El antiguo Testamento mismo llama a la totalidad de los trabajos después de su contenido principal (ha) tora o sefer (), ha-tora, esto es, "el libro de la Torá", como en II Esd. viii, 2; to emphasize its Divine origin it is called torath Yahwe, sefer torath Yahwe (Ezra 7:10; 1 Chronicles 16:40; Nehemiah 8:8), and sefer torath Yahwe Elohim (II Esd. ix, 3); while sefer torath Moshe (Nehemiah 8:1), sefer Moshe (Ezra 6:18; Nehemiah 13:1; 2 Chronicles 25:4; 35:12) indicate its author. Viii, 2; poner de relieve su origen divino es llamado torath Yahwe, sefer torath Yahwe (Esdras 7:10, 1 Crónicas 16:40; Nehemías 8:8), y el sefer torath Yahwe Elohim (II Esd. Ix, 3); Torath mientras sefer Moshe (Nehemías 8:1), sefer Moshe (Esdras 6:18; Nehemías 13:1, 2 Crónicas 25:4; 35:12) indica su autor. The Talmud and later Jewish writings call the Pentateuch sefer (ha) tora; the name is always used if the whole work were written as a scroll (megilla) for use in the Divine service. El Talmud judío y más tarde escritos llamada Pentateuco sefer (ha) tora, el nombre se utiliza siempre si todo el trabajo se escribe como un pergamino (megilla) para su uso en el servicio Divino. If the work is written in five scrolls or in book form it is called hamisha humeshe (ha)tora (), "the five- fifths of the law". Si la obra está escrita en cinco rollos o en forma de libro se le llama hamisha humeshe (ha) tora (), "los cinco quintos de la ley". This division into five parts is old, and in the time of Nehemias served as a model for the division of the Psalter into five books. Esta división en cinco partes es antigua, y en el tiempo de Nehemias servido de modelo para la división del Salterio en cinco libros. The Jews generally named the individual books after the first word: (1) bereshith, ; (2) shemath or we-elle shemoth, or ; (3) wayyiqra, ; (4) bemidbar or wayyedabber, , ; (5) debarim or -elle ha-debarim, (cf. as early a writer as Origen on Ps. 1: Bresith, O-ualesmoth, O-uikra, -Elle ‘addebarim). Los Judios en general, el nombre de libros individuales después de la primera palabra: (1) bereshith,, (2) o nos shemath-elle shemoth, o bien, (3) wayyiqra,; (4) bemidbar o wayyedabber,,, (5) o debarim - Elle ha-debarim, (cf. tan pronto como un escritor Orígenes de Ps. 1: Bresith, ualesmoth-O, O-uikra,-Elle 'addebarim). There are also names indicating the main contents of the books given to Leviticus, Numbers, and Deuteronomy: torah kohanim, , "law of the priests", for instance in "Meg.", iii, 6; homesh ha-piqqudim, , "the fifth of the numberings", as in "Yoma", vii, 1, mishne tora (), ie, Deuteronomy, as in Masorah to Deut., xvii, 18. También hay nombres indicando el contenido principal de los libros la posibilidad de Levítico, Números y Deuteronomio: torah kohanim, ", la ley de los sacerdotes", por ejemplo en "Meg.", Iii, 6; homesh ha-piqqudim,, " El quinto de los números ", como en" Yoma ", vii, 1, mishne tora (), es decir, Deuteronomio, como en Masorah a Deut., Xvii, 18. On the other hand sefer yeçira, , "book of the Creation", in Sanh., 62b, and neziqin, , "injuries", Masorah to Genesis 24:8, are not to be applied, as is often done, to Genesis and Exodus; they refer only to the account of the Creation and to Exodus 21:22. Por otro lado sefer yeçira, ", libro de la Creación", en Sanh., 62b, y neziqin,, "lesiones", Masorah a Génesis 24:8, no se aplica, como se hace a menudo, a Génesis y Éxodo, que se refieren sólo a la cuenta de la Creación y al Éxodo 21:22.

