BIENVENIDOS Y BENDECIDOS EN NOMBRE DE DIOS SEAN TODO/AS

Recuerden que "para los hombres y mujeres de fe, lo bueno de esto es lo malo que se está poniendo el mundo". Le desafío a "pensar en grande, a creer en grande, a hablar en grande, a hacer cosas grandes, pues tenemos al único Dios grande"

COPYRIGHT: DR. RAMÓN MURRAY

Datos personales

Mi foto
Miami, Florida, United States
El Dr. Ramón Murray (Teólogo, Filosofo, y Educador) nació en la Republica Dominicana el 23 de febrero de 1959. Adquirió su bachillerato en medios masivos de comunicación mención Artes Cinematográficas y Producción de Televisión en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). En el Faith Theological Seminary & Christian College en Tampa, Florida obtuvo su Maestría en Teología, Doctorado en Educación y Mass Comunicación, y su Doctorado en Filosofía y Consejería Pastoral y Familiar.Tambien tiene un doctorado en Teologia. Actualmente el Dr. Murray es el Presidente/ Fundador del Ministerio Misionero de Enseñanzas Bíblicas “Ancla de Salvación Internacional” en Miami, Florida donde pastorea una Iglesia. Al mismo tiempo se desempeña como Decano y profesor del Faith Theological Seminary, para el área hispana en Miami, Florida. Además es autor de los libros Manual Practico para el Ministerio Juvenil y Tu Martillo y Yo Clavo Nueva Teologia del Pensamiento Postneopentecostal. Creados Para Vencer, Como Llegar a Las Grandes Ligas

lunes, 29 de agosto de 2011

ENFERMEDADES TERMINALES


Introducción

Las enfermedades terminales es una materia de vital importancia ya que a diario nos encontramos con ellos y no solo eso, sino que tenemos que ministrar tanto a los enfermos como a los familiares y con el estudio de esta ya sabemos como actuar con ellos para un buen desenvolvimiento en nuestro ministerio de conserjería y ser mas efectivos en esos momentos difíciles de las personas, que son etapas de desesperación y fuertes crisis que sin una buena orientación en los estudios de enfermos terminales seriamos un fracaso.

Capitulo I

Enfermedades Terminales

Las Enfermedades Terminales son aquellas que están muy avanzadas y son mortales, es decir, ya van camino a la muerte. También entre estas están los enfermos desahuciados, que son aquellos que ya los médicos envían a sus hogares para pasar sus últimos días de vida. Estos ya no tienen ninguna posibilidad de vida mientras que los enfermos terminales con tratamientos se pueden recuperar y quizás curarse.

Las personas que sufren de una enfermedad de estas características tienen en sus días finales necesidades específicas.

El morir significa cambio, incluso cuando pensamos que estamos preparados vivimos con un miedo constante de que no podemos enfrentar esta situación. Tememos las clases de cambios que van a ocurrirnos a nosotros y también de que forma repercutirán estos cambios sobre los otros. Cuando una persona generalmente experimenta cinco diferentes etapas de respuestas emocionales y sus seres queridos pasan por las mismas reacciones emocionales.

Generalmente cuando la persona recibe la noticia, se niega a aceptar el diagnostico, creen que no es posible que les suceda a ellos. Piensan que quizás no es a ellos a quien le están hablando o creen que se ha cometido una equivocación en el laboratorio, y la mayoría van de médicos en médicos buscando mas opiniones para estar seguros que el diagnostico es real, buscando un rayo de esperanza. Pero no es el afectado solamente quien no quiere escuchar que va a morir, sino que sus pacientes y seres queridos tampoco. Con frecuencia las personas sienten una reacción de shock al oír la noticia. Una de las formas que se manifiesta el shock es la negación. Se ha calificado como amortiguador humano en los momentos de tragedia.

A través de la negación, insensibilizamos momentariamente nuestras emociones. Nuestro sentido del tiempo queda algunas veces en suspenso debido a nuestro intento de demorar las consecuencias.