Another method of division is that by which the paragraphs, or parashiyyoth (, sing. ), are indicated in the scrolls of the Torah used in the synagogues. Otro método de división es que por que los párrafos o parashiyyoth (, cantar.), Están indicados en los rollos de la Torá en las sinagogas utilizado. In the older Midrashim these divisions are called parashiyyoth pethuhoth, , "open parashiyyoth"; or parashiyyoth sethumoth, , "closed parashiyyoth". En los de más edad Midrashim estas divisiones son llamadas parashiyyoth pethuhoth,, "parashiyyoth abiertos", o parashiyyoth sethumoth,, "parashiyyoth cerrado". In the former, the portion of the line following the last word is left blank; in the latter the termination of the paragraph is indicated by leaving only part of the line blank. En el primer caso, la porción de la línea siguiendo la última palabra se deja en blanco, en este último la terminación del párrafo está indicada al dejar sólo una parte de la línea en blanco. Such paragraphs are called "small parashiyyoth" and they are generally indicated in the printed editions of the Bible by or . Esos párrafos son llamados "pequeños parashiyyoth" y son generalmente indicados en las ediciones impresas de la Biblia o por. The Pentateuch has altogether 290 open and 379 closed parashiyyoth. El Pentateuco tiene en total 290 abiertos y 379 cerrados parashiyyoth. In quoting they are generally called after main contents (as Baba bathra 14a: that is, Numbers 22:2-24:25), but sometimes after the first words (as Ta'anith iv, 3, the first six parashiyyoth of Genesis). En general, citando que se llamó después de los contenidos principales (como Baba bathra 14a: que es, Números 22:2-24:25), pero a veces después de las primeras palabras (como Ta'anith iv, 3, los primeros seis parashiyyoth del Génesis) . The parashiyyoth are regarded as the arrangement of the divisions of the Pentateuch according to contents; but the basis of the distinction between open and closed parashiyyoth is not known with certainty. Los parashiyyoth son considerados como la disposición de las divisiones del Pentateuco de acuerdo a los contenidos, pero la base de la distinción entre abiertos y cerrados parashiyyoth no es conocido con certeza. Another division of the Torah is connected with the reading of lessons read in the synagogue on the Sabbath, a practice referred to in Acts, xv, 21, -ek geneôn -archaíon as being ancient (cf. also Josephus, "Contra Apion.", II, xvii). Otra división de la Tora está conectada con la lectura de las lecciones leer en la sinagoga en Shabbat, una práctica mencionada en Hechos, xv, 21,-ek geneôn-archaíon como antigua (cfr. también Josephus, "Contra Apion". , II, xvii). It was customary in Palestine to have a three years' cycle of these lessons (Meg., 29b); some writers say there was also a cycle of three years and a half. Era costumbre en Palestina tener un período de tres años de ciclo de estas enseñanzas (Meg., 29 ter); algunos escritores dicen también hubo un ciclo de tres años y medio. The Pentateuch, therefore, was divided into 154-175 sections or sedarim (, sing. ). El Pentateuco, por lo tanto, se dividió en 154-175 secciones o sedarim (, cantar.). These sedarim though not indicated in our Bibles, are important for understanding the structure of the old Midrashim (cf. Büchler, "The Reading of the Law and Prophets in a Triennial Cycle" in "Jew. Quart. Rev.", V, 420 sqq., VI, 1 sqq., VIII, 528 sq.). Estos sedarim aunque no se indica en nuestras biblias, que son importantes para entender la estructura del antiguo Midrashim (cfr. Büchler, "La lectura de la Ley y los profetas en un ciclo trienal", en "Judio. Quart. Rev", V, 420 Sqq., VI, 1 sqq., VIII, 528 sq). In the course of time an annual cycle, which first acquired authority among the Babylonian Jews, and is now accepted by nearly all Jewish communities, was adopted. En el curso del tiempo un ciclo anual, que primero adquirió autoridad entre los Judios de Babilonia, y actualmente es aceptado por casi todas las comunidades judías, fue adoptada. Maimonides (Hilhoth Tephilla, XIII, 1) calls it the prevailing custom of his era (twelfth century), but says that some read the Pentateuch in three years, which, according to Benjamin of Tudela, was the practice about 1170 among scattered communities in Egypt (cf. Jew. Quart. Rev., V, 420). Maimónides (Hilhoth Tephilla, XIII, 1) se pide que la que prevalece la costumbre de su época (siglo XII), pero dice que algunos leer el Pentateuco en tres años, lo que, de acuerdo a Benjamín de Tudela, era la práctica entre los alrededor de 1170 comunidades dispersas en Egipto (cf. Judio. Quart. Rev, V, 420). In this one-year cycle the Pentateuch is divided into fifty-four Sabbath lessons generally called large parashiyyoth. En este ciclo de un año el Pentateuco está dividido en cuatro quincuagésimo Sábado lecciones generalmente llamado parashiyyoth grande. A Jewish intercalary year consisting of thirteen lunar months contains fifty-three sabbaths, and the final section is always read on the day of the "joy of the Law" (), that is, the ninth day after the feast of booths (twenty-third day of Tishri). Un judío que consiste intercalario año lunar de trece meses quincuagésimo contiene tres sábados, y la sección final es siempre leído en el día de la "alegría de la Ley" (), que es, el noveno día después de la fiesta de los Tabernáculos (vigésimo Tercer día de Tishri). In ordinary years, when there are forty-seven sabbaths, two parashiyyoth are joined on each of seven sabbaths in order to complete the number. En años normales, cuando hay cuarenta y siete sábados, dos parashiyyoth se sumaron en cada uno de los siete sábados, a fin de completar el número. In Genesis there are twelve sabbath parashiyyoth, in Exodus eleven, in Leviticus and Numbers ten each, and in Deuteronomy eleven. En Génesis hay doce sábado parashiyyoth, en Éxodo once, en Levítico y Números de diez cada uno, y en Deuteronomio once. They are named from and quoted by the first words. De los cuales están nombrados y citados por las primeras palabras. In the printed editions of the Bible they are indicated, as they are also the opening words the open or closed parashiyyoth, by or , with exception of the twelfth lesson, at the beginning of which (Genesis 47:28) only the breadth of a letter should remain blank. En las ediciones impresas de la Biblia que se indican, ya que son también las palabras iniciales de la parashiyyoth abiertos o cerrados, o por, con excepción de la duodécima lección, al comienzo de las cuales (Génesis 47:28) sólo la amplitud de una Carta debe permanecer en blanco. Concerning the distribution of the fifty-four parashiyyoth for the year, cf. En cuanto a la distribución del quincuagésimo parashiyyoth y cuatro para el año, cf. Loeb, "Rev. des études juives", VI, 250 sqq.; Derenbourg, ibid., VII, 146 sqq.; Schmid, "Überverschiedene Einteilungen der hl. Schrift" (Graz, 1892), 4 sqq. Loeb, "Rev des études juives", VI, 250 sqq.; Derenbourg, ibid., VII, 146 sqq.; Schmid, "Überverschiedene Einteilungen der hl. Schrift" (Graz, 1892), 4 sqq.

The Old Synagogue and the Talmud firmly maintain the Mosaic authorship of the Torah, but doubts are entertained regarding a number of passages. El Antiguo Sinagoga y el Talmud firmemente mantener el mosaico de la autoría de la Torah, pero se entretuvo dudas con respecto a una serie de pasajes. In "Baba bathra" 15e only the last eight verses of Deuteronomy, which speak of the death and burial of Moses, are assigned to another author. En "Baba bathra" 15e sólo los ocho últimos versos de Deuteronomio, que hablan de la muerte y el entierro de Moisés, son asignados a otro autor. On the other hand Simeon (loc. cit.) teaches, referring to Deut., xxxi, 26, that these verses were also written by Moses under Divine direction (cf. also Josephus, "Antiq Jud.", IV, viii, 48). Por otra parte Simeon (loc. cit.) Enseña, refiriéndose a Deut., Xxxi, 26, que esos versos fueron también escritos por Moisés bajo la dirección divina (cf. también Josephus, "Antiq Jud.", IV, viii, 48 ). During the Middle Ages doubts were exprerssed as to the possibility of Moses writing certain sentences; for instance, by Rabbi Yishaq (to Genesis 36:11) who was opposed by Aben Ezra, and as well by Aben Ezra himself (to Genesis 12:6; Exodus 25:4; Deuteronomy 1:1; 31:22). Durante la Edad Media se exprerssed dudas en cuanto a la posibilidad de Moisés escrito algunas frases, por ejemplo, por el rabino Yishaq (Génesis 36:11) que se opone por Aben Ezra, y también por el mismo Aben Ezra (a Génesis 12:6 ; Éxodo 25:4, Deuteronomio 1:1, 31:22). Taken altogether, even in the succeeding period the belief in the Mosaic authorship remained undisputed, at least by the orthodox Jews. En conjunto, incluso en el período de éxito en la creencia de la autoría del mosaico sigue siendo indiscutible, por lo menos por el ortodoxo Judios. They hold, moreover, the Divine origin of the entire Torah, and the eighth of the thirteen articles of faith formulated by Maimonides and incorporated into the prayer-book reads: "I believe with full faith that the entire Torah as it is in our hands is the one which was given to our teacher Moses, to whom be peace." Tienen, además, el origen divino de toda la Torah, y el octavo de los trece artículos de fe formulados por Maimónides y la oración incorporado en el libro dice: "Creo con fe plena que toda la Tora como está en nuestras manos Es la que se le dio a nuestro maestro Moisés, a quien se la paz. " (See PENTATEUCH .) (Ver PENTATEUCH.)

Publication information Written by F. Schühlein. Publicación de información Escrito por F. Schühlein. Transcribed by WGKofron. Transcritas por WGKofron. In memory of Fr. En memoria de Fr. John Hilkert, Akron, Ohio -- Fidelis servus et prudens, quem constituit Dominus super familiam suam. John Hilkert, Akron, Ohio - Fidelis servus et prudens, quem constituit Dominus super familiam suam. The Catholic Encyclopedia, Volume XIV. La Enciclopedia Católica, Volumen XIV. Published 1912. Publicado 1912. New York: Robert Appleton Company. Nueva York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, July 1, 1912. Nihil Obstat, el 1 de julio de 1912. Remy Lafort, STD, Censor. Remy Lafort, STD, Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York + Cardenal John Farley, arzobispo de Nueva York



--------------------------------------------------------------------------------

Torah Torá
Jewish Perspective Information Información perspectiva judía
ARTICLE HEADINGS: ARTÍCULO RUBROS:

Name. Nombre.

Quinary Division of the Torah. Quinary División de la Torá.

Division into Sections. División en Secciones.

Jewish Tradition and the Torah. La tradición judía y la Torah.

Preexistence of the Torah. Preexistencia de la Torah.

Study of the Torah. Estudio de la Torá.

Criticism of the Torah Among Jews. Crítica de la Torah Entre Judios.

Composition. Composición.

Style. Estilo.

Laws of the Torah. Las leyes de la Torá.

Penal Law. Derecho Penal.

Civil Law. Derecho Civil.

Name applied to the five books of Moses, Genesis, Exodus, Leviticus, Numbers, and Deuteronomy. Nombre aplicado a los cinco libros de Moisés, el Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. The contents of the Torah as a whole are discussed, from the point of view of modern Biblical criticism, under Pentateuch, where a table gives the various sources; while its importance as a center of crystallization for the Hebrew canon is treated under Bible Canon. El contenido de la Torá en su conjunto se examinan, desde el punto de vista de la crítica bíblica moderna, en virtud del Pentateuco, donde da una tabla con las distintas fuentes, mientras que su importancia como centro de cristalización para el canon hebreo se trata bajo Biblia Canon. The present article, therefore, is limited to the history of the Pentateuch in post-Biblical Judaism. El presente artículo, por lo tanto, se limita a la historia del Pentateuco en el judaísmo post-bíblico. The Torah receives its title from its contents, the name itself connoting "doctrine." La Torá recibe su título de su contenido, el nombre propio connoting "doctrina". The Hellenistic Jews, however, translated it by νόμος = "law" (eg, LXX., prologue to Ecclus. [Sirach], Philo, Josephus, and the New Testament), whence came the term "law-book"; this gave rise to the erroneous impression that the Jewish religion is purely nomistic, so that it is still frequently designated as the religion of law. Los Judios helenístico, sin embargo, lo tradujo por νόμος = "derecho" (por ejemplo, la LXX., Prólogo a Ecclus. [Sir], Philo, Josefo, y el Nuevo Testamento), de donde vino el término "libro de la ley", lo que dio Lugar a la errónea impresión de que la religión judía es puramente nomistic, por lo que todavía es frecuentemente mencionados como la religión de la ley. In reality, however, the Torah contains teachings as well as laws, even the latter being given in ethical form and contained in historical narratives of an ethical character. En realidad, sin embargo, la Torá contiene enseñanzas, así como las leyes, aun siendo este último determinado en forma ética, y que figura en narrativas históricas de carácter ético.

Name. Nombre.

In the books of the Bible the following names of the Pentateuch occur: in II Chron. En los libros de la Biblia los siguientes nombres de los Pentateuco ocurrir: en II cron. xvii. XVII. 9, Neh. 9, Neh. ix. IX. 3, and, with the added epithet , II Chron. 3, y, con el epíteto añadido, II cron. xxxiv. XXXIV. 14; while alone, without , is found in II Kings x. 14; mientras que solo, sin, se encuentra en II Reyes x. 31, I Chron. 31, I crónica. xxii. XXII. 11, and II Chron. 11, II y crónica. xii. XII. 1, xxxi. 1, XXXI. 3, 4, and xxxv. 3, 4, y xxxv. 26. Sometimes , or a word of similar meaning, is added, as , Josh. A veces, o una palabra de significado similar, se añade, como, Josh. xxiv. XXIV. 26, Neh. 26, Neh. viii. VIII. 18 (without , ib. x. 29). 18 (sin, ib. X. 29). Another designation is , Josh. Otra designación es, Josh. viii. VIII. 31, xxiii. 31, XXIII. 6; II Kings xiv. 6; II Reyes xiv. 6; Neh. 6; Neh. viii. VIII. 1; or , I Kings ii. 1; o, Kings ii. 3; II Kings xxiii. 3; II Reyes xxiii. 25; Mal. 25; Mal. iii. III. 22 (AV iv. 4), with the addition of ; Ezra iii. 22 (AV iv. 4), con la adición de; Esdras iii. 2 (with the addition of ), vii. 2 (con la adición de), vii. 6; , II Chron. 6;, II cron. xxv. XXV. 4 (preceded by ), xxxv. 4 (precedido de), xxxv. 12. The oldest name doubtless is (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii. 46; Neh. viii. 2), sometimes shortened to (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii. 46; Neh. viii. 2), or to (Neh. viii. 5), or to (Deut. xxxiii. 4). El nombre más antiguo es, sin duda, (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii. 46; Neh. Viii. 2), a veces abreviado a (Deut. i. 5; xxxi. 9, 11, 24; xxxii . 46; Neh. Viii. 2), o al (Nehemías viii. 5), o al (Deut. xxxiii. 4). The last two names occur with great frequency in Jewish tradition, where the Torah becomes a living creature. Los dos últimos nombres se producen con gran frecuencia en la tradición judía, cuando la Torá se convierte en una criatura viviente. The expression "the five books," which is the origin of the term "Pentateuch," occurs only in Jewish tradition, which has also been the source for "Genesis," etc., as the names of the books of the Pentateuch (see Blau, "Zur Einleitung in die Heilige Schrift," pp. 40-43). La expresión "los cinco libros", que es el origen del término "Pentateuco", se produce sólo en la tradición judía, que también ha sido la fuente de "Génesis", etc, como los nombres de los libros del Pentateuco (véase Blau, "Zur Einleitung mueren en Heilige Schrift", pp. 40-43).

Quinary Division of the Torah. Quinary División de la Torá.

According to all critics, regardless of the schools to which they belong, the Torah forms a single work, which is represented, even at the present day, by the synagogal Scroll of the Law; nor does history know of any other Torah scroll. Según todos los críticos, independientemente de la escuela a la que pertenecen, la Torá es una obra única, que se representa, incluso en el día de hoy, por la synagogal Scroll de la Ley, ni saber la historia de cualquier otro Torah desplazarse. The fivefold division of the Pentateuch was due to purely external causes, and not to a diversity of content; for in volume the Torah forms more than a fourth of all the books of the Bible, and contains, in round numbers, 300,000 letters of the 1,100,000 in the entire Bible. La división de cinco veces el Pentateuco fue puramente debido a causas externas, y no a una diversidad de los contenidos en el volumen de la Torá formas más de un cuarto de todos los libros de la Biblia, y contiene, en números redondos, 300000 cartas de los 1100000 en toda la Biblia. A work of such compass far exceeded the normal size of an individual scroll among the Jews; and the Torah accordingly became a Pentateuch, thus being analogous to the Homeric poems, which originally formed a single epic, but which were later split into twenty-four parts each. Una obra de tal brújula superado con creces el tamaño normal de una persona desplazarse entre los Judios, y en consecuencia la Torá se convirtió en un Pentateuco, por lo tanto es análogo a los poemas homéricos, que originalmente formó un solo épico, pero que más tarde se dividió en veinte y cuatro Piezas cada uno.

Division into Sections. División en Secciones.