La negación congela las emociones que un día han de salir a-flote. En una experiencia personal de una compañera de trabajo, que fue sometida a una operación y después esperaba los resultados del laboratorio, al llegar el día de recibir la noticia, ella fue con esperanzas de que le comunicaran que todo estaba bien. Para sorpresa de ella la noticia no fue la esperada. Los resultados fueron positivos, con un alto porcentaje de cáncer en el vientre. Ella fue al medico sola a darle la información y los documentos que confirmaban el diagnostico le dio un fuerte ataque de llanto y desesperación, y así tuvo que manejar a enfrentarse a sus hijos y esposo. Luego decidió buscar otras referencias medicas, los cuales afirmaron lo dicho por los médicos anteriores, es decir que ella esta en la etapa de la negación.

Otra etapa que sigue la negación, es que la persona después de no querer aceptar la noticia y buscado referencias medicas, decide reconocer su situación, y comienza a experimentar enojo, ira, celos, resentimiento, comienzan a preguntarse ¿por qué le pasa esto a ellos y no a otros? Se enojan con todos los que les rodean y están bien de salud, amigos, parientes, y médicos. Se enojan contra los médicos porque no pueden devolverle la salud. Se enojan con Dios porque permite que le suceda esto y no le cura de forma inmediata.

La ira es parte del proceso normal que experimenta la persona. A través de esta, puede que este pidiendo atención. La comunicación sincera y franca con el enfermo, es posible que le ayude a sentirse comprendido.

Otra etapa que pasan los enfermos terminales o deslucidos es tratar de negociar con Dios para que los sane. Comienzan a ser promesas por la desesperación por la desesperación a ver si consiguen la sanidad. No lo hacen por una convicción verdadera. Nuestro ministerio con los enfermos terminales es nada más que escuchar. Debemos ser oyentes dispuestos, una simple reflexión, un gesto cariñoso es todo nuestro ministerio.

Otra e las etapas difíciles es la depresión. La negación no ha dado resultado, la ira no ha dado resultado, la negociación tampoco. Así que el individuo llega a una conclusión de que debe hacerle frente a la muerte, puesto que nada le ha dado resultado. Lega la depresión la cual tiene dos partes, depresión reactiva que es en la que se piensa en las cosa pasadas y la otra es la depresión preparatoria la cual es pensar en las perdidas eminentes.

La otra etapa es la aceptación, la persona esta en una etapa de descanso. Consiente de lo que va a suceder. Es una aceptación pacifica de la muerte inevitable. La persona piensa todo el interés de lo que le ocurre a su alrededor.

Capitulo II

Cáncer, una enfermedad terminal
Cáncer (Medicina), crecimiento tisular patológico originado por una proliferación continúa de células anormales que producen una enfermedad por su capacidad para elaborar sustancias con actividad biológica nociva, por su capacidad de expansión local, o por su potencial de invasión y destrucción de los tejidos adyacentes o a distancia.

El cáncer que puede originarse a partir de cualquier tipo de célula de los diferentes tejidos del organismo. No es una enfermedad única, sino un conjunto de enfermedades con manifestaciones y curso clínico muy variables en función de la locación y de la célula de origen.