Like them, moreover, the Pentateuch was divided according to the sense and with an admirable knowledge of the subject (Blau, "Althebräisches Buchwesen," pp. 47-49), while subdivisions were also made into the so-called open and closed "parashiyyot," whose exact interrelation is not yet clear. Al igual que ellos, por otra parte, el Pentateuco fue dividido de acuerdo con el sentido y con un admirable conocimiento de la materia (Blau, "Althebräisches Buchwesen", pp. 47-49), mientras que también se hicieron subdivisiones en el llamado abierto y cerrado " Parashiyyot ", cuya interrelación exacto todavía no está claro. There are in all 669 sections, 290 open and 379 closed. Existen en todas las secciones 669, 290 y 379 abierto cerrado. Another class of parashiyyot divides the weekly lessons, now called "sidrot," into seven parts. Otra clase de parashiyyot divide a los cursos semanales, que ahora se llama "sidrot", en siete partes. The Torah also falls, on the basis of the lessons for the Sabbath, into 54 sidrot according to the annual cycle, and into 155 according to the triennial cycle. La Torá también las caídas, sobre la base de las lecciones para el Sábado, 54 en sidrot según el ciclo anual, y en 155 de acuerdo con el ciclo trienal. The former division, which is now used almost universally, is the Babylonian; and the latter, which has recently been introduced into some Reform congregations, is the Palestinian. La antigua división, que ahora es utilizado casi universalmente, es el babilónico, y la última, que recientemente ha sido introducido en algunas congregaciones de Reforma, es el palestino. The latter class of sidrot, however, has no external marks of division in the scrolls of the synagogue; while the divisions in the former, like the parashiyyot, are indicated by blank spaces of varying length (see Sidra). Esta última clase de sidrot, sin embargo, no tiene marcas externas de la división en los rollos de la sinagoga, mientras que las divisiones en la antigua, como la parashiyyot, se indican con espacios en blanco de diversa duración (véase la Sidra). This probably implies a greater antiquity for the sections which are thus designated, although the divisions into 5,845 verses, which seem to be still older, have no outward marks. Esto probablemente implica un mayor antigüedad de las secciones que son designados de este modo, a pesar de las divisiones en 5845 versos, que parecen ser aún mayores, no tienen ninguna marca exterior. The system of chapters was introduced into the editions of the Hebrew Bible, and hence into the Torah, from the Vulgate. El sistema de los capítulos se introdujo en las ediciones de la Biblia hebrea, y, por tanto, en la Torah, de la Vulgata. This mode of division is not known to the Masorah, though it was incorporated in the final Masoretic notes, for individual books of the Pentateuch. Este modo de la división no sea conocido por el Masorah, aunque se incorporó en el Masoreta toma nota final, para los distintos libros del Pentateuco. It is given in modern editions of the Hebrew Bible simply on the basis of the stereotyped editions of the English Bible Society, which followed earlier examples. Es dado en ediciones modernas de la Biblia hebrea, simplemente sobre la base de los estereotipos Inglés ediciones de la Sociedad Bíblica, que siguió los ejemplos anteriores.

Jewish Tradition and the Torah. La tradición judía y la Torah.

The external form of the Torah is discussed in such articles as Manuscripts, Scroll of the Law, and Mantle of the Law; but so numerous are the assertions of tradition concerning its contents and its value that the repetition of even a very small part of them would far exceed the limits of this article. La forma externa de la Torah se examina en los artículos tales como manuscritos, de desplazamiento de la Ley, y Manto de la Ley, pero son tan numerosas las afirmaciones de la tradición acerca de su contenido y de su valor que la repetición de incluso una pequeña parte de ellos Que exceden con mucho los límites de este artículo. Every page of the Talmud and Midrash is filled with citations from the Pentateuch and with the most fulsome praise of it, united with super-human love and divine respect therefor. Cada página del Talmud y el Midrash está lleno de citas del Pentateuco y con la mayoría de fulsome elogio de la misma, unida con super-humano y el amor divino respeto por la misma. In the five volumes of Bacher's work on the Haggadah, the Torah and its study form a special rubric in theaccount of each "sofer," or scholar of the Law. En los cinco volúmenes de Bacher trabajos en la Haggadah, la Torá y su estudio de forma especial en el rubro de cada theaccount "sofer", o estudioso de la Ley. In all probability there never was another people, except possibly the Brahmans, that surrounded its holy writings with such respect, transmitted them through the centuries with such self-sacrifice, and preserved them with so little change for more than 2,000 years. Con toda probabilidad nunca hubo otro pueblo, con la posible excepción de los Brahmans, que rodeado de sus escritos sagrados con ese respeto, las transmitían a través de los siglos con tal auto-sacrificio, y conservas de ellos con tan poco cambio durante más de 2000 años. The very letters of the Torah were believed to have come from God Himself (BB 15a), and were counted carefully, the word "soferim" denoting, according to the Talmud (Ḳid. 30a), "the counters of the letters." La propia letras de la Torá se cree que proviene de Dios mismo (BB 15 bis), y fueron contados cuidadosamente, la palabra "soferim" denota, de acuerdo con el Talmud (Ḳid. 30 bis), "los contadores de las letras." A special class of scholars devoted all their lives to the careful preservation of the text ("Masorah"), the only analogy in the literature of the world being found in India, where the Vedas were accurately preserved by similar means. Una clase especial de los académicos dedicado toda su vida a la preservación cuidadosa del texto ( "Masorah"), la analogía sólo en la literatura del mundo que se encuentra en la India, donde los Vedas fueron preservadas con exactitud por medios similares.

Preexistence of the Torah. Preexistencia de la Torah.

The Torah is older than the world, for it existed either 947 generations (Zeb. 116a, and parallels) or 2,000 years (Gen. R. viii., and parallels; Weber, "Jüdische Theologie," p. 15) before the Creation. La Torá es más antiguo que el mundo, que existía ya sea para 947 generaciones (Zeb. 116a, y los paralelos) o 2000 años (Gen. R. viii., Y los paralelos; Weber, "Jüdische Theologie", p. 15) antes de la Creación . The original Pentateuch, therefore, like everything celestial, consisted of fire, being written in black letters of flame upon a white ground of fire (Yer. Sheḳ. 49a, and parallels; Blau, "Althebräisches Buchwesen," p. 156). El original Pentateuco, por lo tanto, como todo lo celeste, consistía en el fuego, está escrito en letras de fuego negro sobre un blanco de fuego (Yer. Sheḳ. 49 bis, y los paralelos; Blau ", Althebräisches Buchwesen", p. 156). God held counsel with it at the creation of the world, since it was wisdom itself (Tan., Bereshit, passim), and it was God's first revelation, in which He Himself took part. Dios celebró con un abogado que en la creación del mundo, ya que es la sabiduría en sí (Tan., Bereshit, passim), y fue la primera revelación de Dios, en la que él mismo participó. It was given in completeness for all time and for all mankind, so that no further revelation can be expected. Se le ha dado en la integridad de todos los tiempos y para toda la humanidad, de manera que ninguna otra revelación se puede esperar. It was given in the languages of all peoples; for the voice of the divine revelation was seventyfold (Weber, lc pp. 16-20; Blau, "Zur Einleitung in die Heilige Schrift," pp. 84-100). Se le ha dado en los idiomas de todos los pueblos, para la voz de la revelación divina fue seventyfold (Weber, lc pp. 16-20; Blau, "Zur Einleitung mueren en Heilige Schrift", pp. 84-100). It shines forever, and was transcribed by the scribes of the seventy peoples (Bacher, "Ag. Tan." ii. 203, 416), while everything found in the Prophets and the Hagiographa was already contained in the Torah (Ta'an. 9a), so that, if the Israelites had not sinned, only the five books of Moses would have been given them (Ned. 22b). No brilla para siempre, y fue transcrita por los escribas de los setenta pueblos (Bacher, "Ag. Tan." Ii. 203, 416), mientras que todo lo que encuentran en los Profetas y los Hagiographa ya figura en la Torá (Ta'an. 9 bis), a fin de que, si los israelitas no había pecado, sólo los cinco libros de Moisés se han dado ellos (Ned. 22b). As a matter of fact, the Prophets and the Hagiographa will be abrogated; but the Torah will remain forever (Yer. Meg. 70d). Como cuestión de hecho, los Profetas y los Hagiographa será derogado, pero la Torah permanecerá para siempre (Yer. Meg. 70d). Every letter of it is a living creature. Cada carta es una de las criaturas vivas. When Solomon took many wives, Deuteronomy threw himself before God and complained that Solomon wished to remove from the Pentateuch the yod of the word (Deut. xvii. 17), with which the prohibition of polygamy was spoken; and God replied: "Solomon and a thousand like him shall perish, but not one letter of the Torah shall be destroyed" (Lev. R. xix.; Yer. Sanh. 20c; Cant. R. 5, 11; comp. Bacher, lc ii. 123, note 5). Cuando Salomón tomó muchas esposas, Deuteronomio tiró a sí mismo ante Dios y se quejó de que Salomón desea eliminar de la yod el Pentateuco de la palabra (Deut. xvii. 17), con la que la prohibición de la poligamia se hablaba, y Dios respondió: "Salomón y Mil como él perecerá, pero no una letra de la Torá será destruido "(Lev. R. xix.; Yer. Sanh. 20c; Cant. R. 5, 11; comp. Bacher, lc ii. 123, nota 5). The single letters were hypostatized, and were active even at the creation of the world (Bacher, lci 347), an idea which is probably derived from Gnostic speculation. El único cartas se hipostasiados, y se activa incluso en la creación del mundo (Bacher, lci 347), una idea que es, probablemente, deriva de la especulación Gnóstico. The whole world is said to be only 1/3200 of the Torah ('Er. 21a). El mundo entero se dice que es sólo 1 / 3200 de la Torá ( 'Er. 21 bis).

Israel received this treasure only through suffering (Ber. 5a, and parallels), for the book and the sword came together from heaven, and Israel was obliged to choose between them (Sifre, Deut. 40, end; Bacher, lc ii. 402, note 5); and whosoever denies the heavenly origin of the Torah will lose the future life (Sanh. x. 1). Israel recibió este tesoro sólo a través de los sufrimientos (Ber. 5 bis, y paralelos), para el libro y la espada se reunieron desde el cielo, e Israel se vio obligado a elegir entre ellos (Sifre, Deut. 40, final; Bacher, lc ii. 402 , Nota 5), y cualquiera que niega el origen divino de la Torá perderán la vida futura (Sanh. x. 1). This high esteem finds its expression in the rule that a copy of the Pentateuch is unlimited in value, and in the ordinance that the inhabitants of a city might oblige one another to procure scrolls of the Law (Tosef., BM iii. 24, xi. 23). Esta alta estima encuentra su expresión en la regla de que una copia del Pentateuco es ilimitada en el valor, y en la ordenanza que los habitantes de una ciudad podría obligar a los demás a adquirir rollos de la Ley (Tosef., BM iii. 24, xi . 23). The pious bequeathed a copy of the Torah to the synagogue (ib. B. Ḳ. ii. 3); and it was the duty of each one to make one for himself, while the honor paid the Bible greatly influenced the distribution of copies and led to the foundation of libraries (Blau, "Althebräisches Buchwesen," pp. 84-97). El piadoso legó una copia de la Torá a la sinagoga (Ib. B. Ḳ. Ii. 3), y es deber de cada uno para hacer uno para sí mismo, mientras que el honor pagado la Biblia influido en gran manera en la distribución de ejemplares y Llevó a la fundación de bibliotecas (Blau, "Althebräisches Buchwesen", pp. 84-97).

Study of the Torah. Estudio de la Torá.

The highest ideal of young and old and of small and great was the study of the Law, thus forming a basis for that indomitable eagerness of the Jewish people for education and that unquenchable thirst for knowledge which still characterize them. El más alto ideal de los jóvenes y los viejos y de las pequeñas y grandes fue el estudio de la Ley, formando así una base para que el afán indomable del pueblo judío para que la educación y la insaciable sed de conocimiento que aún adolecen. "As the child must satisfy its hunger day by day, so must the grown man busy himself with the Torah each hour" (Yer. Ber. ch. ix.). "A medida que el niño debe satisfacer el hambre de su día a día, por lo que debe el hombre ocupado crecido a sí mismo con cada hora de la Torah" (Yer. Ber. Ch. Ix.). The mishnah (Pe'ah i.) incorporated in the daily prayer declares that the study of the Law transcends all things, being greater than the rescue of human life, than the building of the Temple, and than the honor of father and mother (Meg. 16b). El mishnah (Pe'ah i.) incorporado en la oración cotidiana, declara que el estudio de la Ley trasciende todas las cosas, ser mayor que el rescate de la vida humana, que la construcción del Templo, y que el honor del padre y la madre ( Meg. 16b). It is of more value than the offering of daily sacrifice ('Er. 63b); a single day devoted to the Torah outweighs 1,000 sacrifices (Shab. 30a; comp. Men. 100a); while the fable of the Fish and the Fox, in which the latter seeks to entice the former to dry land, declares Israel can live only in the Law as fish can live only in the ocean. Es de más valor que el de ofrecer el sacrificio diario ( 'Er. 63 ter); un solo día dedicado a la Torá supera sacrificios 1000 (Shab. 30 bis; comp. Hombres. 100), mientras que la fábula de la Pesca y la Fox, En la que éste trata de seducir a la ex tierra seca, declara Israel puede vivir sólo en la Ley como los peces pueden vivir sólo en el océano. Whoever separates himself from the Torah dies forthwith ('Ab. Zarah 3b); for fire consumes him, and he falls into hell (BB 79a); while God weeps over one who might have occupied himself with it but neglected to do so (Ḥag. 5b). Cualquiera que separa a sí mismo de la Torá muere inmediatamente ( 'Ab. Zarah 3b); de fuego consume él, y él cae en el infierno (BB 79 bis), mientras que Dios llora más de uno que podría tener ocupados a sí mismo con él, pero descuidado hacerlo (Ḥag . 5b). The study must be unselfish: "One should study the Torah with self-denial, even at the sacrifice of one's life; and in the very hour before death one should devote himself to this duty" (Soṭah 21b; Ber. 63b; Shab. 83b). El estudio debe ser desinteresada: "Uno debe estudiar la Torá con abnegación, incluso en el sacrificio de la propia vida, y en la misma hora antes de la muerte uno debe dedicarse a este deber" (Soṭah 21b; Ber. 63 ter; Shab. 83b). "Whoever uses the crown of the Torah shall be destroyed" (Ned. 62a). "Quien utiliza la corona de la Torá será destruido" (Ned. 62a). All, even the lepers and the unclean, were required to study the Law (Ber. 22a), while it was the duty of every one to read the entire weekly lesson twice (Ber. 8a); and the oldest benediction was the one spoken over the Torah (ib. 11b). Todos, incluso los leprosos y los impuros, estaban obligados a estudiar la Ley (Ber. 22 bis), si bien es el deber de cada uno para leer toda la lección dos veces por semana (Ber. 8 bis), y la más antigua fue la bendición hablado Más de la Torah (Ib. 11 ter). Prophylactic power also is ascribed to it: it gives protection against suffering (ib. 5a), against sickness ('Er. 54b), and against oppression in the Messianic time (Sanh. 98b); so that it may be said that "the Torah protects all the world" (Sanh. 99b; comp. Ber. 31a). Profilaxis poder también se atribuye a que: da protección contra el sufrimiento (Ib. 5 bis), de enfermedad ( 'Er. 54b), y contra la opresión en el tiempo mesiánico (Sanh. 98b), de modo que puede decirse que "la Torá protege a todo el mundo "(Sanh. 99b; comp. Ber. 31 bis). The following sayings may be cited as particularly instructive in this respect: "A Gentile who studies the Torah is as great as the high priest" (B. Ḳ. 38a). Los siguientes refranes podrá ser citado como especialmente ilustrativo a este respecto: "Un Gentile que estudia la Torá es tan grande como el sumo sacerdote" (B. Ḳ. 38a). "The practise of all the laws of the Pentateuch is worth less than the study of the scriptures of it" (Yer. Pe'ah i.), a conclusive refutation of the current view of the Nomism of the Jewish faith. "La práctica de todas las leyes del Pentateuco vale menos que el estudio de las escrituras de las mismas (Yer. Pe'ah i.), una refutación concluyente de la vista actual de la Nomism de la fe judía. After these citations it becomes readily intelligible that, according to the Talmudic view, "God Himself sits and studies the Torah" ('Ab. Zarah 3b). Después de estas citas se convierte fácilmente inteligible que, de acuerdo con la opinión talmúdica ", Dios mismo se sienta y estudios de la Torah" ( 'Ab. Zarah 3b).