Existen numerosos tipos de canceres entre los que destacan tres subtipos principales. En primer lugar hay que mencionar los sarcomas, que proceden del tejido conjuntivo presente en los huesos cartílagos, nervios, bazos sanguíneos, músculos, y tejido adiposo. El segundo tipo los constituyen los carcinomas que surgen en los tejidos epiteliales como la piel o las mucosas que tapizan las cavidades y órganos corporales como el sistema respiratorio o digestivo en los tejidos glandulares de la mama y la próstata. Los carcinomas incluyen algunos de los canceres mas frecuentes como el cáncer del pulmón, el del colon, o el de la mama. Los carcinomas de estructura similar a la piel se denominan carcinomas de las células escamosas. Los que tienen una estructura glandular se denominan adenocarcinomas. En el tercer subtipo se encuentran las leucemias y los linfomas que incluyen los canceres que se originan en los tejidos formadores de las células sanguíneas. Pueden producir una inflamación de los ganglios linfáticos (adenopatias), aumento del tamaño del bazo (esplenomegalia), o invasión y destrucción de la medula ósea, así como la producían excesiva de leucocitos o linfocito inmaduros. Estos factores ayudan a su clasificación.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se registran 10 millones de casos de cáncer en todo el mundo y se producen 6 millones de defunciones anuales como consecuencia de la enfermedad. El cáncer es la segunda causa de muerte en los adultos en el mundo occidental (después de las enfermedades cardiovasculares) y es la principal causa de muerte por enfermedad (por detrás de los accidentes de cualquier tipo) en niños de 1 a 14 años. Existe una gran variabilidad en la incidencia de los distintos tipos de cáncer según el área geográfica. Estudios sobre poblaciones que han emigrado de un área geográfica a otra diferente sugieren que tales variaciones se deben más a diferencias en el estilo de vida que al origen étnico. Esto es comprensible, si se considera que la mayor parte de los cánceres se relacionan con factores ambientales más que con la herencia, pese a que ambos influyen.
Los cánceres que producen mayor mortalidad en Estados Unidos y en Europa son el cáncer de pulmón (primero en los dos sexos), el cáncer colorrectal (segundo si se suman ambos sexos), el cáncer de mama y de útero en las mujeres, el cáncer de próstata en los varones y el de estómago. Los mencionados son responsables de más del 55% de todas las muertes por cáncer. Cada año se producen entre 2 y 3 millones de casos de cáncer cutáneo, de los cuales unos 130.000 se agravan en forma de melanoma maligno. Globalmente, en España, los cánceres más frecuentes son los del sistema respiratorio (pulmón) seguidos por los del estómago, próstata, colon y mama. En las mujeres el cáncer de mama es el más frecuente aunque está aumentando de forma notable la incidencia y la mortalidad por cáncer de pulmón.

El crecimiento canceroso se define por cuatro características que describen cómo las células cancerosas actúan de un modo distinto a las células normales de las que proceden. En primer lugar, la autonomía, ya que estas células han escapado al control que, en condiciones normales, rige el crecimiento celular. La segunda característica es la clonalidad, ya que el cáncer se origina a partir de una única célula progenitora que prolifera y da lugar a un clon de células malignas (todas las células son idénticas). Las otras dos características restantes son la anaplasia, ausencia de diferenciación normal y coordinada, y la metástasis o capacidad de crecer y diseminarse a otras partes del cuerpo. Estas características pueden ser expresadas por las células normales no malignas durante determinadas etapas, por ejemplo, durante la embriogénesis; no obstante, en las células cancerosas estas características tienen un grado inapropiado o excesivo.

Conclusión
Es maravilloso el estudio y preparación y mucho mas la investigación de temas como este, con tanta amplitud ya que sin estos conocimientos no seriamos efectivos en la ministración a enfermos terminales o desahuciados así como a sus familiares.

La importancia de usar la ética en cada consejería o visita a los enfermos terminales ha sido el estudio superimportante ya que como consejero debemos estar diestros para hacer el trabajo y poner el nombre de nuestro Dios en alto.

Bibliografía

1. Sansano, Ricardo, Suicidio; Buscando Alternativas,
2. Vila, Samuel, Vida después de la Muerte.
3. Wright, Norman, Como aconsejar en situaciones de Crisis
4. Briscoe, Stuart, ¿Qué hacer cuando la vida falla?
5. Malkmus, Dr. George H., ¿Por qué se enferman los cristianos?
6. La Biblia
7. Notas de la Clase

ALTAGRACIA MURRAY, Th. B.,M.C.C

No hay comentarios:

Publicar un comentario