Criticism of the Torah Among Jews. Crítica de la Torah Entre Judios.

The spirit of criticism naturally developed from this devotion to the Pentateuch, in spite of faith and reverence. El espíritu de la crítica, naturalmente, desarrollado a partir de esta devoción para el Pentateuco, a pesar de la fe y de reverencia. The very existence of the doctrine that the Law was of heavenly origin, and that whosoeverdenied this dogma had no share in the life to come (Sanh. x.), shows that there was a school which assumed a critical attitude toward the Torah. La existencia misma de la doctrina de que la Ley es de origen celestial, y que whosoeverdenied este dogma no tenían partes en la vida por venir (Sanh. x.), muestra que hay una escuela que asumió una actitud crítica hacia la Torá. There is much evidence in proof of this; but here only the history of criticism within the orthodox synagogue will be discussed. Hay muchas pruebas en prueba de ello, pero aquí sólo la historia de la crítica dentro de la sinagoga ortodoxa se discutirá. It was a moot point whether the Law was given all at once or in smaller rolls at different times (Giṭ. 60a); and the further question was discussed, whether Moses or Joshua wrote the last eight verses of the Pentateuch (BB 14b-15a). Es un punto discutible si la Ley fue dada de una sola vez o en pequeños rollos en diferentes momentos (Giṭ. 60 bis), y la otra pregunta se discutió, si Moisés o Josué escribió los últimos ocho versículos del Pentateuco (BB 14b-15a ). It was definitely affirmed, on the other hand (ib.), that Moses composed the sections concerning Balaam (Num. xxii.-xxiv.), thus closing all discussions on that score. Se afirma definitivamente, por otro lado (Ib.), que Moisés compuesto las secciones relativas a Balaam (Num. xxii.-xxiv.), Con lo que el cierre de todos los debates a ese respecto. Many tacit doubts are scattered through the Talmud and Midrash, in addition to those which Einstein has collected. Muchos tácito dudas están dispersos a través del Talmud y el Midrash, además de los que ha recogido Einstein. In the post-Talmudic period, in like manner, there was no lack of critics, some of them recognized as such again only in recent times, although Abraham ibn Ezra, who was joined by Spinoza, has long been recognized as belonging to this class. En el período posterior a la talmúdica, de igual manera, no hay ninguna falta de los críticos, algunos de ellos reconocidos como tales una vez más, sólo en los últimos tiempos, aunque Abraham ibn Ezra, que estuvo acompañado por Spinoza, durante mucho tiempo ha sido reconocido como perteneciente a esta clase .

Composition. Composición.

The composition of the Torah should be discussed on the basis of the old Semitic concepts, which planned a work of literature practically rather than systematically. La composición de la Torá debería ser examinado sobre la base de los antiguos semitas conceptos, que planifica una obra de la literatura en lugar de la práctica sistemática. Repetitions, therefore, should not be eliminated, since things which are good and noble may and should be brought to remembrance many times. Repeticiones, por lo tanto, no debería ser eliminado, ya que las cosas que son buenas y nobles pueden y deben ser sometidos a la memoria muchas veces. From the point of view of effective emphasis, moreover, a change of context may develop a new and independent application of a given doctrine, especially if it be repeated in other words. Desde el punto de vista de la eficaz atención, además, un cambio de contexto se puede desarrollar un nuevo e independiente de la aplicación de una determinada doctrina, sobre todo si se repite en otras palabras. Thus tradition (The Thirty-two Rules of Eliezer b. Jose ha-Gelili) took "the repeated doctrine" as its rule of interpretation, and left large numbers of repetitions (parallel passages) in its collections of oral teachings. Así, la tradición (El Treinta y dos reglas de Eliezer b. José ha-Gelili) toma "la reiterada doctrina" como norma de interpretación, y dejó a un gran número de repeticiones (pasajes paralelos) en sus colecciones de las enseñanzas orales. The framework of the Pentateuch is historical narrative bound together by the thread of chronology. El marco de la narrativa histórica es Pentateuco unidos por el hilo de la cronología. There is no rigid adherence to the latter principle, however; and the Talmud itself accordingly postulates the rule: "There is no earlier and no later in the Torah" (Pes. 6b et passim). No existe una rígida adhesión a este último principio, sin embargo, el Talmud y en consecuencia sí postula la regla: "No hay antes ni después en la Torá" (Pes. 6b et passim). From a Masoretic point of view, the Mosaic code contains the history of a period of about 2,300 years. Masoreta Desde un punto de vista, el código de Mosaic contiene la historia de un período de alrededor de 2300 años. As has already been noted in regard to the names of the individual books, the Talmud and the Masorah divided the Torah into smaller units according to its contents, so that Genesis includes the story of Creation and of the Patriarchs, Exodus the account of the departure from Egypt, the revelation, and so on. Como ya se ha señalado en cuanto a los nombres de los libros individuales, el Talmud y la Torá la Masorah dividido en unidades más pequeñas de acuerdo a su contenido, a fin de que Génesis incluye la historia de la Creación y de los Patriarcas, el Éxodo cuenta de la partida De Egipto, la revelación, y así sucesivamente.

Style. Estilo.

The style of the Pentateuch, in keeping with its content, differs widely from the diction of the Prophets and the Psalms. El estilo del Pentateuco, de acuerdo con su contenido, difiere de la dicción de los Profetas y los Salmos. It is less lofty, although it is not lacking in dramatic force, and it is concrete rather than abstract. Es menos noble, aunque no carece de fuerza dramática, y es concreta y no abstracta. Most of the laws are formulated in the second person as a direct address, the Decalogue being the best example. La mayoría de las leyes que se formulan en la segunda persona como consecuencia directa la dirección, el Decálogo es el mejor ejemplo. In certain cases, however, the nature of the subject requires the third person; but the Torah reverts as quickly as possible to the second as being the more effective form of address (comp., for example, Deut. xix. 11-21). En algunos casos, sin embargo, la naturaleza de la materia, se requiere la tercera persona, pero la Torá vuelve lo antes posible a la segunda por ser la más eficaz forma de dirección (comp., por ejemplo, Deut. Xix. 11-21) . In the Pentateuch, temporal depiction is the usual method. En el Pentateuco, la representación temporal es el método habitual. The process of creation, rather than the universe as a whole, is described; and the account brings the world visibly into being in six main parts. El proceso de creación, más que el universo en su conjunto, se describe, y lleva la cuenta visiblemente en el mundo están en seis partes principales. In the creation of man, of plants, and of paradise God is seen at work, and the same process of coming into being may be traced in the ark of Noah and similar descriptions. En la creación del hombre, de las plantas, y el paraíso de Dios es visto en el trabajo, y el mismo proceso de entrada en que se puede localizar en el arca de Noé y descripciones similares. A remarkable example of word-painting is the account of the consecration of Aaron and his sons to the high-priesthood (Lev. viii.). Un ejemplo notable de la palabra-la pintura es la cuenta de la consagración de Aarón y sus hijos al alto sacerdocio (Lev. viii.). Here the reader watches while Moses washes the candidates, dresses them, etc. ("Magyar-Zsidó Szemle," ix. 565 et seq.). Aquí el lector relojes Moisés mientras se lava los candidatos, vestidos, etc ( "Magyar-Zsidó Szemle," ix. 565 y ss.). Naïve simplicity is a characteristic trait of Pentateuchal style, which understands also the art of silence. Ingenua simplicidad es un rasgo característico de Pentateuchal estilo, que comprende también el arte del silencio. Thus, as in all great products of world-literature, feminine beauty is not described in detail; for Sarah, Rachel, and other heroines are merely said to be beautiful, while the completion of the picture is left to the imagination of the reader. Por lo tanto, como en todos los productos de gran mundo de la literatura, la belleza femenina no se describe en detalle; para Sarah, Rachel, y otras heroínas no son más hermosas que se dice, en tanto que la finalización de la imagen se deja a la imaginación del lector.

Laws of the Torah. Las leyes de la Torá.

The contents of the Torah fall into two main parts: historical and legal. El contenido de la Torá se dividen en dos partes principales: histórico y jurídico. The latter commences with Ex. Esta última comienza con Ex. xii.; so that the Tannaim maintained that the Law actually began there, proceeding on the correct principle that the word "Torah" could be applied only to teachings which regulated the life of man, either leading him to perform certain acts (commands = ) or restraining him from them (prohibitions = ). Xii., De modo que la Tannaim sostuvo que la Ley se iniciaron allí, sobre el procedimiento correcto principio de que la palabra "Torah" sólo se puede aplicar a las enseñanzas que regula la vida del hombre, ya sea que lo llevó a realizar ciertos actos (los comandos =) O restricción de ellos él (prohibiciones =). The Talmud enumerates a total of 613 rules, 248 being commands and 365 prohibitions (see Jew. Encyc. iv. 181, sv Commandments, The 613). El Talmud enumera un total de 613 normas, 248 y 365 comandos que se prohibiciones (véase Judio. Encyc. Iv. 181, sv Mandamientos, el 613). In the post-Talmudic period many works were written on these 613 "miẓwot," some even by Maimonides. En el período posterior a la talmúdica muchas obras fueron escritas en estos 613 "miẓwot", algunos incluso por Maimónides. The legal parts of the Pentateuch include all the relations of human life, although these are discussed with greater detail in the Talmud (see Talmudic Laws). La parte legal del Pentateuco incluir todas las relaciones de la vida humana, aunque estos son discutidos con mayor detalle en el Talmud (véase Leyes Talmúdicas). The Torah recognizes no subdivisions of the commandments; for all alike are the ordinances of God, and a distinction may be drawn only according to modern ideas, as when Driver (in Hastings, "Dict. Bible," iii. 66) proposes a triple division, into juridical, ceremonial, and moral "torot." La Torá no reconoce subdivisiones de los mandamientos; para todos por igual son las ordenanzas de Dios, y una distinción sólo podrá ser utilizado, de acuerdo con las ideas modernas, como cuando Driver (en Hastings, "Dict. Biblia," iii. 66) propone una triple División, en la jurídica, ceremonial, y moral "torot".

Penal Law. Derecho Penal.

Montefiore was correct when, in laying emphasis on the ethical aspect of the Biblical concept of God, he declared that even the law of the Bible was permeated with morality, propounding his view in the following words ("Hibbert Lectures," p. 64): "Most original and characteristic was the moral influence of Jahveh in the domain of law. Jahveh, to the Israelite, was emphatically the God of the right. . . . From the earliest times onward, Jahveh's sanctuary was the depository of law, and the priest was His spokesman." Montefiore era correcta cuando, en la atención en el aspecto ético de la noción bíblica de Dios, declaró que incluso la ley de la Biblia fue impregnado con la moral, propuesta en su opinión, las siguientes palabras ( "Hibbert Lectures", p. 64) : "La mayoría de original y característica es la influencia moral de Jahveh, en el dominio de la ley. Jahveh, el israelita, fue enfática al Dios de la derecha.... Desde los primeros tiempos en adelante, Jahveh del santuario era la depositaria de la ley, y El sacerdote era su portavoz. " The most prominent characteristic of the Pentateuchal law, as compared with the laws of ancient peoples and of medieval Europe, is mildness, a feature which is still further developed in the Talmud. La característica más prominente de la Pentateuchal ley, en comparación con las legislaciones de los pueblos antiguos y de la Europa medieval, es suavidad, que es una característica aún más desarrollados en el Talmud. The Torah is justly regarded as the source of humane law. La Torah es justamente considerado como la fuente de la ley humana. Although such phrases occur as "that soul shall be cut off from his people" or "so shalt thou put the evil away from the midst of thee," it would be incorrect to take them literally, or to deduce from them certain theories of penal law, as Förster has recently done. Aunque estas frases se producen como "alma que será eliminada de su pueblo" o "de modo que tú hayas de la maldad fuera de la medio de ti," sería incorrecto tomar de manera literal, o deducir de ellas algunas de las teorías penales La ley, como ha hecho recientemente Förster. On the contrary, these expressions prove that the Mosaiclaw was not a legal code in the strict sense of the term, but an ethical work. Por el contrario, estas expresiones Mosaiclaw probar que el no es un código legal en el sentido estricto del término, sino una ética de trabajo. Although the Talmudists made it a penal code, instinctively reading that character into it, the penal law of the Torah is something theoretical which was never put into practise. Aunque el Talmudists hecho un código penal, instintivamente lectura de caracteres que en ella, las leyes penales de la Torá es algo teórico, que nunca fue puesto en práctica. This view is supported by the fact that a commandment is stated sometimes without the threat of any penalty whatever for its violation, and sometimes with the assignment even of death as a punishment for its transgression. Esta opinión está respaldada por el hecho de que un mandamiento que se dice a veces, sin la amenaza de una pena cualquiera independientemente de su violación, y, a veces, incluso con la cesión de la muerte como castigo por su transgresión. In like manner, tradition frequently substitutes such a phrase as "he forfeited his life" for "transgression worthy of death." De igual manera, la tradición con frecuencia una frase sustitutos tales como "él pierde su vida" por "la transgresión de la muerte digna".

Civil Law. Derecho Civil.

On the other hand, the civil law of the Torah, which is more developed and bears a practical character, probably accords more closely with ancient Jewish legal procedure. Por otro lado, el derecho civil de la Torá, que es más desarrollado y tiene una carácter práctico, probablemente más estrechamente con los acuerdos de la antigüedad judía procedimiento legal. It reflects the conditions of an agricultural state, since most of the laws relate to farming and cognate matters. Es el reflejo de las condiciones de un estado agrícola, ya que la mayoría de las leyes se refieren a la agricultura y cuestiones afines. There was no Hebrew word for "store," although "just measure" was mentioned. No hubo palabra hebrea para "almacenar", aunque "justa medida" se mencionó. It must be borne in mind, however, that to satisfy the more advanced conditions of later times, the Talmudists both supplemented the Mosaic law and by means of analogy and similar expedients interpolated into the Torah much which it did not contain originally. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que para satisfacer las condiciones más avanzadas de épocas posteriores, la Talmudists tanto complementó el mosaico de la ley y por medio de la analogía y arbitrios similares interpolados en la Torah mucho que no contenía originalmente.

From the earliest times the Synagogue has proclaimed the divine origin of the Pentateuch, and has held that Moses wrote it down from dictation, while the religions based on Judaism have until very recently held the same view. Desde los primeros tiempos de la Sinagoga ha proclamado el origen divino del Pentateuco, y ha declarado que Moisés escribió que desde el dictado, mientras que las religiones se han basado en el judaísmo, hasta hace muy poco se celebró el mismo punto de vista. Biblical criticism, however, denies the Mosaic authorship and ascribes only a portion of varying extent to so ancient an origin. La crítica bíblica, sin embargo, niega la autoría del mosaico y le atribuye sólo una parte de distinta medida a un origen tan antiguo. A history of criticism in regard to this point is given by Winer ("BR" ii. 419 et seq.) and by Driver (in Hastings, "Dict. Bible," iii. 66), while Montefiore expresses himself as follows (lc): Una historia de la crítica en cuanto a este punto se da por Winer ( "BR" ii. 419 y ss.) Y por Driver (en Hastings, "Dict. Biblia," iii. 66), mientras que Montefiore expresa de la siguiente manera (lc ):

"The Torah-or teaching-of the priests, half judicial, half pædagogic, was a deep moral influence; and there was no element in the religion which was at once more genuinely Hebrew and more closely identified with the national God. There is good reason to believe that this priestly Torah is the one religious institution which can be correctly attributed to Moses. . . . Though Moses was not the author of the written law, he was unquestionably the founder of that oral teaching, or Torah, which preceded and became the basis of the codes of the Pentateuch." "La Torah-enseñanza-o de los sacerdotes, la mitad judiciales, la mitad pædagogic, fue una profunda influencia moral, y no hay elemento de la religión que era a la vez más auténticamente hebreo y más estrechamente identificadas con el Dios nacional. Hay buenas Razones para creer que este sacerdotal Torah es la institución religiosa que puede ser correctamente atribuidos a Moisés.... Aunque Moisés no es el autor de la ley escrita, fue sin lugar a dudas que el fundador de la enseñanza oral, o Torá, que precedió y Se convirtió en la base de los códigos del Pentateuco ".

The legal parts of the Torah are found in Ex. El jurídica partes de la Torá se encuentran en la Ex. xx.-xxiii., xxv.-xxxi., xxxiv.-xxxv.; Lev. Xx.-xxiii., Xxv.-xxxi., Xxxiv.-xxxv.; Lev. i.-viii., xi.-xxv., xxvii.; Num. I-viii., Xi.-xxv., Xxvii.; Num. v.-x., xviii., xix., xxvii.-xxx., these laws being repeated in Deut. V.-x., xviii., Xix., Xxvii.-xxx., Estas leyes se está repitiendo en Deut. iv. IV. et seq. Y ss.

Joseph Jacobs, Ludwig Blau Joseph Jacobs, Ludwig Blau

Jewish Encyclopedia, published between 1901-1906. Enciclopedia Judía, publicados entre 1901-1906.

Bibliography: Bibliografía:

Bacher, Ag. Bacher, Ag. Tan.; idem, Ag. Tan. Idem, Ag. Pal. Amor. Index, sv Tora and Studium der Lehre; Baumgartner, Les Etudes Isagogiques chez les Juifs, Geneva, 1886; Blau, Zur Einleitung in die Heilige Schrift, Strasburg, 1894; idem, Studien zum Althebräischen Buchwesen und zur Biblischen Litteraturgeschichte, Strasburg, 1902; Büchler, The Triennial Reading of the Law and Prophets, in JQR vi. Índice, sv Tora y Studium der Lehre; Baumgartner, Les Etudes Isagogiques chez les Juifs, Ginebra, 1886 1894 1902; Büchler, La Trienal de lectura de la Ley y los Profetas, en JQR vi. 1-73; Eisenstadt, Ueber Bibelkritik in der Talmudischen Litteratur, Frankfort-on-the-Main, 1894; Förster, Das Mosaische Strafrecht in Seiner Geschichtlichen Entwickelung, Leipsic, 1900; Hamburger, RBT supplementary vol. 1-73; Eisenstadt, en Bibelkritik Ueber der Talmudischen Litteratur, Frankfort-on-the-Main, 1894; Förster, Mosaische Das Strafrecht en Seiner Geschichtlichen Entwickelung, Leipsic, 1900; Hamburger, RBT complementario vol. iii. III. 60-75; Hastings, Dict. 60-75; Hastings, Dict. Bible, iii. Biblia, III. 64-73; Jew. 64-73; Judio. Encyc. vii. VII. 633-638; Michaelis-Saalschütz, Mosaisches Recht, Berlin, 1842-46; Herzog-Hauck, Real-Encyc. 633-638; Michaelis-Saalschütz, Mosaisches Recht, Berlín, 1842-46; Herzog-Hauck, Real-Encyc. xiii. XIII. 486-502; Weber, Jüdische Theologie, pp. 486-502; Weber, Jüdische Theologie, pp. 14-34, and Index, Leipsic, 1897; Winer, BR 3d ed., i. 14-34, y el Index, Leipsic, 1897; Winer, BR 3 ª ed., I. 415-422.

For the criticism of the Torah compare the text-books of the history of Judaism and of Old Testament theology. Para la crítica de la Torah comparar el texto de los libros de la historia del judaísmo y de la teología del Antiguo Testamento. See also Pentateuch.JLB Véase también Pentateuch.JLB


This subject presentation in the original English language Este tema presentación en el original idioma Inglés


Send an e-mail question or comment to us: E-mail Enviar una pregunta por e-mail o comentario para nosotros: E-mail

The main BELIEVE web-page (and the index to subjects) is at La web principal de CREER página (y el índice a los temas) está en
http://mb-soft.com/believe/beliespa.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario